Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Categorías

Sindicación

MIS OTROS BLOGS

Alojado en
ZoomBlog
 

Septiembre del 2006

DESARROLLO URBANO DE OSORNO

Por DR. S. TARRASCH. Editor asociado a Pilaucoaldía. - 28 de Septiembre, 2006, 2:54, Categoría: General


DESARROLLO

URBANO  DE OSORNO.



Dr. S. Tarrasch












Existen muchos planes de mejora para el desarrollo vial
y  urbano de Osorno, los cuales, al parecer, se
ven muy atractivos.Hace poco escuché en un  medio de
comunicación local que el proyecto de la avenida
Juan Mackenna,  hasta la estación de ferrocarriles,
parece que  definitivamente va (desde que
tengo memoria que he escuchado eso para nuestra ciudad)
y que posiblemente  el año del bicentenario estará la obra
concluida. ¡Muy bien, me parece estupendo!! También se dijo
que otro proyecto importante, es la ampliación
de la avenida René Soriano y darle conectividad con doble vía por calle
Manuel Rodríguez hasta la plaza Fermín Vivaceta. ¿Parece perfecto verdad?
total, soñar no cuesta nada. Sin embargo éste doctor se pregunta lo
siguiente ¿Se justifica tener dos avenidas separadas por apenas una calle
(Francisco Bilbao)? ¿no será demasiado? Estoy de acuerdo, René Soriano y
Rodríguez, es una vía que descarga el tránsito del centro hacia la ruta
cinco por el sur, así como está, está bien, ¿para qué hacerle una doble vía
existiendo Mackenna que supuestamente se va a completar muy pronto? El
plano regulador de Osorno no ha previsto esa posibilidad y se tendría que
entrar a expropiar una enormidad con el consiguiente perjuicio y económico y
social. No ocurre lo mismo con la otra doble avenida, donde nunca se ha
podido construir en los sitios que quedan libres, incluso las nuevas
construcciones han debido levantarse detrás de la línea por donde debe pasar
la ampliación, es decir, la continuación debería pasar delante de la
tercera compañía de bomberos, detrás del pueblito artesanal y los monumentos
nacionales alemanes, delante del edificio Paillahue, por el estacionamiento
del Banco de Chile, la calzada de la calle Andrés Rosas, el estacionamiento
del Bavaria y así expropiando un poco, hasta la remozada estación de
ferrocarriles. Así como se ve, es muy factible y lógico por lo demás. Sin
embargo lo otro, una utopía. Para entrar a Osorno por el sur hay acceso
expedito que llevan al centro por una doble avenida aunque cambie de nombre.
(Soriano y Mackenna, pasando un tramo corto por Buenos Aires)
Veo a mi Osorno con otras carencias viales y que son muy necesario
concretar. Por ejemplo, debe terminarse la segunda pista de la avenida
Francia desde René Soriano hasta E. Wiebeerhold (hay un lunar muy feo a la
entrada del sector Bellavista –que lindo contrasentido- y el propietario se
niega al progreso de la ciudad) así como también finalizar la avenida
Zenteno ya que los tacos que se forman frente al colegio inglés (en realidad
puro nombre porque los alumnos no egresan hablando el idioma) son
fenomenales y nadie respeta el tremendo letrero y rallas amarillas que
prohíben estacionar. En fin, así podemos seguir, existen muchas calles sin
pavimentar, sobre todo en Rahue, que si va a tener un casino, ¡¡póngale
cemento a los alrededores para no espantar al turista!!
No soy experto urbanista, pero sí un ciudadano observador y crítico del
quehacer de las autoridades. Seguro dirán que el Dr. llegó cargado esta
semana, puede ser, pero sólo le interesa el progreso de su Osorno. Quiero
ver la doble avenida Mackenna antes de morir, porque la doble Manuel
Rodríguez no alcanzaré.


NOTA: El Dr. S. Tarrasch es editor asociado a Pilaucoaldía.
             Todas sus opiniones son de su exclusiva responsabilidad.


Permalink :: Comentar | Referencias (0)

NERUDA... la voz que no se apaga!!

Por Gabriel Venegas Vasquez, editor asociado de Pilaucoaldía - 23 de Septiembre, 2006, 6:08, Categoría: General

NERUDA...

LA VOZ QUE NO SE APAGA.



Tuvimos el raro privilegio de conocer al poeta de la frontera indómita,
hablando para los trabajadores del mundo entero desde los campos de
Cautín,  o desde los  peligrosos territorios del carbón de Lota, o desde
los lingotes de acero de Huachipato, o bien desde las tribunas de la
insigne Universidad de Concepción que abría las puertas a los poetas
de todas  las latitudes, gracias a la visionaria gestión de otro grande del
sur chileno,  Gonzalo Rojas. El mismo Gonzalo que llevaba a sus
estudiantes a visitar a Neruda en el rincón maravilloso de su "Isla Negra".
            Tuvimos maestros que a su alta cátedra literaria, agregaban la fuerza de su
genialidad creadora y de un profundo compromiso con el desarrollo cultural de Chile
y de esta parte del continente. Había que poner a la teoría vacía, el encanto y la
provocación de la palabra viva que salía de sus propios autores en memorables
jornadas literarias. Aprendimos a respetar la poesía y a los poetas; aprendimos
a caminar con las "palabras" metidas a fondo en la cabeza y en el corazón.
          Eran buenas tiempos para el amor al arte, para el amor a la vida, para
los grandes compromisos sociales. Los sueños de esa época eran limpios,
motivadores y visionarios como los de Martin Luther King; no tenían partido:
tenían sólo a hombres y mujeres levantando las banderas de los derechos humanos.
Allí aprendimos que la verdadera felicidad es la que se comparte con los demás.
          En este universo de esperanzas crecientes y de compromisos renovados,
leíamos a Neruda con entusiasmo joven, crédulo y solidario. Su palabra estaba
presente en las aulas y en las calles; y se hizo música y canto en las juventudes
de lenguas y culturas distintas. El Premio Nobel de Literatura vino a consagrar
lo que trabajadores y estudiantes del mundo ya habíamos consagrado.
        Hoy, al cumplirse 33 años de su muerte, en un triste 23 de septiembre de
1973, seguimos navegando por sus mares profundos, misteriosos, huracanados
o apacibles. Todavía escuchamos su voz cuando al recordarlo, lo vemos
con su manta y su boina, iluminando los senderos de
la Patria nuestra con el
más preciado de sus tesoros: su poesía.


Osorno, 23 de septiembre  2006.



 Jueves 28... Dr. S. Tarrasch...
 
DESARROLLO

 URBANO...
Avenidas :Juan Mackenna... y 
                   Manuel Rodriguez.
 


NOTA:  Gabriel  Venegas  V.  es editor asociado a Pilaucoaldía
              Todas sus opiniones son de su exclusiva responsabilidad

 



Permalink :: Comentar | Referencias (0)

NERUDA... siempre!!

Por raúl - 22 de Septiembre, 2006, 7:05, Categoría: General


NERUDA...  SIEMPRE!!!


















 








     En la fotografía,  en Rupanco,  en la cuarta casa en que vivió el poeta,  junto a los anfitriones osorninos,
     que la construyeron  para su amigo  Pablo Neruda,  Matilde y  Delia Dominguez, era el año 1964.



LAS VIDAS DEL POETA.


Su madre...

"Mis padres llegaron de Parral donde yo nací. Allí en el centro de Chile, crecen las viñas y abunda el vino.
Sin que yo lo recuerde, sin saber que la miré con mis ojos, murió mi madre doña Rosa Basoalto. Yo nací  el
12 de julio de 1904 y un mes después, en agosto, agotada por la tuberculosis , mi madre ya no existía." (1)

La Mamadre..

"Mi padre se había casado en segundas nupcias con doña Trinidad Candia,  mi madrastra.
Me parece increíble tener que dar este nombre al ángel tutelar de mi infancia.  Era diligente y
dulce, tenía sentido del humor campesino una voluntad activa e infatigable"(2)

La naturaleza...allí me daba una especie de embriaguez!

"... Me atraían los pajaros, los escarabajos, los huevos de perdiz. Era milagroso encontrarlos
en las quebradas, empavonados, oscuros y relucientes, con un color parecido al del cañon
de una escopeta. Me asombraba la
perfección de los insectos"(3)

Mi poesía

"Mi poesía y mi vida han transcurrido como un rio americano, como un torrente
de aguas de Chile, nacidas en la profundidad secreta de las montañas australes, dirigiendo
sin cesar hacia una salida marina el movimiento de sus corrientes. Mi poesía no rechazó nada
de lo que pudo traer en su caudal;  aceptó la pasión, desarrolló el misterio, y se abrió paso
entre los corazones del pueblo..." " Me tocó padecer y luchar, amar y cantar; me tocaron en
el reparto del mundo, el triunfo y la derrota,  probé el gusto del pan y el de la sangre.
Qué más quiere un poeta? Y todas las alternativas, desde el llanto hasta los besos, desde
la soledad hasta el pueblo,  perviven en mi poesía, actúan en ella, porque he vivido para
mi poesía, y  mi poesía ha sustentado mis luchas..."(4)



Notas:  1,2,3,4... "Confieso que he vivido".  Pablo Neruda.
La fotografía... es un regalo de nuestra Delia Dominguez.





 

 


Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

SEPTIEMBRE, MES DE LA PATRIA

Por Dr. S. Tarrasch, editor asociado a Pilaucoaldia. - 21 de Septiembre, 2006, 16:24, Categoría: General


SEPTIEMBRE, MES DE LA PATRIA
Dr. S. Tarrasch


 Esta semana vamos a hacer algo distinto pero contextual;
una pequeña reseña De por que se celebra el 19 de septiembre,
específicamente el "Día de las Glorias del Ejército", junto con el
célebre 18 de septiembre de 1810, que
evoca la Primera Junta Nacional de Gobierno.
El Ejército nació con la vida de la República y fue su principal
respaldo, Desde el primer instante de la Patria Libre. Tal vez por
ello y para honrar  Su tradición histórica, durante el Gobierno del señor
Ramón Barros Luco,  En  1915, se dictó la Ley Nº 2.977, que dispuso destinar el 19
de septiembre, al  Recuerdo de todas las Glorias del Ejército.
Al designar el 19 de septiembre como fecha digna de dicho recuerdo, el
Legislador quiso indicar que si la Patria nació el 18 del mismo mes, el
Ejército estuvo muy junto a ella desde el primer día, y puso cuanto estuvo
de su parte, para arrancarla del dominio secular de la Corona de España. Por
ello, Chile se enorgullece de su Ejército que ha ocupado siempre un sitial
de honor por su labor esencialmente profesional en resguardo de la seguridad
y soberanía de la Nación. Constantemente ha sido pilar esencial de los
atributos libertarios y fiel centinela de los preceptos morales y
patrióticos del pueblo chileno.
Las Glorias del Ejército que celebramos, se confunden con la Patria misma y
es digno de evocarse en esta ocasión el mandato histórico del Libertador
General Bernardo O"Higgins, de 16 de marzo de 1817, al crear la Escuela
Militar señalando con certera visión: "En esta Academia está basado el
porvenir del Ejército y sobre éste: la Grandeza de Chile."
La historia de Chile ha dado numerosos y grandes ejemplos de entrega a la
patria, evocamos a muchos hombres consagrados a la noble tarea de velar por
los intereses superiores de ella y el resguardo de nuestro territorio
nacional en tierra, mar y cielo, porque la patria es el valor supremo que
transciende al hombre y la significación moral de los símbolos que la
representan es nuestra virtud fundamental y nos lleva a dar la vida por
ella. No en vano Alonso de Ercilla y Zúñiga escribió en la araucana
refiriéndose a nuestro Chile.
"La gente que produce es tan granada, tan soberbia, gallarda y belicosa que
no ha sido por rey jamás regida, ni a extranjero dominio sometida."



NOTA: El  Dr. S.Tarrasch, es editor asociado a Pilaucoaldía.
             Todas sus opiniones son de su exclusiva responsabilidad.

Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

HAROLD PINTER... una referencia actual!!

Por raúl - 20 de Septiembre, 2006, 5:55, Categoría: General



         HAROLD PINTER...

              UNA REFERENCIA SIEMPRE ACTUAL!!!

Se concede una autorización general para su publicación
en periodicos en cualquier idioma después del 7 de diciembre
de 2005, a las 17,30 (hora de Suecia). La publicación en forma
no resumida en revistas o en libros requiere autorización de la
Fundación. En todas las publicaciones completas o de amplias
selecciones se tendrá en cuenta este aviso de copyright subrayado

Harold Pinter – Discurso del Premio Nobel

 

El lenguaje político, tal como lo usan los políticos, no se aventura para nada en este territorio, ya que la mayoría de los políticos, según la evidencia disponible, no están interesados en la verdad sino en el poder, y en mantenerlo. Para mantener el poder es esencial que la gente permanezca ignorante, que vivan ignorando la verdad, incluso la verdad de sus propias vidas. Lo que nos rodea, por tanto, es un inmenso tapiz tejido de mentiras de las que nos alimentamos.

Como sabe cada uno de los aquí presentes, la justificación para la invasión de Iraq fue que Saddam Hussein poseía un complejo altamente peligroso de armas de destrucción masiva, algunas de las cuales podían dispararse en 45 minutos, provocando una devastación atroz. Se nos aseguró que esto era cierto. No era cierto. Se nos dijo que Iraq tenía relación con Al Quaeda y compartía la responsabilidad de la atrocidad cometida en Nueva York el 11 de septiembre de 2001. Se nos aseguró que esto era cierto. No era cierto. Se nos dijo que Iraq era una amenaza para la seguridad del mundo. Se nos aseguró que esto era cierto. No era cierto.

La verdad es algo completamente distinto. La verdad tiene que ver con la manera en que Estados Unidos entiende su papel en el mundo, y cómo elige llevarlo a efecto.

Pero antes de volver al presente querría echar una mirada al pasado reciente; me refiero con esto a la política exterior estadounidense desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Creo que tenemos la obligación de examinar este periodo siquiera sea someramente, que es todo lo que el tiempo nos permite aquí.

Todo el mundo sabe lo que sucedió en la Unión Soviética y en toda Europa del Este durante el período de posguerra: la brutalidad sistemática, las abundantes atrocidades, la supresión férrea del pensamiento independiente. Todo esto se ha documentado y verificado de modo exhaustivo.

A lo que voy aquí es que los crímenes de los EE.UU. en el mismo período se han registrado sólo de un modo superficial; no se han documentado, y cuánto menos se han confesado, cuánto menos se han identificado siquiera como tales crímenes. Creo que esta cuestión debe tratarse, y que la verdad sobre ella tiene una relación bastante directa con la situación actual del mundo. Aunque constreñidos hasta cierto punto por la existencia de la Unión Soviética, las acciones de Estados Unidos por todo el mundo dejaron claro que habían concluido que tenían carta blanca para hacer lo que gustasen.

La invasión directa de un estado soberano nunca ha sido, de hecho, el método favorito de América. En general han preferido lo que han descrito como "conflictos de baja intensidad". "Conflictos de baja intensidad" significa que mueren miles de personas, pero más despacio que si les echases encima una bomba a todos de golpe. Significa que infectas el corazón del país, que estableces un tumor maligno y miras cómo florece la gangrena. Cuando el populacho ha sido sometido – o lo has matado a palos – viene a ser lo mismo – y los que son tus amigos, los militares y las grandes empresas, están cómodamente instalados en el poder, vas ante las cámaras y dices que la democracia ha triunfado. Esto era un lugar común de la política exterior estadounidense en los años a los que me refiero.

La tragedia de Nicaragua fue un caso muy significativo. Quiero presentarlo aquí como un ejemplo elocuente de la manera en que América concibe su papel en el mundo, tanto entonces como ahora.

Yo estuve presente en una reunión de la embajada norteamericana en Londres a finales de los ochenta.

El Congreso de los Estados Unidos estaba a punto de decidir si dar más dinero a los contras en su campaña contra el Estado de Nicaragua. Yo era miembro de una delegación que hablaba a favor de Nicaragua, pero el miembro más importante de la delegación era un tal Padre John Metcalf. Encabezaba la delegación estadounidense Raymond Seitz (entonces era el número dos de la embajada, luego fue embajador en persona). El Padre Metcalf dijo, "Señor, yo estoy a cargo de una parroquia del norte de Nicaragua. Mis feligreses han construido una escuela, un centro de salud, un centro cultural. Hemos vivido en paz. Hace unos pocos meses, los contras atacaron la parroquia. Destruyeron todo: la escuela, el centro de salud, el centro cultural. Violaron a las enfermeras y maestras, masacraron a los médicos, de la manera más brutal. Se comportaron como salvajes. Por favor, exija que el gobierno de los EE.UU. retire el apoyo a estos actos terroristas inaceptables".

Raymond Seitz tenía muy buena reputación como persona racional, responsable, culta y refinada. Era muy respetado en los círculos diplomáticos. Escuchó, calló un momento y luego habló con cierta gravedad. "Padre", dijo, "Me va a permitir que le diga una cosa. En la guerra, siempre sufren los inocentes". Hubo un silencio glacial. Lo miramos fijamente. No movió un músculo.

En efecto, siempre sufren los inocentes.

Por fin alguien dijo: "Pero en este caso 'los inocentes' eran víctimas de una atrocidad horripilante subvencionada por el gobierno de usted, una entre muchas. Si el Congreso concede más dinero a los contras, tendrán lugar más atrocidades de este tipo. ¿Acaso no es así? ¿No es por tanto su gobierno culpable de apoyo a actos de asesinato y destrucción en la persona de los ciudadanos de un Estado soberano?

Seitz siguió impertérrito. "No estoy de acuerdo en que los hechos tal como se han presentado apoyen estas afirmaciones", dijo.

Mientras salíamos de la embajada, un auxiliar me comentó que le gustaban mis obras de teatro. No contesté.

Hay que recordar que por entonces el presidente Reagan hizo la siguiente aseveración: "Los contras son el equivalente moral de nuestros Padres Fundadores".

Los Estados Unidos apoyaron la brutal dictadura de Somoza en Nicaragua durante más de cuarenta años. El pueblo nicaragüense, liderado por los sandinistas, derrocó este régimen en 1979, en una revolución popular impresionante.

Los sandinistas no eran perfectos. Tenían su buena dosis de arrogancia y su filosofía política contenía diversos elementos contradictorios. Pero eran inteligentes, racionales y civilizados. Emprendieron la tarea de establecer una sociedad estable, decente y plural. Se abolió la pena de muerte. Devolvieron la vida a cientos de miles de campesinos empobrecidos. Más de cien mil familias obtuvieron títulos de propiedad de tierras. Se construyeron dos mil escuelas. Una impresionante campaña de alfabetización redujo el analfabetismo de la nación a menos de una séptima parte. Se instauró la educación gratuita y un servicio de sanidad gratuito. La mortalidad infantil se redujo en un tercio. Se erradicó la polio.

Los Estados Unidos denunciaron estos logros como una subversión marxista/leninista. A los ojos del gobierno de los EE.UU., se estaba dando un ejemplo peligroso. Si se permitía que Nicaragua estableciese normas básicas de justicia social y económica, si se permitía que elevase el nivel de atención sanitaria y de educación y que alcanzase la unidad social y su dignidad nacional, los países vecinos harían las mismas preguntas y querrían las mismas cosas. Había en ese momento, claro, una feroz resistencia contra el status quo en El Salvador.

He mencionado antes "un tapiz tejido con mentiras" que nos rodea. El presidente Reagan solía describir a Nicaragua como una "mazmorra totalitaria". Esto era aceptado por los medios en general, y ciertamente por el gobierno británico, como un comentario justo y acorde con la realidad. Pero de hecho no hubo informes sobre escuadrones de la muerte bajo el gobierno sandinista. No hubo informes sobre tortura. No hubo informes sobre brutalidad militar oficial o sistemática. Jamás se asesinaban sacerdotes en Nicaragua. De hecho había tres sacerdotes en el gobierno, dos jesuitas y un misionero de Maryknoll. En realidad, las mazmorras totalitarias estaban en la puerta de al lado, en El Salvador y Guatemala. Los Estados Unidos habían derrocado el gobierno democráticamente elegido de Guatemala en 1954 y se calcula que más de 200.000 personas habían sido víctimas de las sucesivas dictaduras militares.

Seis de los jesuitas más destacados del mundo fueron salvajemente asesinados en la Universidad Centroamericana de San Salvador en 1989, por un batallón del regimiento Alcatl entrenado en Fort Benning, Georgia, EE.UU. Aquel hombre extremadamente valeroso, el arzobispo Romero, fue asesinado mientras decía misa. Se calcula que murieron 75.000 personas. ¿Por qué las mataron? Las mataron porque creían que era posible una vida mejor, y debía conseguirse. Esa creencia los identificaba inmediatamente como comunistas. Murieron porque se atrevieron a cuestionar el status quo, la extensión sin fin de pobreza, enfermedad, degradación y opresión que habían heredado al nacer.

Los Estados Unidos derrocaron por fin al gobierno Sandinista. Costó algunos años y considerable resistencia pero una persecución económica sin tregua y 30.000 muertos finalmente minaron la determinación del pueblo nicaragüense. Estaban exhaustos, y la pobreza había golpeado de nuevo. Volvieron los casinos al país. Se acabaron la sanidad y la educación gratuitas. Volvió la gran empresa con fuerzas redobladas. La "democracia" había triunfado.

Pero esta "política" en modo alguno se restringió a Centroamérica. Se ejerció por todo el mundo. Era inacabable. Y era además como si no hubiese tenido lugar.

Los Estados Unidos apoyaron y en muchos casos engendraron a cada una de las dictaduras derechistas del mundo tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. Me refiero a Indonesia, Grecia, Uruguay, Brasil, Paraguay, Haiti, Turquía, Filipinas, Guatemala, El Salvador, y por supuesto Chile. El horror que los Estados Unidos infligieron a Chile en 1973 no puede purgarse ni perdonarse jamás.

Hubo cientos de miles de muertes en estos países. ¿Ocurrieron? ¿Y son en todos los casos atribuibles a la política exterior de Estados Unidos? La  respuesta es, sí, ocurrieron, y son atribuibles a la política exterior americana. Pero no hay manera de saberlo.

No sucedió. Nunca ocurrió nada. Incluso en el momento en que estaba sucediendo, no sucedía. No pasaba nada. No interesaba. Los crímenes de los Estados Unidos han sido sistemáticos, constantes, salvajes, y no ha habido remordimiento, pero de hecho muy pocas personas han hablado de ellos. Hay que concedérselo a América. Ha llevado a cabo una manipulación absolutamente clínica del poder a escala mundial, mientras se presentaba con el disfraz de una fuerza del bien universal. Es un acto de hipnosis muy logrado, brillante, incluso ingenioso.

Sostengo aquí que Estados Unidos es, sin lugar a dudas, el mayor espectáculo ambulante del mundo. Quizá brutal, indiferente, despectivo y despiadado, pero también muy listo. Como viajante de comercio no tiene parangón, y su producto estrella es la egolatría. Se vende genial. Oigan a todos los presidentes americanos decir por la televisión "el pueblo americano", como por ejemplo en la frase "Le digo al pueblo americano: es hora de orar y de defender los derechos del pueblo americano, y le pido al pueblo americano que confíe en su presidente en la acción que va a emprender por el bien del pueblo americano".

Es una estratagema deslumbrante. En realidad el lenguaje se está empleando para impedir el pensamiento. La expresión "el pueblo americano" proporciona un almohadón de tranquilidad auténticamente voluptuoso. No necesitas pensar. Simplemente échate en el almohadón. Puede que el almohadón esté ahogándote la inteligencia y la capacidad crítica, pero es muy cómodo. Esto no se aplica, por supuesto, a los cuarenta millones de personas que viven bajo el umbral de la pobreza, ni a los dos millones de hombres y mujeres encarcelados en el vasto gulag de prisiones que se extiende a través de los EE.UU.

Los Estados Unidos ya no se molestan en organizar conflictos de baja intensidad. Ni ven la necesidad de ser reticentes, o indirectos. Ponen las cartas sobre la mesa sin temor ni duda. Sencillamente no les importan un carajo las Naciones Unidas, la ley internacional ni las críticas disidentes, a las que consideran impotentes e irrelevantes. También llevan del cordel un corderito que les anda detrás, la patética y mansa Gran Bretaña.

¿Qué le ha pasado a nuestra sensibilidad moral? ¿La tuvimos alguna vez? ¿Qué quieren decir estas palabras? ¿Se refieren a un término muy raramente empleado estos días–la conciencia? ¿Una conciencia que tiene que ver no sólo con nuestros propios actos sino con la responsabilidad que compartimos en los  actos de los demás? ¿Ha muerto todo esto? Fíjense en Guantánamo. Cientos de personas detenidas sin cargos durante más de tres años, sin representantes legales ni proceso en regla, detenidos técnicamente para siempre. Esta estructura totalmente ilegítima se mantiene en abierto desafío a la Convención de Ginebra. Lo que llamamos la "comunidad internacional" no sólo lo tolera sino que apenas piensa en ello. Esta infamia criminal la está cometiendo un país que se declara a sí mismo "cabeza del mundo libre". ¿Pensamos en los habitantes de Guantánamo? ¿Qué dicen los medios de ellos? Sale aquí y allá ocasionalmente–una noticia pequeñita en la página seis. Han sido consignados a una tierra de nadie de la que es muy posible que jamás puedan regresar. Hoy muchos, incluso residentes británicos, están en huelga de hambre, y son alimentados a la fuerza. No se andan con chiquitas en este asunto de la alimentación forzosa. Sin sedantes ni anestesia. Simplemente te meten un tubo por la nariz, a la garganta. Vomitas sangre. Esto es tortura. ¿Qué ha dicho el Ministro de Asuntos Exteriores británico sobre este asunto? Nada. ¿Qué ha dicho el Primer Ministro británico  sobre este asunto? Nada. ¿Por qué no? Porque los Estados Unidos han dicho: criticar nuestra conducta en Guantánamo es un acto hostil. O estás con nosotros, o contra nosotros. Así que Blair calla la boca.

La invasión de Iraq fue un acto de bandidaje, un acto patente de terrorismo de Estado, que demostró un desprecio absoluto al concepto de ley internacional. La invasión fue una acción militar arbitraria inspirada por una serie de mentiras sobre mentiras y una manipulación grosera de los medios, y por tanto del público; un acto pensado para consolidar el control militar y económico de Norteamérica sobre Oriente Medio, todo ello haciéndose pasar por una liberación – como solución última, al resultar injustificadas todas las demás justificaciones. Una afirmación formidable de fuerza militar responsable de la muerte y mutilación de miles y miles de inocentes.

Hemos traído al pueblo iraquí la tortura, las bombas de racimo, el uranio empobrecido, innumerables actos de asesinato indiscriminado, miseria, degradación y muerte, y lo llamamos "traer la libertad y la democracia a Oriente Medio".

¿A cuántas personas hay que matar para ganarse el apelativo de asesino en masa y criminal de guerra? ¿A cien mil? Más que suficientes, diría yo. Así pues, es justo que Bush y Blair sean juzgados por el Tribunal Penal Internacional. Pero Bush ha sido listo. No ha dado su ratificación al Tribunal Penal Internacional. Por tanto, si algún soldado (o político) americano se encuentra en apuros, Bush ha avisado de que enviará a los marines. Pero Tony Blair sí que ha ratificado el tribunal, y por tanto puede juzgársele. Le podemos dar al tribunal su dirección, si les interesa. Es el número 10 de Downing Street, Londres.

En este contexto, la muerte es irrelevante. Tanto Bush como Blair colocan la muerte muy atrás en sus prioridades. Al menos 100.000 iraquíes murieron bajo las bombas y misiles americanos antes de que comenzase la insurgencia en Iraq. Esa gente no importa. Sus muertes no existen. Son un espacio en blanco. Ni siquiera queda constancia de su muerte. "No nos dedicamos a contar cadáveres", dijo el general americano Tommy Franks.

Al principio de la invasión se publicaba en la primera plana de los periódicos británicos una fotografía de Blair besando en la mejilla a un niñito iraquí. "Un niño agradecido", decía el pie de foto. Unos días más tarde hubo un reportaje y fotografía, en una página interior, de otro niño de cuatro años sin brazos. Un misil había hecho volar por los aires a su familia. Era el único superviviente. "¿Cuándo me devuelven los brazos?" – preguntaba. Allí quedó la historia. Bueno, Tony Blair no lo había cogido en brazos, ni a él ni al cuerpo mutilado de ningún otro niño, ni al cuerpo de ningún sucio cadáver. La sangre es sucia. Te mancha la corbata y la camisa cuando estas pronunciando un sincero discurso por la televisión.

Los dos mil muertos americanos resultan embarazosos. Se les transporta a la tumba a oscuras. Los funerales son discretos, inanes. Los mutilados se pudren en sus camas, algunos para el resto de sus días. Así que tanto los muertos como los mutilados se pudren, en distintas clases de tumba.

Aquí tengo un fragmento de un poema de Pablo Neruda, "Explico algunas cosas"*:

Y una mañana todo estaba ardiendo,
y una mañana las hogueras
salían de la tierra
devorando seres,
y desde entonces fuego,
pólvora desde entonces,
y desde entonces sangre.
Bandidos con aviones y con moros,
bandidos con sortijas y duquesas,
venían por el cielo a matar niños,
y por las calles la sangre de los niños
corría simplemente, como sangre de niños.

¡Chacales que el chacal rechazaría,
piedras que el cardo seco mordería escupiendo,
víboras que las víboras odiaran!

¡Frente a vosotros he visto la sangre
de España levantarse
para ahogaros en una sola ola
de orgullo y de cuchillos!

Generales
traidores:
mirad mi casa muerta,
mirad España rota:
pero de cada casa muerta sale metal ardiendo
en vez de flores,
pero de cada hueco de España
sale España,
pero de cada niño muerto sale un fusil con ojos,
pero de cada crimen nacen balas
que os hallarán un día el sitio
del corazón.

Preguntaréis: ¿por qué su poesía
no nos habla del sueño, de las hojas,
de los grandes volcanes de su país natal?

¡Venid a ver la sangre por las calles,
venid a ver
la sangre por las calles,
venid a ver la sangre
por las calles!

Déjenme que aclare bien que al citar el poema de Neruda en modo alguno estoy comparando la España republicana con el Iraq de Saddam Hussein. Cito a Neruda porque en la poesía contemporánea no he encontrado ninguna descripción más poderosa y visceral del bombardeo de civiles.

He dicho antes que los Estados Unidos hoy no tienen ningún reparo en poner las cartas claramente sobre la mesa. Es así. Su política oficialmente declarada se define ahora como "dominio de todo el espectro". El término no es mío, es de ellos. El "dominio de todo el espectro" significa control de tierra, mar, aire y espacio y todos los recursos asociados a ellos.

Estados Unidos ocupa ahora 702 instalaciones militares en 132 países a lo largo y ancho del mundo, con la honrosa excepción de Suecia, naturalmente. No sabemos cómo lo han conseguido, pero allí están, en efecto.

Estados Unidos posee 8.000 cabezas nucleares activas y operativas. Dos mil están en alerta máxima, listas para dispararse en 15 minutos. Está desarrollando nuevos sistemas de fuerza nuclear, conocidos como revientabúnkers. Los británicos, siempre dispuestos a ayudar, proyectan reemplazar sus propios misiles nucleares Trident. ¿A quién, me pregunto yo, apuntarán? ¿A Osama bin Laden? ¿A ustedes? ¿A mí? ¿A Perico Los Palotes? ¿A China? ¿A París? ¿Quién sabe? Lo que sí que sabemos es que esta demencia infantil – la posesión y la amenaza de uso de armas nucleares – está en el centro mismo de la filosofía política americana actual. Debemos recordarnos a nosotros mismos que Estados Unidos está en alerta militar continua y no da señales de relajación.

Muchos miles, si no millones, de personas en los Estados Unidos están claramente hartos, avergonzados y airados por las acciones de su gobierno, pero tal como están las cosas no son una fuerza política coherente (todavía). Pero no es probable que disminuyan la angustia, la inseguridad y el miedo que vemos crecer a diario en los Estados Unidos.

Sé que el presidente Bush tiene muchos redactores de discursos competentes en extremo, pero a mí me gustaría presentarme voluntario para el puesto. Propongo esta pequeña alocución que puede dirigir a la nación por televisión. Me lo imagino con rostro grave, muy cuidado el pelo, serio, encantador, sincero, a menudo seductor, a veces sonriendo de medio lado, curiosamente atractivo, un modelo para los hombres.

"Dios es bueno. Dios es grande. Dios es bueno. Mi Dios es bueno. El Dios de bin Laden es malo. El suyo es un mal Dios. El Dios de Saddam era malo, y eso que ni siquiera lo tenía. Era un bárbaro. Nosotros no somos bárbaros. No le cortamos la cabeza a la gente. Creemos en la libertad. Dios también. Yo no soy un bárbaro. Soy el líder democráticamente elegido de una democracia que ama la libertad. Somos una sociedad compasiva. Electrocutamos y ponemos inyecciones letales compasivamente. Somos una gran nación. Yo no soy un dictador. Él sí. Yo no soy un bárbaro. Él sí. Y él sí. Todos lo son. Yo poseo autoridad moral. ¿Veis este puño? Ésta es mi autoridad moral. Y no vayáis a olvidarlo."

La vida de un escritor es una actividad muy vulnerable, casi desnuda. No hay por qué llorar por eso. El escritor hace su elección y tiene que atenerse a ella aunque le pese. Pero también es cierto decir que estás expuesto a todos los vientos, algunos heladores. Estás a la intemperie y desprotegido.Sin cobijo, sin protección–a menos que mientas, claro–en cuyo caso es que te has montado tu propia protección, y se podría decir que te has convertido en un político.

Me he referido a la muerte un buen número de veces esta tarde. Ahora voy a citar un poema mío titulado "Muerte".

¿Dónde encontraron al muerto?
¿Quién encontró al muerto?
¿Estaba muerto el muerto cuando lo encontraron?
¿Cómo encontraron al muerto?

¿Quién era el muerto?

¿Quién era el padre o hija o hermano
O tío o hermana o madre o hijo
del cuerpo muerto y abandonado?

¿Estaba el cuerpo muerto cuando lo abandonaron?
¿Abandonaron el cuerpo?
¿Quién lo había abandonado?

¿Estaba el muerto desnudo o vestido de viaje?

¿Qué os hizo declarar muerto al muerto?
¿Declarasteis muerto al muerto?
¿Hasta qué punto conocíais al cuerpo muerto?
¿Cómo supisteis que el cuerpo estaba muerto?

¿Lavasteis al muerto –
–le cerrasteis los dos ojos
– enterrasteis el cuerpo
– lo dejasteis abandonado
– lo besasteis?

Cuando nos miramos a un espejo pensamos que la imagen que nos mira se ajusta a la realidad. Pero muévete un milímetro y la imagen cambia. En realidad estamos viendo un conjunto infinito de reflejos. Pero a veces un escritor tiene que romper el espejo–porque el otro lado del espejo es el lugar desde donde nos está mirando la verdad.

Creo que a pesar de las inmensas dificultades que existen, es necesaria una determinación intelectual firme, inquebrantable, feroz, la determinación, como ciudadanos, de definir la auténtica verdad de nuestras vidas y nuestras sociedades – es una obligación crucial para todos, un imperativo real.

Si una determinación tal no toma cuerpo en nuestra visión política no tenemos esperanza de restaurar lo que ya casi se nos ha perdido – la dignidad del hombre.

–––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––

* (Nota del traductor: Fragmento de "Explico algunas cosas" de Pablo Neruda, que en el original inglés se cita de la traducción de Nathaniel Tarn, de Pablo Neruda: Selected Poems, published by Jonathan Cape, London 1970, usado con permiso de Random House Group Ltd.). Texto español, de De España en el corazón, en

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Estaba llegando al último peldaño de la escala

Por Pablo Varas. - 19 de Septiembre, 2006, 6:32, Categoría: General


         ESTABA LLEGANDO

         AL ULTIMO PELDAÑO

         DE LA ESCALA


Pablo Varas

 

Allí fue el todo por el todo, toda la apuesta a una sola mano,
sin ver las cartas, mirándolas y no viendo ninguna.

Habían sido tantos años, de beberse un sueño por cada hora que
pasaba, por meses y por años, de creerselos todos. Calendarios
de un mes aquí, dos meses allá, quince días sin luz y de tanto en
tanto una carta, a veces buenas otras con letras ciegas que se
arrastraban lentas como un tren carguero en la cuesta de Malleco.
Como el primer té en la mañana de un ciego.

Cuando miró hacia lo alto vió el cielo, este tenía una forma
cuadrada y no había nadie y estaban todos. Algunos hablando
con las pesadillas, otros mirándose en el espejo de los pasos perdidos.
Un segundo ya era el pasado y ninguno quería quedarse, era como
si arrancaran de aquel instante que estaba desapareciendo y que
volvía a nacer en el segundo siguiente, en aquel espasmo del reloj,
de aquella contracción hacia lo inconcluso.

Cuando con el brazo izquierdo lanza por los aires los cordeles y ve
que el garfio se aferra como un perro sin madre, con hambre al
cemento, por sus manos comenzaron a correr todas las arenas
que han nacido para estar prisioneras de los tiempos en los relojes.

Había que aferrarse a los dos cordeles, que son dos largos brazos
de alguna mujer que llora en una estación del sur a las once menos
cuarto, con un pañuelo húmedo entre los dedos.

Tiene ante sus ojos los ladrilos ordenados de la muralla, uno al lado
del otro, uno sobre el otro. Levanta la cabeza y está en cielo y
sueña que puede volar y sentarse a descanzar y lo intenta, logra
llegar al primer peldaño.

Respira fuerte, no quiere mirar hacia abajo ni hacia atrás.
Es el actor de aquel monólogo que se aprendió entre las sombras
de las paredes y el techo cuando la lluvia era una maleta que le
habían enviado los rios infantiles. Se sigue aferrando a esos
dos brazos enormes de largos. Apoya su cabeza y siente como
la sangre corre asustada.

Quiso recordar su infancia pero no habían pecados y los
sacrilegios no se habían  inventado, eran solo palabras que
estaban esperando su día para nacer.

Tensa todo el cuerpo para llegar, para seguir subiendo y
el balanceo es el cruze de un canal con aguas correntosas,
en un barco a la deriva. Escalar era también arrancar de la
muerte que se extendía como mala hierba en el suelo que el
abandonaba sin permiso.

Allí, mientras se balancea como un trapecista en sus primeros
pasos, escuchando una fanfarria interminable, de compases
atrazados, de notas mudas y falsas.

Otro esfuerzo y sube, sigue subiendo, apreta los dientes como
para que las palabras justas no se le arranquen, no lo dejen
desvalido de preguntas, de irse sin saber por qué el azul le
quita el sueño y el verde le quita el hambre.

Era esa hora del todo o la nada. De un cuchillo gitano cortante,
de fruncido gesto y que hiela la piel.

Aferrado al cordel, era un niño asustado de sus primeros fantasmas 
agarrado a la falda de su madre, de la mano de su padre cuando
sonaban los cañonazos de los recuerdos de la guerra y veía
desfilar los muertos, esos viejos esqueletos con sus banderas de
polvo y su olor a nada.

Un peldaño más no es suficiente. Es la sed su mano que intenta
hundirse para mojar sus dedos en el agua, aunque sea uno solo,
pero está lejos, siente como le habla, escucha su murmullo que se
acerca y se aleja como una amante sin apellidos, que tiene
inventariadas todas sus noches en la planta de sus pies.

Sube, sigue subiendo, comienza a ver como el final de acerca.
La tierra ya es un enano, una pequeña naranja, un casi cuarto
menguante, que yo he visto cuando me tapo un ojo a la salida de un  bar.

Está cerca, ahora más cerca, su respiración es su mejor aliada,
aspira profundo y sopla habia abajo, cualquier ayuda es necesaria,
sus manos están casi quemadas, no las siente.

La mano derecha sube y se aferra al ultimo peldaño, queda poco,
cierra los ojos y sonrie, siente como si  un escupo ajeno le hubiera
tocado la espalda y uno más y otro más. Su pie izquierdo se
resfala, el derecho intenta encontrar su espacio y no hay nada.

Flota como un astronuata buscando la dirección de los dos
primeros colores del arcoiris, como un malabarista sin confesarse,
como un mago sin su pañuelo, ya no quedan fuerzas.

Se mordió cada uno de los recuerdos, tuvo tiempo para tragarse
las penas y sacar del bolsillo izquierdo unas cuantas alegrias y con
ellas pintarse los ojos.

Una carcajada socarrona siente cuando sus dedos se sueltan de
la cuerda, y comienza a caer de espaldas, pasa frente a los peldaños
que había recorrido, lo hace lento, ya sin preocuparse.
Va rompiendo telas de arañas. 

Aquel zarpazo maldito y feroz como un control de trigonometria,
lo había encontrado en la mitad de su sueño que él dibujó.
Otra canción sonaría si hubiera, si hubiera estado Altazor
con su aeroplano, pensamos todos

Va sintiendo como se acerca de nuevo a la tierra, que ha
dejado de ser aquel enano, que abre su ombligo negro,
que es un agujero con olor.

Faltaban dos suspiros para que tocara piedras y se despidió.
Nos dejó a todos esperando que lo aplaudieramos, nos dejó
con los pañuelos amargos de las estaciones del olvido.

En ese momento pasaba un tren y se lo llevó a él solo. Sacó
su mano por la ventanilla para despedirse mientras se reía
y lo vimos todos, cuando se perdía en la curva antes de cruzar el rio.

Cuando el Jefe de Estación de Victoria nos preguntó a quién
estabamos esperando pensamos en decirle que a Victor.

Allí él nos contó que ese era un tren que no se detenía en ninguna
parte, que pasaba por todos los lugares, pero sólo se detenía
en las estaciones donde encontraba maletas que tenían el sonido
del agua y las palabras nuevas que los pasajeros que se subian
las habían inventado.

Cuando nos pusimos a mirar el cielo, estaba amaneciendo,
quedaba una que otra estrella y las maldecimos, como
su hubieran sido sirenas y nos pusimos a insultarlas
por haberlo invitado.

 

 

 

 

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

¿ASPIRACION LEGITIMA O CAPRICHO VALDIVIANO...

Por DR. S. Tarrasch. Editor asociado a Pilaucoaldia - 14 de Septiembre, 2006, 21:29, Categoría: General

¿ASPIRACIÓN LEGÍTIMA  O CAPRICHO

 VALDIVIANO POR LA  REGIÓN DE LOS

 RÍOS?

Dr. S. Tarrasch




   Hace algunos días invitaron a este doctor a la celebración del 52º
aniversario de la Universidad Austral de Chile.  El evento a nivel local
se realizó en el Museo Interactivo de Osorno (MIO) y estuvo
amenizado por un pequeño concierto en guitarra clásica de dos
prometedores alumnos del Conservatorio de Música de la universidad
–Luis Carrillo y Andrés Madariaga- más una muestra de animales
salvajes del sur de nuestro país.  Tras los discursos de rigor y las
palabras de buena crianza, a cada una de las autoridades allí
presentes, nos obsequiaron un ejemplar del recientemente editado
libro La Nueva Región de los Ríos; Una mirada desde la universidad.
Este trabajo es el conjunto de los puntos de vista de 16 especialistas
de diversas materias allegados a esa casa de estudios y en
general, actores relevantes del quehacer ciudadano de valdivia.  
    No voy a entrar al debate, ya muchos se han pronunciado antes y
existe bastante material al respecto, solo quiero detenerme en
el grado de organización de la gente valdiviana, el cual es envidiable. 
Ellos han peleado en todos los ámbitos por obtener su región.  Es muy
probable que  estén equivocados –los análisis serios así lo indican  y a
esta altura ya se sabe que la provincia de Valdivia por sí sola no tiene
meritos ni requisitos para ser una región. Lo que en un principio parecía
carrera corrida, se complicó ya que Osorno sacó la voz –al menos para
postergar la concreción del proyecto- lo que ha llevado a una reformulación
y a la larga menos favorable para los intereses de Osorno
    Acá se han sumado una serie de aspectos, partiendo desde el
terremoto del sesenta, el proceso de regionalización del Gobierno
Militar, la obstinación del Senador Valdés, las promesas electorales y el
sentimiento valdiviano.  La vecina ciudad tiene lo que a nosotros
siempre nos ha faltado, unidad ciudadana, ideales, identidad y
perseverancia.  Lamentablemente Osorno ya llegó tarde a la discusión
y hoy nos quieren anexar al proyecto a cambio de algunas compensaciones
menores.  De concretarse, está claro que sería como un matrimonio mal
habido y que iría directo a la separación.  No pueden juntarnos con
quien no nos quiere y a quien no queremos.
        Si me preguntan, prefiero seguir tal cual, pero si es por empuje,
Valdivia merece ser región, no obstante, hay que ver el bien común
y lo más conveniente para Chile.  Los proyectos que se concretan a
la fuerza casi siempre terminan mal.  De esto hay que sacar lecciones,
Osorno debe aprender de Valdivia y dejar de ser una ciudad pasiva,
con autoridades que pesan poco políticamente, crear instancias
reales de participación y que concreten cosas, no que sean organizaciones
de papel.  Hay mucho que hacer y al parecer también, resignarse a
lo inevitable; depender de Valdivia como en antaño cuando hubo que
pelear para ser provincia independiente de Valdivia. Parece que la
historia se vuelve a repetir y Osorno será el perjudicado. 


 NOTA: El Dr. S.  Tarrasch es editor asociado a Pilaucoaldía.
    Todas sus opiniones son de su exclusiva responsabilidad.

    Regístrate ya - http://pilaucoaldia.zoomblog.com

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

HOY... ASAMBLEA CIUDADANA!!

Por raúl - 13 de Septiembre, 2006, 6:43, Categoría: General



ASAMBLEA CUIDADANA

ASAMBLEA CIUDADANA TOMA POSICIÓN FRENTE
A LAS INDICACIONES DEL EJECUTIVO PARA
LA CREACIÓN
DE
LA REGIÓN DE LOS RÍOS
 
         Conocidas las indicaciones del Ejecutivo que serán presentadas al
Senado para la creación de
la Región de Los Ríos, la Comisión
Directiva
de la Asamblea Ciudadana realizó un primer análisis sobre
el tema que será dado a conocer a la asamblea este miércoles
13, a las
19.00 horas en
la Sala se Sesiones de la Municipalidad. Teniendo en
cuenta la importancia de esta reunión, se espera una amplia asistencia
de todos quienes han dado vida a la participación ciudadana osornina.
 
         Cabe recordar que la Asamblea Ciudadana, la única que ha presentado
documentos debidamente fundamentados como posición en defensa de Osorno
ante la inminente división de
la Región de Los Lagos, desde enero pasado propuso
condiciones para que
la Provincia de Osorno se incorpore, como mal menor,
a
la Región de Los Ríos; condiciones que se hicieron llegar a la Cámara
de Diputados, al Senado, al Ministerio del Interior y a la propia Presidenta
de
la República, Michelle Bachelet.
        
          Las condiciones son: Integración en igualdad territorial y administrativa
de las provincias de Valdivia y Osorno (lo que significa la anexión de las comunas
de
La Unión, Río Bueno y Lago Ranco a Osorno); Capital Regional en el
eje
La Unión Río Bueno; distribución equilibrada de seremías y servicios públicos
regionales; recuperación de la unidad político-administrativa de
la Provincia
de Osorno con distritos y circunscripción electorales y la creación de una
Corte de Apelaciones.


ESTA NOCHE A LAS 19,00 HRS. EN LA SALA DE SESIONES DE LA
ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE OSORNO
 



Permalink :: Comentar | Referencias (0)

INFORMACION DEL CONSUMIDOR

Por ASOCIACION CONSUMIDORES OSORNO - 13 de Septiembre, 2006, 4:58, Categoría: General



Consumidores en Fiestas Patrias


A pocos días de la llegada del 18 de septiembre, la mayoría de los
chilenos está pensando en el asado con la familia y amigos, además
de qué fonda visitar. Antes de hacer realidad esos deseos, lo conveniente
es que siga algunas recomendaciones.


En Chile, al hablar de qué hacer para las
fiestas patrias, el asado ocupa un sitial
de privilegio. Reunirse junto a la familia o
amigos en torno a un buen trozo de carne
a la parrilla se transforma en un ritual que
nadie se quiere perder, pero que, para muchos,
este año habrá que limitar.
Al menos así se estima, luego de que el INE
diera cuenta de que la carne ha registrado
aumentos considerables en relación a igual
período del año pasado. De hecho cortes como
el asado carnicero, el lomo y la posta han
aumentando cerca de un 25 %. Y a pesar de que
se ha levantado la restricción a las carnes
argentinas para su importación, no se espera una
baja del producto, al menos, antes del 18.
Pero como la idea no es quedarse sin el asado, la recomendación pasa por cotizar en
diversos lugares el precio de las carnes, además de complementar los asados de vacuno
con otros tipos de carne, como el pollo o el cerdo.

Las Fondas    Sin duda que ramadas y fondas son protagonistas estelares en las
celebraciones de fiestas patrias. Sin embargo, hay fondas y fondas, por lo que siempre es
necesario conocer algunos consejos antes de acercarse a estos lugares. A saber:
1.- Consuma sólo en los locales autorizados. Esta es su única garantía de seguridad.
2.- Observe que el personal que manipule alimentos muestre buenos hábitos higiénicos,
y cuente con delantal y gorros limpios.
3.- Fíjese que la persona a la cual le está pagando no sea la misma que prepara el producto
que usted está comprando.
4.- Cuídese de no consumir alimentos en evidente mal estado o de procedencia poco clara.
5.- El recinto general deberá disponer de servicios higiénicos para el público y para los
manipuladores de alimentos, separados por sexo y con lavamanos.
6.- Vea que en la fonda no hayan animales domésticos; mucho menos insectos o roedores.
7.- En los alrededores de la fonda no debe haber focos de insalubridad, como acumulación
de basuras.
8.- No consuma platos preparados que incluyan hortalizas crudas que crecen bajo y a ras de
suelo, tales como lechugas, apio, repollo, cilantro, perejil, etc.
9.- Los alimentos deben estar protegidos adecuadamente del ambiente. Aquellos que requieran
frío, que estén en vitrinas o sistemas de refrigeración. 10.- Las basuras estén dispuestas en
recipientes con tapa.
Finalmente, nunca está demás recomendar que consuma alcohol de manera moderada y si
va ha conducir no beba.

Fuente: Sesma
Fecha: 10 de septiembre de 2006

 
    Gentileza :  
" ASOCIACION CONSUMIDORES DE OSORNO "
 
 


Permalink :: Comentar | Referencias (0)

TEATRO DEL LAGO... programa...SEPTIEMBRE

Por Raúl - 9 de Septiembre, 2006, 4:34, Categoría: General

 


Programación entretenida todo el mes de Septiembre


Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Otros mensajes en Septiembre del 2006

Blog alojado en ZoomBlog.com