Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Categorías

Sindicación

MIS OTROS BLOGS

Alojado en
ZoomBlog
 

5 de Septiembre, 2006

LAS NUBES PASAN...

Por Pablo Varas. - 5 de Septiembre, 2006, 5:23, Categoría: General



Las nubes pasan

desde aquel día en silencio.

Para recordar a César Avila Lara, profesor, detenido desaparecido, quien fué
visto en la Tercera Comisaría de Rahue el día 28 de Septiembre de 1973.

 Para la entrañable Irma Ponce y los suyos, ella sabe cuanto la queremos.
El calendario marcaba día 28, mes de septiembre, año de 1973. Hablaré por ese tiempo.
El reloj había perdido todos sentidos. Diría que eran días sin sombra, nunca tanta gente
había mirado al suelo, como pidiendo que la tierra se lo tragase como para pagar la vergüenza,
de lo que había sido, de lo que se había tocado con la punta de los dedos.La estatua que
nos sonreía siempre desde el medio de la pileta frente al Liceo de niñas de Osorno,
dejó que la paloma que tenía en su mano derecha se escapara, y se llevara aquellos nombres
que había conocido. Se los llevó a todos. Fue ella la que vió pasar a Cesar con su paso
rápido rumbo a la  prisión, no le pudo ayudar, ella vió todo lo que pasaba a sus espaldas

El no sintió los pasos que lo seguían, su preocupación era Irma, y claro, si se habían dado
cuatros besos enormes y bellos. Ese día había hecho sus clases como siempre, como un
profesor sin  confesionario, nadie percató sin duda algún instante de distracción, entró
a las salas de clases con su rostro de maestro, con sus puños apretados
guardando algunas piedrecitas con algo de música. Especial atención colocó
cuando con los niños der tercero B, fueron colgando los volantines que llenaron
de colores la sala de clases. Otros, sus más cercanos podrán contar ese día en particular.
Había también una hoja en un escritorio en la que estaba su nombre Cesar Avila Lara,
una garra la tomó en su bolsillo.
Yo les contaré lo que dijo entre susurros una vieja loca que durante años estaba sentada
en la punta del camino que lleva a Maicolpué, es un trazado que atravieza kilometros
habitados por Huilliches, gente sencilla, que  viven de lo que venden en el mercado que
cada día se hace en la feria libre de Rahue. No puedo decir que eso sea verdad, nadie
le otorga a una loca lo  que dice y cuenta.
Cuando aquella mujer extendió aquel pañuelo quedaron al descubierto dos tapas de botellas,
un trozo de plástico, siete piedras y una pata de conejo, o se parecía a eso.
Le pegaron me contó. Se quedó en silencio, frunció el ceño, esperaba que ella hablara
yo no  tenía otra alternativa.
No habló, me dijo, él contó sus clases, no dió los nombres de sus alumnos, leyó poemas,
cantó canciones de cuna, pero eso no era suficiente, ellos querían que les dijera otras cosas.
Allí fue, en la Tercera Comisaria de Carabineros de Rahue, en Osorno cumplieron la orden.
Cesar Avila debe no existir, hay que hacer que nunca más lo vean, lo escondieron, pero se
olvidaron que sus pasos estan y estarán para siempre sonando en cualquier colegio, estarán
en una sala de clases, estarán en las palabras de otros profesores, aparecerán sus
palabras escritas en el vapor que nubla los vidrios de una ventana en la escuela N° 217
de Cancha Larga o en la N° 245 de Puaucho. Cesar alcanzó a escribir una carta a
todos sus amigos. "gracias por haberme querido, a ustedes les dejo todo, a ellos nada."
A Irma y a sus hijos les dejó todos los besos del mundo y las palabras que
utilizan los que son maestros para siempre en cada sala clase.A nosotros la tarea
de no olvidarle. La pobre loca, guardó en su saco aquel pañuelo sucio y descolorido.
Cerró los ojos y movió un par de veces su cabeza, como negando algo que ella
hubiera visto, los conozco decía mientras se alejaba. Llega cada 28 de
septiembre en la mañana y dice que ve pasar a Cesar Avila montado en una
nube con muchos niños que hacen volantines mientran cantan canciones y si
le preguntan como está Cesar ella responde que igual que siempre. Después
se queda en silencio.

Pablo Varas

Bruselas Bélgica

Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com