Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Categorías

Sindicación

MIS OTROS BLOGS

Alojado en
ZoomBlog
 

COMO DICE LA CANCION NACIONAL.

Por Pablo Varas, desde Bélgica. - 18 de Agosto, 2007, 1:56, Categoría: General



COMO DICE LA CANCION NACIONAL

 

Pablo Varas

 

¿No es un triste espectáculo el que protagonizó un general del ejército chileno, al no presentarse a la cárcel para cumplir una condena por un delito, que quedó perfectamente comprobado y sobre el cual se dictó sentencia? Es sencillamente una norma bastante generalizada. La valentía es un valor con el que no se nace.

 

Tuvo suerte el general Iturriaga, nadie lo agredió, no tuvo que pasar por esos inconvenientes de sesiones de tortura, estar vendado por semanas, nadie le dijo que si no se portaba bien traerían también a su madre, a su padre y a sus hijos, nadie lo asustó, lo trataron sin duda como al parecer se trata a un inculpado de delito, proceso justo y derecho a defensa, sin olvidar unas condiciones de permanencia en la cárcel bastantes aceptables. Sobre esto sus "camaradas de armas" no han dicho nada, y es comprensible. Para ellos esto no se conocía, este procedimiento que está ajustado a un trato justo, se distancia del que el general Iturriaga dio a los prisioneros que estuvieron bajo sus manos en los cuarteles en que él era el oficial, y que representaba a las Fuerzas Armadas. Desde esos cuarteles sacaron a chilenos y están hasta hoy, desaparecidos. Soñaba pasearse con una fusta en mano y con una capa que le llegara a media pierna. Su voz no era la más fuerte que se escuchaba en los recintos de tortura, eran los gritos de los torturados.

 

Esta acción de "cobardía extrema" en un ex oficial de las FFAA chilenas, me hace recordar como a millones de niños y adolescentes se le enseñó a mentir, por Decreto. Todos recuerdan esa frase del himno nacional, "vuestros nobles valientes soldados" y que había que cantar voz al cuello los días lunes, antes de entrar a clases.

 

Decir que los oficiales de las FFAA no son del todo lo valientes que uno piensa, es fácil de comprobar. Hace ya algunos años trataron de sentar en una mesa a las victimas y los victimarios, y no dio el resultado que se pretendía. Sencillamente los oficiales no dijeron la verdad, mintieron y lo hicieron para salvarse de los juicios, de un proceso justo, y finalmente de una condena, porque ellos sabían que los asesinos están en el interior de sus cuarteles. Los generales que son el Estado Mayor de hoy, fueron los tenientes de ayer, esos que mandaban a los suboficiales a matar, los que decían que había que darles muchos palos a los izquierdistas, porque eso pasó, así se pasaron las cosas.

 

La valentía de que hacen tanta propaganda y gala es mentira, basta mirar en la historia nuestra como fue la llamada "pacificación de la Araucanía", sencillamente una guerra de campo arrasado, sin prisioneros y eso no es valentía. El listado de muertos por balas del ejército es largo y muy triste, en Chile hay más calles con nombres de héroes de "charreteras", que obreros muertos a mansalva. Se han gastado más balas en matar a chilenos que en defender  la patria

 

La valentía ha estado sin duda del lado del "mundo civil", los enemigos del "mundo militar". La verdad ha estado de este lado, no del lado de las bandas de músicas. Los familiares han acusado siempre a las FFAA como las responsables de la muerte o desaparición de sus seres queridos. La consecuencia y el trabajo para demostrar lo irrefutable están en este lado, en el de los más sencillos. La arrogancia, el pantalón bien planchado las charreteras brillantes, son sencillamente un decorado, una patraña que arropa la pírrica victoria de una masacre y del terror, por tantos años y que en sus reuniones reivindican.

 

Estar escondido por más de 50 días y ser detenido para pasar algunos años en una cómoda y confortable cárcel para militares, confirma que este segmento de la sociedad son un gueto., sencillamente no son necesarios. Esperamos  que algún día en que la humanidad de un salto mayor hacia la dignidad, en un mundo verdaderamente de hombres libres,  los militares sean un pésimo recuerdo, del cual haya que hacer más esfuerzo para olvidar que existieron.

 

No son tan valientes como dice la canción nacional, ni como hablan algunos libros de historia Muchos están asustados en sus casas, tratando de dormirse en sus sillones sencillamente porque deberán responder por uno o varios delitos, por los cuales nunca pensaron que  los iban a procesar.

 

Que alegría significa tener una vez más la razón.

No son tan valientes como nos hacían creer, cuando en esos años nos llevaban a los desfiles militares, en esos años éramos niños, sencillamente por eso.

 

 

 

 

Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com