Calendario

<<   Abril 2009  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Categorías

Sindicación

MIS OTROS BLOGS

Alojado en
ZoomBlog
 

LeerGratis.com - 7 new articles

Por loboveloz - 24 de Abril, 2009, 18:15, Categoría: General


Your FeedBlitz Updates

 

Your email updates, powered by FeedBlitz

 

"LeerGratis.com" - 7 new articles

  1. ‘El niño de los caballos’, de Rupert Isaacson
  2. Canto de Sirena de Gregorio Martínez
  3. Hija del viento de Alejandra Pizarnik
  4. Desde la imprenta oficial del gobierno de Kris Neville
  5. ‘La venjança del bandoler’, de Martí Gironell
  6. ‘Habana Flash’, de Xavier Alcalá
  7. ‘Invierno en Madrid’, de C. J. Sansom
  8. More Recent Articles
  9. Search LeerGratis.com

‘El niño de los caballos’, de Rupert Isaacson

Cuando afrontamos la lectura de un libro de viajes, siempre nos aguardan sorpresas. Conoceremos lugares exóticos, pueblos lejanos y costumbres ancestrales. El mundo es tan grande que es difícil conocerlo en profundidad y una buena manera de viajar con la imaginación es la lectura de estas obras. Y si, además, la obra nos toca nuestra fibra sensible, como en el caso de ‘El niño de los caballos’, el éxito está asegurado.


Portada de 'El niño de los caballos'

Portada de 'El niño de los caballos'

Su autor, Rupert Isaacson es un periodista norteamericano –aunque nació en Londres, vive en Austin, Texas- que escribía discursos políticos y libros de viajes, en los que combinaba lo exótico con los mitos ancestrales de las tribus de los países a los que viajaba. Por ejemplo, visitó las tierras africanas en busca del rastro de las tribus bosquimanas, cuyas costumbres, mitos y vida cotidiana plasmó en un libro. Sus obras siempre han tenido la peculiaridad de bucear en la mística y el chamanismo de los pueblos que visitaba, profundizando en aquellas culturas, no por ancestrales menos apasionantes y plenas de sabiduría.

Además, Isaacson se dedicaba a cuidar caballos. Era una especie de ’susurrador’ de éstos animales, es decir, aquellas personas –todos conocemos la película protagonizada por Robert Redford- que hablan a los caballos con problemas de domesticación para conseguir que confíen en las personas.

Por su parte, su esposa Kristin Neff, trabajaba como psicóloga clínica en un centro de Texas, con niños que presentan problemas de socialización y relación con los demás.

Cuando ambos tuvieron un hijo, su dicha parecía perfecta. Pero Rowan, que así se llama el muchacho, cuando tenía tres años, comenzó a mostrar síntomas de autismo que fueron confirmados por los médicos. Puesto en tratamiento, nada parecía hacerle efecto. Ni las terapias, ni el programa de educación especial, ni la dieta alimentaria producían la menor mejoría. Incluso su padre pensó en abandonar el cuidado de los caballos temiendo que éstos pudieran dañar al niño. Por ello, su sorpresa fue mayúscula cuando vio que una de las yeguas de su propiedad, ya vieja y caprichosa, Betsy, desarrollaba con el muchacho un curioso vínculo de comprensión y afecto: Rowan, cuando estaba en su compañía, se mostraba tranquilo y mucho más comunicativo.

Igualmente, con ocasión de la visita de unos chamanes a Texas para promocionar una de las obras de Isaacson, pudo comprobar que sus cantos y danzas mágicos aliviaban al niño.

Jinetes en el festival mongol de Naadam

Jinetes en el festival mongol de Naadam

A la vista de todo ello, Isaacson concibió un sueño loco. Hay un lugar en la tierra donde los caballos son poco menos que sagrados y el chamanismo una religión: Mongolia. Por ello, los desesperados padres planearon un viaje por las tierras de aquel país como tratamiento alternativo para el niño. Allí estaría en contacto con caballos que descienden de los primeros que fueron domesticados por el hombre y sería tratado por chamanes que, a su vez, conservan los conocimientos ancestrales y cuasi míticos de los primeros brujos.

Lleno de un admirable fe en sus posibilidades, se puso a buscar financiación para su descabellado proyecto. Con la propuesta de escribir un libro sobre el viaje y rodar un documental, se pasó tres años de editorial en editorial hasta que, al fin, una de las más importantes de Estados Unidos, Little, Brown and Company, le compró los derechos.

Alternando en su recorrido una furgoneta destartalada y mulas, emprendieron un viaje de cuatro semanas por las tierras de Mongolia, de chamán en chamán, asistiendo a todas las ceremonias que les era permitido y relacionando a Rowan con los caballos y sus cuidadores de forma estrecha. La consecuencia del viaje fue lo que Isaacson se resiste a denominar cura, pero sí califica de asombrosa recuperación.

Caballos de Mongolia reposando junto a sus jinetes

Caballos de Mongolia reposando junto a sus jinetes

Y, fruto de todo ello, es ‘El niño de los caballos’, un a modo de diario de tan peregrino viaje, que narra las experiencias vividas a lo largo de él y la mejoría de su hijo. Y también un documental y un largometraje –éste último, aún en proyecto- que será producido por Mark Ordesky, ejecutivo de la trilogía de ‘El Señor de los anillos’ y cuyo guión escribe el propio Isaacson.

Pero ‘El niño de los caballos’ es, sobre todo, el testimonio de un padre capaz de llegar, literalmente, al fin del mundo en busca de la curación de su hijo y con una fe inconmovible y excepcional en lograrlo, así como un ejemplo de tenacidad y lucha vital.

'La tierra de curación', otra obra de Isaacson

'La tierra de curación', otra obra de Isaacson

Baste, como ejemplo, la primera impresión que les causó el encuentro con los chamanes mongoles, de los que Isaacson dice que, al principio, pensó que había sido un gran error, ya que todos tocaban tambores y cantaban alrededor del niño, enloqueciéndolo, y a él y a su esposa los azotaron con cueros y los sometieron a vejaciones aún peores. Pero, repentinamente, Rowan pareció sentirse cómodo entre aquellos brujos y se puso a jugar con ellos. Incluso hizo el primer amigo de su vida, un niño nativo, al que bautizaron como Tommoo, con el que se encontró en ese campamento y que los acompañaría a lo largo de todo el viaje.

Nos encontramos ante un relato extraordinario por su profundo y enternecedor contenido humano, por la lección de tesón y lucha contra la adversidad que enseña y por la enseñanza de cariño a los animales que proyecta.

Es una de esas obras cuya calidad literaria es indiferente, e incluso insignificante, ante la lección humana que brinda. Todos los padres que tengan hijos con autismo –y también los que no los tengan, e incluso quienes ni siquiera tengan hijos- tienen mucho que aprender de este libro: vencimiento de la frustración, lucha y afán de superación son algunas las enseñanzas que nos puede dejar la historia del pequeño Rowan.

Estamos deseando que se ruede y estrene la película, que, si como es de esperar, se parece al libro, constituirá un maravilloso relato de cómo se debe luchar por no perder la esperanza y, abandonando toda frustración, esforzarse por superar la adversidad. Y también, no lo olvidemos, una extraordinaria historia de afecto por los animales.

Fotos: Portada de ‘El niño de los caballos’: tomada de la web de la editorial Barnes & Noble | Naadam: Wiggum en Wikipedia | Caballos de Mongolia: JoapV en Wikimedia | Portada de ‘La tierra de curación’: Tomada de la web de Borders Stores



Canto de Sirena de Gregorio Martínez

Gregorio Martínez (Nazca, Perú, 1942) escribe su más conocida novela Canto de Sirena (1976) revalorando el ethos de la etnia negroide en el Perú. Su relato brinda continuidad al folklore, la vida en las haciendas de los peones indios y negros, el lenguaje popular y la picardía del descendiente de negros bozales Candelario Navarro, anciano de 81 años que recuerda sus aventuras sexuales, sus pendencias, su rebeldía, la interacción social con las clases privilegiadas y su vida de huaquero y peón.


Canto de Sirena

Canto de Sirena

Esta obra tuvo por carátula el cuadro de una sirena con rasgos negroides, algo tosca y sonriente, pintado por Tilsa Tsuchiya (1936-1884), artista plástica nisei que captó el ethos negro de la sensualidad de la raza afroamericana, dibujando una sirena negra, lejos del patrón de belleza occidental con que se retrata a esos seres mitológicos. El escenario es el pueblo de Coyungo en Nazca, Perú, lugar donde la creencia popular sostiene que el aullido de los zorros apaga el canto de las sirenas.

La agitada sexualidad de Candelario: Candelario tiene formación sexual de familia, cuenta con una tía Norberta, muy promiscua, y un tío músico apodado el Metreque, que le inculca los valores musicales para el sexo. Candelario tiene el Eros desbordado, ya que aún de anciano sus mayores deseos son copular y beber todo tipo de licores. Lleva un registro pormenorizado en cuadernos de todas las mujeres con quienes tuvo trato carnal, en ciudades como Acarí, Nazca, Lima.

Por momentos presume de su vigor y confiesa que todos sus oficios tuvieron que ver con el sexo. Cuando se hace pasar por brujo o curandero para hacer amarres al marido, no recibe dinero de estas mujeres, sino que cambia su servicio por sexo. La sexualidad es una necesidad muy vehemente en su interior, pues llega a enjabonar en el río a su patrona Marcela Denegri, mujer blanca que no llega a copular. Esta tarea la realiza de muchacho y también espía a esta mujer en zoofilia con un enorme perro.


Hasta la venganza tiene carácter fálico para Candelario, pues contamina a su displicente patrón Félix Denegri, quien tiraba las órdenes en papeles para que sus sirvientes  los recogieran, remojando su pene en el agua cristalina que le llevaba en una garrafa. Para que el patrón no sospeche nada tenía que lavarse meticulosamente el miembro viril antes de repetir esta operación. Esta proeza del odio la llama agua de pichula, nombre vulgar en Perú para el pene, con connotación humorística.

La viveza: Los niveles de astucia de Candelario son altos y cómicos, a menudo filosofa y cavila sobre la realidad del país y del sexo. Descubre la mafia de la empresa japonesa Ajinomoto, que elaboraba su condimento blanco a base de huesos de equino y perro. También aprende a profanar tumbas y huacas prehispánicas, sacando la mejor parte del tesoro, pues acompañó al ilustre arqueólogo Julio C. Tello en excavaciones a Paracas, Pachacamac, Cahuachi y Estaquería.

Gregorio Martínez

Gregorio Martínez

Aprende a embaucar a las mujeres y ofrecerles hasta matrimonio, llegando a separarse de una por el juez, y a comer las heces de una muchacha para convencer a la madre de esta que él la quería. Cuenta con Guillermo, un sobrino suyo, que golpea al marido de una clienta suya de brujería, para que no vaya más al bulín. Tiene el deleite por la crueldad pues come carne de perro, gato y equino, lo que celebra como una hazaña en vez de considerar a los animales como seres dignos de respeto.

El relato quiere patentar la viveza de la peruanidad negra, como un valor capaz de consolidar el proyecto de nación. La obra tiene por epígrafe un comentario sobre Ica, escrito por el explorador italiano Antonio Raimondi. La novela invita al lector a descubrir Ica, las negrerías o barrios de negros que han formado una cultura propia, distinta a la urbana y a la rural andina. El autor se solidariza con su etnia pues es un escritor negroide, criado en ese contexto de la oralidad.

El rencor y la protesta: Candelario es negro, pero lleva en su ethos el proyecto de nación al identificarse con los cholos o mestizos aindiados pobres, que sufren marginación por la arbitrariedad de la oligarquía. Un episodio de pelea surge cuando Candelario derriba de un cabezazo a Pedro Gabelio, un blanco prepotente que no dejaba entrar al burdel ni a cholos ni negros por no considerarlos gente. Candelario reacciona luego de que el enorme Pedro casi lo ha dominado con dos puñetes.

Esta protesta surge por el corte de la necesidad de copular por diversión, muy enraizada en el imaginario colectivo de Nazca. El sexo es un igualador para el hombre, pues todos dependen de él en un pueblo donde todos se conocen; también es un movilizador social porque Candelario puede manosear a Marcela cuando ella se lo pide. La reivindicación surge de la marginalidad, el outsider tiene una agenda postergada de derechos que quiere hacer valer, para esto los blancos en la novela son abusivos y degenerados.

Ciudad de Nazca, Perú

Ciudad de Nazca, Perú

En el relato negro, el blanco está juzgado por la prepotencia, al igual que en el indigenismo. No se puede generalizar ni inferir como verdad absoluta, pero aún hoy en pleno 2008, negros e indios peruanos son prohibidos de ingresar a discotecas de lujo por el racismo imperante. La rebeldía del negro es el sustento a esta agresividad celebrada en la novela, que recuerda el festejo de las putas, el trago y las peleas que hacía Charles Bukowski en sus poemas, pero son contextos muy distintos.

Conclusión: Gregorio Martínez registra la voz del negro peruano en su novela Canto de Sirena para expresar con la oralidad de su raza el folklore y la vivacidad del ethos negroide que celebra el sexo, la viveza o pendejada y tiene un código de rencor latente en la conciencia de sus miembros, presto a actualizarse y estallar ante situaciones de injusticia social. La cultura popular del negro peruano conlleva una mitología lúdica y una valoración del folklore que lo hace inseparable de su razón de ser.

Imagen Libro: Andes
Imagen Autor: La Torre de las Paradojas
Imagen Nazca: Ilustrado21 en Wikipedia



Hija del viento de Alejandra Pizarnik

Alejandra Pizarnik (1936-1972) fue una poeta argentina que se suicidó víctima de la depresión. En su poema hija del viento, expresa como la ansiedad se vuelve dos animales hambrientos, el miedo y la soledad que la consumen. Haciéndole sentirse invadida en toda su intimidad y testigo de la caída de su voluntad hacia la nada. Ella fue una poeta que pudo llevar a la letra los estragos de la depresión, ese mal invisible que está dentro del ser humano y quita color a la vida.


Alejandra Pizarnik

Alejandra Pizarnik

La poeta se debate entre dos fuerzas, revalorar su deseo en la noche, buscar el Eros y explorarlo o dejarse aplastar por la depresión. Consumida por el llanto, el tedio, la auto compasión y la pena, ella se siente tan leve como el aire, sin poder oponer resistencia a las fuerzas que la debilitan y consumen. Pierde la esperanza en el lenguaje para deconstruir su situación, el idioma se estanca en un punto muerto, sin ofrecer una salida a la circunstancia negativa que le hace lamentar su soledad.

El ciclo de la depresión: Este poema es como un anuncio del suicidio de Pizarnik, el poema se dirige a ella misma, en segunda persona. Estas crisis de depresión pueden crear sensaciones que se somatizan en el paciente. Como todo episodio de depresión o de pánico, no se explica el porque, solo se describe su efecto y su presencia. Pero esta descripción tiene que elaborarse con el vuelo de la imaginación. La depresión empieza como el asedio de dos criaturas, hasta nublar la posibilidad de comunicación.

En la segunda estrofa, la poeta esta a punto de suicidarse pero ella se abraza a su vida, podemos colegir que mucha gente resiste a la depresión años y aún de por vida, el efecto varía en cada paciente y depende de la ayuda clínica proporcionada. Parece contradictorio este suicidio, cuando Pizarnik contaba con difusión de sus textos y su carrera como literata estaba asegurada por becas académicas. En otros poemas, un poco más discursivos ella siente el vacío por la falta de correspondencia del amado.


A diferencia de otras autoras feministas, que se apropian del sujeto de deseo, ella patentiza su perdida hasta expresar una devastadora soledad. El tiempo que brinda la soledad para conjeturar situaciones de crítica y de tensión es increíble. Las personas con severos cuadros de depresión no deben estar solas mucho tiempo. Desde 1972 a la fecha, la medicina ha descubierto remedios más avanzados que pueden frenar la tendencia a la autodestrucción, ahora la psiquiatría busca prevenir.

Un deseo sin respuesta: Solo han venido a su habitación los animales hambrientos de la soledad y el miedo, ella siente que invaden e incendian el ambiente. Las sensaciones negativas saturan rápido el espíritu y la conciencia del paciente. Solo al abrir el cofre de sus deseos se siente más rica que la noche, pero sabe que esta riqueza no puede ser compartida con ningún amante. Estos devaneos responden al poco desarrollo de la psicología 36 años atrás, el paciente espera respuestas de su médico.

Pizarnik

Pizarnik

El Eros insatisfecho consume bastante al paciente, a pesar de los logros alcanzados en su vida profesional siente el vacío de no haberse asentado con un compañero. La depresión responde a la trayectoria vital, si esta es negativa, incómoda, el mal avanza. Pizarnik magnificó en su poesía la pérdida del Eros, la negatividad de su estado emocional, es válido lo que siente, pero hay que notar que la sensibilidad se exacerba en crisis depresivas y que los psiquiatras deberían tener respuestas a estos mensajes.

Este poema no está solo dentro de la poesía confesional, es como un reconocimiento de su ethos, muestra una aceptación de la derrota, pero clama una ayuda que no sabe de donde vendrá. Connotando el título del poema, la poeta y su yo se encuentra arrasada por un viento depresor, una corriente negativa que desmorona sus reservas y aumenta su fragilidad, las palabras se suicidan porque lo que sale de un alma depresiva es depresivo también en el arte.

La hija es un producto: La poeta se siente producto de su enfermedad, hija de su devastación. Ella estuvo en el círculo de escritores argentinos como Cortázar y lamentablemente truncó las posibilidades de mayores éxitos. No se puede banalizar esta enfermedad mental, sabemos que ocurre, no necesariamente por qué. La poeta es hija de un viento que no es renovador, este viento puede incendiar como dice en su poema. Ahogada en su sensación, el viento sólo trae desazón y devastación.

Fotografía de Pizarnik

Fotografía de Pizarnik

Muchas veces la poesía confesional es una bitácora idealizada de eventos en la vida del escritor. En este poema, que pasa la etapa confesional, estamos ante un balance de la situación de la paciente y la lectura acude a un momento de desesperación del emisor. Ella como paciente ha sufrido en carne propia los efectos de su enfermedad, su poema ha verbalizado una manera de sentir, la motivación es responder al mal que le ataca, no intenta perturbar, el mensaje del texto conmueve por su pathos.

El viento está representado como una tempestad emocional, es un desajuste de su vitalidad y entereza. Su crisis llega a un momento que le hace dudar de la misma poesía, pues siente que falta expresar más acerca de esa fuerza misteriosa que la consume, que es la depresión. A modo de catarsis este poema busca hallar como sacudirse del mal, solo lo plantea pero no encuentra la solución. En esta época en que se reconoce el stress y sus efectos, la depresión ya es un tópico de la literatura.

Conclusión: Pizarnik se suicidó por el avance de su depresión, de cierta forma su poema hija del viento anuncia este lamentable desenlace. La sensibilidad de la poeta estuvo incrementada por los síntomas de su mal. En su vida lamentó la perdida de la relación satisfactoria, verbalizó las consecuencias de la soledad. Su yo se presenta vulnerable por el viento que la ha arrasado. Ante la emergencia del mal, Pizarnik siente que es imposible revertirlo, su poema busca una luz que no llegó a su vida.

Imagen 1: Poemas del alma
Imagen 2: Solo Literatura
Imagen 3: Jardin de gente



Desde la imprenta oficial del gobierno de Kris Neville

Kris Neville (1925-1980), autor de ficción especulativa, escribe Desde la imprenta oficial del gobierno (1967), un relato sobre la crianza desnaturalizada de un niño de tres años de edad, por sus padres, quienes son responsables de educarlo con terror, maltrato e insultos según un programa del gobierno, cuyo manual indica que este es el método para volverlo científico. El niño medita sobre el trato de sus padres, la frialdad con que ven las noticias televisivas de un mundo decadente y su inseguro futuro.

Serie Visiones Peligrosas

Serie Visiones Peligrosas

El niño ve noticias donde muchas personas son quemadas en pilas porque no hay como alimentarlas, el cree que esa gente debería ser sentada a comer, también piensa que sus padres lo podrían castigar mandándolo a un lugar tercermundista como China, India o Sudamérica. Lo que si logran con el maltrato es larvar la personalidad del niño y hacerlo curioso sobre las cosas, incluso las que corresponden a la ciencia, pero sus padres carecen del criterio para explicarle tecnicismos con propiedad.

El maltrato: A pesar de que el niño de tres años y medio es maltratado por sus padres con insultos como “¡Maldita mierda de niño!” y tiene temor de ir a los países subdesarrollados, a los que revuelve y uniformiza por ignorancia, si es capaz de sentir solidaridad por los pobres que mueren de hambre. De esta manera se cuestiona el desarrollo de la ciencia, ¿Descubrir cualquier cosa o primero paliar el hambre en el mundo? Para los estado unidenses es duro aprender a ser solidario.

En Estados Unidos hace falta democratizar la interacción social, más aún en 1967, época del relato. Para ser cabalmente solidario primero hay que superar el racismo. Este problema del desprecio a las etnias distintas a la blanca ha atrasado moralmente al país del norte y ha justificado campañas hostiles hacia países como Irán, Irak. Por ello es tan significativa en 2008, la elección de Barack Obama como el primer presidente negro de Estados Unidos, esto se ve como un paso hacia la tolerancia.



La sensibilidad de la población comienza en el núcleo familiar. En este relato los padres están desnaturalizados porque el gobierno les paga para tratar así a su hijo. En estos comienzos de la ciencia ficción, medio en serio y en broma se trata de sentar conciencia sobre situaciones permitidas como el aborto, algo que contradice el desarrollo técnico y la calidad de vida de Estados Unidos, al estar todavía permitido y no respetar al ser que está por nacer. El cuento es desencantado, amargo y extraño.

Barack Obama

Barack Obama

La posición del gobierno: En esta primera ciencia ficción, se pensó mucho en un gobierno que volviera a la sociedad una máquina, que pudiera mediatizar la vida de sus ciudadanos a fines como el monitoreo a talentos para la ciencia, al control de la natalidad. Lo que destaca es la formación tan dura que recibe el niño, a quien se le avisa que su educación en la escuela comenzará cuando cumpla 4 años de edad. La dureza que le avecina en ese sistema hace pensar en el film La Naranja Mecánica (1971).

En este relato de Visiones Peligrosas III, se asume el rol tutelar del Estado, como una fuerza capaz de decidir quien debe vivir. La quema de indigentes es tan absurda como terrible, y desde la ficción expresa las fisuras de una sociedad que desprecia al que menos tiene y al que no es blanco. Cuesta en el imaginario de la mente norteamericana visionar un futuro donde todos se traten como personas, sin importar la raza o condición económica, estos prejuicios no liberan a la ficción de lastres.

Con estas posturas retrógradas es difícil que un gobierno tolere la mezcla racial, aunque se produzca frente a él. El complejo de superioridad del gobierno en esta sociedad de ficción se reproduce en el microcosmos de la familia, donde los padres tienen que sentirse superiores a su hijo maltratándolo. Quizá como luchando contra este prejuicio, muchas series de corte juvenil, comedias y algunas policíacas, tratan de mostrar en sus capítulos elementos latinos, asiáticos y negros para ablandar el prejuicio.

La visión del progreso: Neville presenta un futuro que sigue pensando en el futuro, es decir aún las condiciones que determinan la calidad de vida no brindan un grado de progreso uniforme a la población. El progreso se entiende como desarrollo científico, pero con el fin de mantener la diferencia. Para llegar a ese desarrollo es necesario que mueran los indigentes y que se acreciente el recelo y desprecio a los hindús, chinos y sudamericanos. Sin embargo el niño tiene un incipiente sentido solidario.

Visiones Peligrosas III

Visiones Peligrosas III

Dentro de la escuela de odio, desprecio e intolerancia, el niño puede dar un vuelco hacia su conciencia buscando la solidaridad que la ha experimentado al ver a los otros niños pequeños en el parque. El estado que mantenga el egoísmo del progreso de una etnia, negando su vertiente pluricultural y racial, estaría llevando al extremo de la práctica los postulados de Thomas Malthus, quien inculcó el miedo a la superpoblación de la humanidad por un correspondiente agotamiento de los recursos naturales.

Desde el caos, el progreso no es oficial, proclamado por un Estado clasista, racista y reaccionario, sino más bien el fin de este régimen y el abandono de su postura por ciudadanos que piensen en apoyar a los indigentes, aún si para ello deben contradecir a sus padres, pues la madre del niño le dice que tienen que quemar a los indigentes porque “se reproducen como moscas.” Los débiles son deshumanizados, mientras no cambie la cúpula del poder, el progreso no será solo ciencia, también un discurso conciliador.

Conclusión: El cuento sobre un futuro perturbador, se basa en un estado que dirige a su población con presupuestos racistas y clasistas, manteniendo una visión material y sectaria del progreso. En este tránsito por el egoísmo y el desprecio del pobre y de las razas diferentes, se pierde el verdadero valor de la interacción total y efectiva de una nación establecida en una democracia que extienda el progreso como uniformidad en la calidad de vida y derechos de todos sus habitantes.

Imagen Libro 1: Tierras de Acero
Imagen Obama: Kara
Imagen Libro 2: Tierras de Acero



‘La venjança del bandoler’, de Martí Gironell

"La vengança del bandoler (2008)"

"La vengança del bandoler (2008)"

Martí Gironell (Besalú, 1971), periodista y escritor, hablante de catalán, escribe su novela  ‘La venjança del bandoler’ (2008), ganadora del XII Premio Néstor Luján de novela histórica. Este relato mezcla realidad y ficción en torno al hijo de arrieros, vuelto un sanguinario bandolero, Josep Pujol i Barraca (1778-1815), apodado Boquica quien peleó en la guerra del francés en 1808 y alternó como mercenario al mando de un ejército de migueletes por el bando de Napoleón Bonaparte y por los españoles en la guerra de la independencia, ganando enemigos.

Luego de recibir este premio, Gironell está siendo invitado a varias conferencias sobre los 200 años de la guerra contra la independencia, donde explica que eligió un personaje controvertido para ayudar a pensar en imágenes el fresco de la época, ya que nuestra cultura es audiovisual aún en la era digital. La idea de esta novela surgió de la curiosidad de Martí en 1984, cuando en su Besalú natal leyó una amenaza al alcalde Maula, proclamando la vuelta de Boquica, para sostener a este personaje, lo estudió 2 años documentándose antes del 2008.


Del bosque a las comarcas en incursiones sanguinarias
Gironell reconoce que su relato es una visión ficcional del personaje Boquica, pero lo hace para humanizarlo, pues lo que queda de la persona empírica son documentos  y leyendas. Este es un personaje gallardo, de doble moral, que mandó matar a mucha gente y prestó servicios a ambos bandos francés y español, hasta que fue muerto colgado en la horca, extraditado de Francia. Gironell ha recreado a Boquica a medio camino entre el bandolero Curro Jiménez (1819-1949) o Francisco López Jiménez y Robin Hood, estos tres ligados al bosque.

En los relatos de aventuras, los bosques sirven de refugio, de medio de subsistencia por sus recursos naturales y también son fuente de botín, por las emboscadas que hacen los bandoleros a los pasantes de los caminos. El bosque en esta novela histórica se actualiza como locus amenus, en tanto es lugar ideal para el descanso y a pesar de su encanto y sosiego puede revelar su reverso peligroso, los asaltos de los migueletes, los ataques de fieras depredadoras y se presta también a escenario de batallas, propicio para camuflar y esconder al soldado.

El bosque permite pasar un tiempo a la sombra, reponiéndose, lo que no se logra a campo abierto, este lugar sirvió a Boquica para planear sus excursiones a los pueblos de Besalú, Garrocha, Barcelona y Tarragona. Después de sus ataques a estas localidades, sus huestes se escondían en los bosques, de los que podían conseguir frutos y agua fresca, algo que no se lograría fácilmente en el desierto. Este tipo de mercenarios es visto como nómades, errantes, muy vinculado a la guerra de guerrillas que opera mundialmente desde las selvas y bosques.

Un personaje mezcla de traidor, vagabundo y hombre de doble moral

"Martí Gironell"

"Martí Gironell"

Cierto sector de la crítica acusa a Gironell de anacronismo, pero hay que partir del hecho de la ficción, que permite licencias al autor. Un evento ficticio es la entrevista entre Boquica y el emperador Napoleón Bonaparte, que da más relevancia al protagonista al hacerlo conocer a los hombres que marcaron su época. Josep Pujol fue un personaje temido en vida, para Martí Gironell posee una historia digna de contarse, era como el coco que asustaba a los niños, pero en su caso a los aldeanos de los pueblos y ciudades donde sembró el terror y la muerte.

Como vagabundo, Boquica es llamativo, pasa del bosque a las comarcas moviendo sus tropas y equipo de guerra, se esconde y evita la venganza de sus enemigos. Es un hombre que llevó una vida breve al filo del riesgo por los enemigos franceses y españoles que se ganó, sintió el odio del enemigo y de sus víctimas y jugó con la máxima libertad que le ofrecía su doble moral. Este personaje era uno de los líderes mercenarios que hacían inseguros los caminos, traidor para mucha gente y más que eso, un indeseable, por ello Gironell no pretende salvarlo ni limpiarlo.

Para haber estado en dos bandos alternadamente, Boquica debió saber hacerse necesario a su clientela, por un prestigio reconocido de bandolero basado en la efectividad de sus asaltos. De cierta forma fue necesario para sus enemigos, quienes lo combatían sabían que enfrentaban un rival peligroso, astuto y experimentado en emboscadas. Una vez construido el mito de un guerrero o bandolero, gana igual fama quien lo derroca, así sea un enemigo circunstancial. El lector ya va prevenido de leer una novela histórica con mucho de ficción, más no una crónica.

La búsqueda de la libertad según el propio interés
Gironell insiste en que no condena ni ensalza a su personaje, pero si destaca su afán de vivir en libertad, aun manchado como traidor, convenido y mercenario. El accionar de este personaje no pasa desapercibido, pues entendió la libertad como un constante desafío a los códigos de honor y lealtades militares. Era un hombre que vivía del negocio de la guerra, interesado en su ganancia y en mantener su clientela, de los cuales traicionó a varios. Boquica no quería ser esclavo de nadie, ni de ideologías ni banderas, un personaje que banalizó la ética por interés.

Siempre en una novela histórica, el lector buscará encontrar información clasificada que no salen en los libros de historia de liceo, sino más bien en los archivos y libros de facultad. La investigación ofrece un plus, es un valor agregado para no encontrar los parámetros oficiales que quedan en la divulgación. Es como pensar un momento en el Napoleón de Emil Ludwig o el Bolívar de Gabriel García Marquéz, ambos están idealizados, y se deja de condenarlos o absolverlos para presentar una imagen que los suplante por como deberían haber sido.

"Martí Gironell, escritor nacido en Besalú en 1971"

"Martí Gironell, escritor nacido en Besalú en 1971"

Conclusión
Con esta novela, se vuelve a historiar en los personajes controvertidos, los anti héroes que viven de la trasgresión de códigos, valores, reciprocidades y de la traición de contratos y lealtades. Estos hombres como Boquica no inspiran como modelo, pero llaman la atención por el afán de averiguar las motivaciones que los llevaron a un proceder turbio, mezquino, egoísta e interesado.  Este es un relato sobre mercenarios que bien podrían pasar por sicarios de las guerras napoleónicas.

Imágenes:

La venjança del bandoler en carrermajor.blogspot.com

Martí Gironell: Mutari en wikipedia

Martí Gironell en mgironell.bloc.cat



‘Habana Flash’, de Xavier Alcalá

"Habana Flash"

"Habana Flash"

Xavier Alcalá (España, 1947) es un escritor en lengua gallega de ficción y de crónicas de viajes. En este segundo rubro destaca su viaje testimonial a Cuba ‘Habana Flash’ (1998) publicado en gallego inicialmente y reeditado en español en 2008 con comentarios del periodista Marcelino Fernández Mallo, justo un año antes de cumplirse el 50 aniversario de la revolución Cubana que entronizó a Fidel Castro en el poder y ahora deja en el mando a Raúl Castro, hermano del dictador. La motivación de Alcalá es retomar los pasos de su abuelo Remigio en Cuba en 1915.

El libro describe a Cuba como un país atrasado por una dictadura nacida de una revolución cuyas coordenadas espacio tiempo ya pasaron, señala la responsabilidad de Estados Unidos por el prolongado bloqueo económico a la isla, basado en su superioridad bélica y en el recuento del paisaje humano y urbanístico privilegia la mirada del observador extranjero, aquél que no teme a la represión porque está de paso y puede constatar la mezcla de celebración y amargura que hacen tan contingente el ethos del cubano residente en la isla.


Una isla que se estancó en el tiempo

"Xavier Alcalá"

"Xavier Alcalá"

Xavier Alcalá, su esposa Inés y sus amigos Fuco y Rafa se sorprenden de ver carros del año 1950 destartalados, Chevrolets, consumidores de mucho petróleo. Ven edificios en mal estado, descascarados, hablan con gente que tolera de cierta forma la dictadura de Fidel (están en 1998) porque en el inconsciente colectivo sienten que peor estaban con Fulgencio Batista, época en que había por educación, alimentación y salud. A pesar del subdesarrollo, los médicos cubanos son conocidos por su talento, habilidad y solidaridad internacional.

Mientras los Estados Unidos de Reagan y Bush exportaron invasiones y guerras de petróleo hay que reconocer que Cuba envía misiones médicas a los países que lo necesitan. Esto muy aparte de los vicios de su dictadura. Otro aspecto que sorprende a Xavier Alcalá es ver unas calles que parecen salidas del continente africano, como el mismo lo dice, por la cantidad de negros medio desnudos presentes en ellas. Para Alcalá quien busca los elementos que hicieron famoso a su abuelo, esta visión es un signo de primitivismo y de la cubaneidad contingente.

Todavía un visitante como Alcalá no puede asimilar la diversidad de un país pobre de Latinoamérica, no por desprecio, eso está descontado, sino porque la pluralidad de razas, niveles sociales y económicos imponen otra racionalidad a la que el europeo medio no está totalmente acostumbrado. Este orden caótico se refleja en economías de subsistencia, con gente que vende mapas de las calles por dos dólares, un castellano zumbón, distinto del peninsular y la inevitable presencia del autoritarismo estatal y su represión violenta.

En busca de los migrantes españoles y sus logros
Alcalá diferencia al migrante español a Cuba del pionero gringo, del explorador que lleva grandes capitales a las tierras donde espera desarrollar su industria. En esta crónica de viajes se da cuenta de la composición de migrantes españoles, basados en gallegos, asturianos, cántabros y canarios. Estos migrantes ibéricos realizaron todo tipo de trabajos, incluso los más humildes, juntaron un capital y adquirieron propiedades, pero la revolución cubana confiscó sus bienes, empobreciéndoles tras una vida de sacrificio, ahorro, esfuerzo y dedicación.

Para Alcalá existe la galleguidad, entendida como la herencia de los cubanos de ascendencia gallega, incluso cita descendientes de su abuelo Remigio, que vendrían a ser la rama fuera del matrimonio, porque era un varón cumplidor. Es un tiempo donde solo quedan los herederos de estas gentes, ya mezcladas o rumbo a un mestizaje que se asume como base de la nación latinoamericana, aunque para muchas potencias sea visto como carga negativa y motivo de segregación racial. En todo el relato predomina la mirada desde fuera, la del análisis.

Xavier Alcalá se queja del calor y menciona la anécdota de que siempre lleva a los países tropicales, pastillas que curen las infecciones estomacales, pues la sanidad descuidada es imagen del atraso, siendo este rasgo el dato que más rápido se propaga en el exterior y tiene efecto para desmotivar a posibles viajeros. Alcalá considera que Cuba, por ser la última colonia de ultramar es la que ahora guarda el vínculo por la herencia de esos migrantes, como su abuelo Remigio, pero Xavier será siempre de la metrópoli, difícil de adaptarse a Cuba.

El balance confirma que Cuba necesita una apertura al exterior

"Yoani Sánchez, blogger cubana"

"Yoani Sánchez, blogger cubana"

Este libro de Alcalá pone en claro los límites sociales y políticos que existen en Cuba para el progreso material de la isla. Su voz es por momentos fría, algo dura con el medio atrasado que contempla y no se abstiene de deslindar responsabilidad en la población cubana por el gobierno dictatorial que tiene. Su informe clama por una apertura urgente para la isla, que a 10 años de escrito, aún no se da plenamente. Es necesario en este punto, cotejar la visión de Alcalá con el blog de la cubana Yoani Sánchez, quien se arriesga a develar la verdad social.

Yoani, una mujer valiente está haciendo historia al hablar de las fallas de la economía del estado, los límites de los pesos convertibles a dólares, denuncia la represión y las maniobras del gobierno para silenciarla, como tratar de cortarle el suministro de luz. Esto pasa en un país donde máximo 200000 cubanos tienen acceso a internet y ella obtiene el servicio en ciber cafés de hoteles para turistas. La respuesta de Yoani es más aguerrida porque hay una década en que la situación social, económica y política ha empeorado, desde el libro de Alcalá.

Conclusión
Este libro de viajes de Xavier Alcalá es un hito sobre la recuperación de la memoria cubana y gallega en la isla, en una coyuntura que no ha superado la dictadura, principal causa del atraso material y cultural de Cuba. En su libro se encuentran críticas fuertes a la población que se ha pasmado en el atraso, junto a un esfuerzo por desmitificar una revolución cuyo tiempo ya pasó y no hace sino expoliar a un pueblo deseoso de democracia. Una década después el libro es comentado y tendría que cotejarse con la voz de la bloguera cubana Yoani Sánchez.

Imágenes:

Habana Flash en Nowtilus

Xavier Alcalá en Campus.Usal.es

Yoani Sanchez: Achitkyithu en Flickr



‘Invierno en Madrid’, de C. J. Sansom

No creemos caer en exageraciones si decimos que la novela histórica siempre ha tenido un especial ‘tirón’ popular. En todas las épocas su éxito ha sido evidente. Y, hoy día, es de tal envergadura que incluso los historiadores escriben relatos –si bien éstos no novelados sino puramente históricos, pues bastante novela y drama es ya la historia de la humanidad- que se convierten en superventas. Ahí están, sin ir más lejos, los libros del catedrático Manuel Fernández Álvarez sobre Isabel la Católica, Carlos I, etc.

Una portada de 'Invierno en Madrid'

Una portada de 'Invierno en Madrid'

Dentro del género histórico que se escribe en la actualidad, presenta especial relevancia el que se refiere o toma como escenario la historia contemporánea. Los grandes hechos del siglo XX son utilizados como base argumental en un sin fin de novelas: las dos guerras mundiales, las distintas revoluciones…y, en especial, nuestra Guerra Civil y posguerra, la cual ha generado un río de novelas que la toman como base argumental.

Esto sería más o menos normal si las escribieran autores españoles –que los hay y muchos- pero llama más la atención el hecho de que una infinidad de autores extranjeros la utilicen.

Desgraciadamente, la mayoría de ellos hablan de lo que ignoran. No conocen la idiosincrasia y el carácter del pueblo español, ni sus problemas históricos ni sus costumbres, y se conforman con insertar cuatro tópicos que, si bien en el exterior quedan perfectos, a nosotros nos producen sonrojo -cuando no vergüenza ajena-, pues nos consideran poco menos que toreros y bailarinas de flamenco que estamos todo el día de fiesta.

Viene todo esto a cuento porque nos proponemos hablar de una novela aparecida recientemente: ‘Invierno en Madrid’, del escritor inglés C. J. Sansom. La obra, publicada en 2006, tiene una extensión considerable -511 páginas- y va camino de convertirse en un ‘bestseller’.

Christopher John Sansom, nacido en 1952, es Doctor en Historia por la Universidad de Birmingham y, antes de dedicarse a la literatura ha ejercido varios trabajos. Se dio a conocer en el ámbito de las letras con la serie de novelas ubicadas en la época de Enrique VIII –siglo XVI-, cuyo protagonista es el abogado Matthew Shardlake –‘El gallo negro’, ‘Fuego oscuro’ y ‘Disolución’-, la última de las cuales será llevada a televisión por el actor y director Kenneth Branagh. Recientemente ha sido elegido por la cadena de librerías Waterstone como uno de los ‘veinticinco novelistas del futuro’.

Plaza Mayor de Madrid, ciudad donde se desarrolla la novela

Plaza Mayor de Madrid, ciudad donde se desarrolla la novela

‘Invierno en Madrid’, ambientada en esta ciudad en los difíciles años cuarenta, cuenta la historia de Harry Brett, un veterano soldado inglés herido en la retirada de Dunquerque, quién, tras recuperarse, es destinado por el Servicio Secreto Británico a Madrid. Aunque la tapadera es trabajar como traductor en la embajada, su verdadera misión es espiar a un hombre de negocios inglés que, a la par, fue compañero de colegio suyo, Sandy Forsyth.

Mientras tanto, la novia de éste, Bárbara Clare, tiene su propio cometido: encontrar a su antiguo amante, Bernie Piper, voluntario comunista de las Brigadas Internacionales que desapareció en la Batalla del Jarama y que, a su vez fue también compañero de aulas de los dos anteriores.

Cuando se entera de que sigue vivo y está preso en una cárcel de Cuenca, organizan su rescate, el cual resulta una trampa en la que muere Sofía, de la que Harry estaba enamorado.

Portada de otra obra de C. J. Sansom

Portada de otra obra de C. J. Sansom

Mientras sucede todo esto, Sandy intenta convencer a aquel de que existen grandes reservas de oro en el Banco de España y pueden hacerse con ellas. Todo ello con el trasfondo de la diplomacia, mediante la que los ingleses pretenden evitar que Franco se una a alemanes e italianos, entrando en guerra contra ellos.

Entre todos estos fracasos, se nos traslada, en un salto temporal a 1947, donde se produce el desenlace de la novela.

Como vemos, ésta tiene todos los ingredientes de los ‘best sellers’: espías británicos y nazis, un Madrid devastado por la guerra, intrigas, dinero…pero, a nuestro juicio, la trama resulta deslavazada. Da la impresión de que el autor ha querido abarcar tantos temas que se ha enredado a sí mismo. Y es que el hecho de escribir una novela de calado, en la que se entrecrucen varias historias, sin que la principal resulte dañada, sino que convivan de forma armónica, está al alcance de muy pocos.

Por otra parte, el ritmo no concuerda con otras obras de éxito, en las que es vertiginoso, con giros continuos y sorprendentes. Más bien resulta espeso y cansado. Asímismo, el narrador, supuestamente imparcial en la intención del autor, resulta un elemento más de la trama, al posicionarse de un lado, diferenciando claramente entre buenos y malos.

Pero, con no ser esto poco, el mayor baldón de la novela es el que hemos mencionado de pasada anteriormente y que requiere mayor detenimiento. Los novelistas extranjeros creen tener ‘patente de corso’ para escribir las mayores majaderías sobre los españoles. Un ejemplo de esta obra: en las puestas de largo de las muchachas, las madres van vestidas de flamencas. Otro: para ir de Barajas a la Castellana, hay que pasar por delante del Palacio de Oriente.

Edificio madrileño de los años cuarenta, época en que Harry Brett llegó a la ciudad

Edificio madrileño de los años cuarenta, época en que Harry Brett llegó a la ciudad

El fenómeno también sucede en el cine. ¿Quién no recuerda haber visto alguna película americana ambientada en España en la que los nativos hablan con acento mexicano y hay gallinas correteando por la calle?

Estos casos, que podrían quedarse en anecdóticos si sus autores no tuvieran la pretensión del rigor y de haberse documentado, son evidencia de holgazanería narrativa. Si se pretende ambientar una historia en un determinado país, lo mínimo que se debe hacer es detenerse un tiempo a conocer sus costumbres, y, sí la trama se sitúa en una ciudad concreta, sólo hace falta ir a Google para conocer el trazado de sus calles. Pero resulta mucho más cómodo insertar cuatro tópicos universalmente admitidos y así se ahorran trabajo.

Y encima, en algunas ciudades se lo agradecen. Como el caso del ‘Ilustre’ Ayuntamiento de Sevilla, que, cuando Dan Brown, en una de sus novelas, presentó a la ciudad como tercer mundista y corrupta, quedaron encantados de que su urbe apareciese en la trama, lo que demuestra que son todavía más iletrados que el autor.

Escribir una novela, y más si pretende ser histórica, exige una labor de documentación que estos escritores olvidan. Desde aquí, pedimos mayor rigor, pero, no lo duden, será clamar en el desierto.

Fotos: Portada de ‘Invierno en Madrid’: tomada de la web de El Corte Inglés | Plaza Mayor de Madrid: Zaqarbal en Wikipedia | Portada de otra obra de Sansom: tomada de la web de Barnes and Noble | Edificio de Madrid: Garygillmore en Wikipedia



More Recent Articles



Click here to safely unsubscribe now from "LeerGratis.com" or change your subscription or subscribe

 
Unsubscribe from all current and future newsletters powered by FeedBlitz
Your requested content delivery powered by FeedBlitz, LLC, 9 Thoreau Way, Sudbury, MA 01776, USA. +1.978.776.9498

 



¡Obtén la mejor experiencia en la web!
Descarga gratis el nuevo Internet Explorer 8
http://downloads.yahoo.com/ieak8/?l=e1

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com