Calendario

<<   Diciembre 2018    
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Categorías

Sindicación

MIS OTROS BLOGS

Alojado en
ZoomBlog
 

EL HOLOCAUSTO... de H. Rasch!!: Comentarios

Enviado por Hildegard Rasch (Contacto, Página)
Fecha: 16 de Octubre, 2006, 23:42

En primer lugar gracias por comentar mi libro,la apreciación por una parte,y las justas críticas, verdad, había un par de "fallitas" en la organización, pero para mí lo principal fue el real interés que mostró el público en este tipo de libros,además que la
emoción era notoria.Cierto, no soy muy buena oradora, el escribir sí me nace, desde era chica y en mi familia había varios escritores.
El tema lo llevaba por años en mi mente, o más todavía en mi corazón, pero mi deseo siempre ha sido ver lo sucedido de una manera imparcial,para no fomentar el odio, no crear rencores, y mostrar el tema que sea fácil de leer y facil de entender. Sería bueno que jovenes lean este libro,para llegar a la conclusión y decir
"NUNCA MAS GUERRA". Me gustaría mucho tener un contacto personal con el DR.S.Tarrasch,mi teléfono es 064 - 215858, o mi e mail hildegardr@surnet.cl

~~~

Enviado por Hildegard Rasch (Contacto, Página)
Fecha: 18 de Octubre, 2006, 11:48

Ya había hecho un comentario sobre la justificada crïtica que hiciera eL Dr.S. Tarracha sobre el acto de lanzamiento de mi libro " La última amapola"( ahora ya debería leer él este libro)Quisiera aclarar sólo un punto: No eran las editoriales nacionales que hayan opinado que :..guarde mi manuscrito en el cajón de mi escritorio y demás negativas. Era una persona conocida, una sola. Por suerte había otras que me animaron y me convencieron de que sí lo escribiera, y fue aún más su expresión. " Tú se lo debes a la sociedad". Era entonces, que me animé a escribir y ventilar muchas cosas que ocurrieron en esa época del " TERCER RECIH",de lo cual aún poco se sabe, además con la perspectiva como lo vió una niña desde sus nueve, hasta los quince años,( que fuí yo misma) que lo concibe distinto que un adulto.Desde un principio tenía claro que mi libro debía contener un mensaje de PAZ Y RECONCILIACION.

~~~

Enviado por Nicolás Vega (Contacto, Página)
Fecha: 14 de Junio, 2007, 19:24

Si el Dr. “ Tarrasch” habla en serio de holocausto de Madame Rasch, no sabe lo que es éso. El holocausto es único y tiene que ver no con los niños que perdieron sus amapolas , sino el millón y medio de niños judíos y gitanos que perdieron la vida en las cámaras de gas.
Aunque pienso que el verdadero “holocausto”,fue la falta de brillo de la presentación y esto puede ser entonces una ironía muy fina del Dr.
También hay indicios que hacen sospechar que el libro se lo escribieron, o reescribieron otros. No se puede confundir un relato con una creación literaria. Ella cuenta su vida, que realmente le interesa con seguridad a sus nietos, pero no a un público interesado en la literatura que es siempre ficción. Rigoberta Menchú publicó un libro sobre su vida y su lucha en favor de los pueblos indígenas, pero nunca ha dicho que es escritora. Ella habló de su vida, relató su vida y una periodista puso ese relato en forma escrita. Joder, osorinos, no fomenten la mediocridad
Nicolás Vega
Berlin

~~~

Enviado por Hildegard Rasch (Contacto, Página)
Fecha: 19 de Junio, 2007, 21:25

Quizás no corresponda ya... pero la historia del libro " La Ultima Amapola" con el subtítulo: Testimonio de una niña alemana de la Segunda Guerra Mundial, sigue y sigue. Los positivos comentarios de lectores, círculos literarios,y ahora la crítica de Hernán Poblete Varas en la Revista del Libro del Diario El Mercurio ( con calificación de cuatro tinteros)
que resume el contenido del libro, y finalmente se expresa:---- un libro digno de leer---
El libro se ofrece en todas las sucursales de Amazon.com y docenas de distribuidores en Europa.
Luego de todo lo positvo que se dió, y la labor constante a nivél local, e incluso nacional, para fomentar las Artes, no falta el desubicado, para agredirme con tres e mails seguidos, "un académico", más encima, ex-vicerector de Universidad de Chile, de un estudioso se espera algo más de cultura, se dirige a mi: ...Una senil, y tonta.. hasta palabras imposibles de repetir aquí,ofende a todo un grupo de personas activas aquí en el ámbito cultural. H.

~~~

Enviado por Nicolás Vega (Contacto, Página)
Fecha: 29 de Junio, 2007, 12:04

Acerca del “holocausto” de la Sra. Rasch.

“Jamás olvidaré esa noche. Esa primera noche en el campo de concentración que hizo de mi vida una sola larga noche bajo siete vueltas de llave. Jamás olvidaré ese silencio nocturno que me quitó para siempre las ganas de vivir. Jamás olvidaré esos instantes que asesinaron a mi Dios y a mi alma, y a mis sueños que adquirieron el rostro del desierto. Jamás lo olvidaré, aunque me condenaran a vivir tanto como Dios. Jamás". Elie Wiesel (Premio Nobel, 1986) “Campos de Concentración”.

Los nazis culpaban a los judíos de la crisis económica reinante en su país como también de la derrota en la Primera Guerra Mundial. Existen algunas versiones que afirman que también afirmaban que los judíos estaban organizando una conspiración para dominar el planeta, absurda razón que hasta el día de hoy algunos creen. Durante 1933 y 1934 el gobierno alemán tomó medidas para hacer que los judíos abandonaran sus trabajos y estudios. En abril de ese año se determinó qu

~~~

Enviado por Nicolás Vega (Contacto, Página)
Fecha: 29 de Junio, 2007, 12:06

Acerca del “holocausto” de la Sra. Rasch.

En abril de ese año se determinó que sólo un 1,5% del alumnado de las escuelas podía ser judío. También decretaron el boicot hacia los negocios y empresas judías. Los académicos de origen judío, fueron expulsados de sus cátedras.

Entre 1937 y 1939 los ciudadanos que habían sido ya clasificados como pertenecientes a razas no “germanas”, o sea supuestamente inferiores, fueron segregados mucho más : no podían ir a las escuelas públicas, ni a los teatros ni a los lugares de descanso, ni podían residir ni aún caminar en ciertas secciones de las ciudades alemanas. Los nazis se apropiaron de los negocios y propiedades judías, u obligaron a los judíos a venderlas a precios injustos.
En noviembre de 1938, este ataque económico contra los judíos alemanes y austríacos se transformó en la destrucción física de las Sinagogas y de las tiendas pertenecientes a los judíos, así como también el arresto, la destrucción de sus hogares e intensos asesinatos.

~~~

Enviado por Nicolás Vega (Contacto, Página)
Fecha: 29 de Junio, 2007, 12:07

Acerca del “holocausto” de la Sra. Rasch.

Los judíos eran confinados a ghettos, suburbios donde vivían marginados del resto de los habitantes. Los gehttos estaban cercados por altos muros con alambradas y tenían vigilancia contínua. En estos lugares las instalaciones sanitarias eran insuficientes y el hedor impregnaba el ambiente.

La "Solución Final" (Endlösung), fue el plan que , que consistió en eliminar a los seres "inferiores" de la manera más eficaz posible. Los campos de concentración eran el método perfecto para lograr la eliminación definitva de todos los judíos. Los seis lugares de asesinato masivo fueron escogidos debido a su cercanía las vías del tren y su localización en zonas semi-rurales, en Belzec, Sobibor, Treblinka, Chelmno, Majdanek, y Auschwitz-Birkenau. Sobrevivían indignamente, trabajaban con las pocas fuerzas que tenían y sí no morían de hambre eran asesinados en las cámaras de gas o en los hornos. Los oficiales le quitaban todo lo valioso que tenían los cuerpos, dientes de oro, anillos, etc. Con los restos incinerados hacían jabón. Las víctimas del Holocausto morían sin dignidad, sin fe, sin esperanza.

~~~

Enviado por Nicolás Vega (Contacto, Página)
Fecha: 29 de Junio, 2007, 12:08

Acerca del “holocausto” de la Sra. Rasch.

Así define “Holocausto”, el diccionario de la RAE: Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe S.A., Madrid:
Holocausto .1. m. Entre los judíos, sacrificio religioso que consistía en la cremación total de un animal: holocausto de un becerro. 2. Sacrificio que hace una persona en beneficio de otras: se ofreció en holocausto para que los demás pudieran escapar. 3. Gran matanza de seres humanos: holocausto judío.
Y así lo describe la Wikipedia: El Holocausto, también conocido como Shoah o Shoá (en hebreo, השואה; en Yiddish,האלאקאוסט Halokaust, o más precisamente חורבן Jurbán), es el nombre que se aplica a la persecución y genocidio de los judíos, y de algunos otros grupos minoritarios de Europa y norte de Africa, llevado a cabo por la Alemania nacionalsocialista (nazi) durante la Segunda Guerra Mundial mediante el asesinato sistemático e industrializado.

~~~

Enviado por Nicolás Vega (Contacto, Página)
Fecha: 29 de Junio, 2007, 12:09

Acerca del “holocausto” de la Sra. Rasch.

Según el criterio más o menos restringido que se adopte para definir el Holocausto, la cifra de víctimas varía. Algunos historiadores lo circunscriben a lo sucedido entre los judíos y el Tercer Reich (unos 5,8 millones de víctimas). Otros estudiosos consideran que debe aplicarse también a las víctimas polacas, y a otros pueblos eslavos y gitanos. Un tercer grupo amplía el término para que abarque también a los homosexuales, los disminuidos físicos y mentales y los Testigos de Jehová, de modo que se estiman en 11 o 12 millones las víctimas del Holocausto, de las cuales la mitad eran judíos.
A estas “cifras” debe agregarse casi 5 millones de judíos que fueron asesinados por los nazis cuando invadieron la Unión Soviética. Se debe dejar constancia que de todos esos muertos, hay que recordar al millón de niños judios, y a casi 500 mil niños gitaqnos (Sinti y Roma), exterminados porque eran además declarados improductivos.

~~~

Enviado por Nicolás Vega (Contacto, Página)
Fecha: 29 de Junio, 2007, 12:10

Acerca del “holocausto” de la Sra. Rasch.

Es decir, hablar de “holocausto” para referirse al relato de la Sra. Hildegard significa que se ignora el sentido semántico, histórico, político y moral de ese horroso acontecimiento. Ni siquiera en forma irónica debería ser aplicado para referirse al fiasco de lo que fue la presentación del relato “La última amapola”.
He dicho “relato”, porque en lo que se ha denominado “libro”, es un documento (oral) testimonial de la persona mencionada, en el que por las informaciones que dan sus comentaristas, su redacción la hicieron otras personas. Dicho directamente: a esta supuesta “escritora”, le escribieron o re-escribieron el “libro”.
Hay que aprender a distinguir entre “relato” y “literatura” (o ficción). Rigoberta Menchú, relató su vida; una periodista le dio forma escrita, pero estamos seguros de que nunca Rigoberta (Premio Nobel de la Paz), se va a autotitular “escritora”.

~~~

Enviado por Nicolás Vega (Contacto, Página)
Fecha: 29 de Junio, 2007, 12:11

Acerca del “holocausto” de la Sra. Rasch.
Hacerse financiar por el Fondo especial del gobierno, para publicar este tipo de relatos, lo considero un atentado a la cultura, o por lo menos un aprovechamiento y tráfico de influencias, algo inmoral, mientras en los colegios municipales, no exista presupuesto para comprar libros nuevos.

No le vamos a criticar a la Sra. Rasch su malísima redacción, porque comprendemos que como inmigrante, no pudo aprender correctamente el castellano. Tenemos en cuenta que la mayoría de los chilenos,inlcuídos muchos profesores de castellano, periodistas y hasta “escritores” o “escritoras” y algunas de las 120.000 poetisas que existen e Osorno, tampoco dominan el idioma. (Mi ex colega Gabriel Venegas, sabe perfectamente lo que estoy diciendo. Èl es un especialista). Temo que tampoco la Sra. Rasch, por la dolorosa tragedia que es su vida, al ser llevada por su padre, en pleno ascenso del nacismo, a Alemania, y de tener que retornar a Sudamérica como refugiada sin medios de subsistencia, tampoco alcanzó a conocer y a hablar su propio idioma. Lo más probable es que sólo hable regularmente el dialecto berlinés, que podrá ser muy inventivo y gracioso, pero tiene poca relación con la norma del idioma alemán. Suena bastante vulgar. La gramática alemana, se parece mucho a la gramática del griego antiguo; por lo tanto no es fácil. Pero cuando se la estudia, uno descubre belleza, matemática, precisión y profundidad. Todo lo que no encuentro en el relato de la Sra. Rasch y sobre todo en las divagaciones que escribe (con horrible estilo y más horrible gramática), en el Diario Austral.

~~~

Enviado por Nicolás Vega (Contacto, Página)
Fecha: 29 de Junio, 2007, 12:17

Acerca del “holocausto” de la Sra. Rasch.
Sudamérica como refugiada sin medios de subsistencia, tampoco alcanzó a conocer y a hablar su propio idioma. Lo más probable es que sólo hable regularmente el dialecto berlinés, que podrá ser muy inventivo y gracioso, pero tiene poca relación con la norma del idioma alemán. Suena bastante vulgar. La gramática alemana, se parece mucho a la gramática del griego antiguo; por lo tanto no es fácil. Pero cuando se la estudia, uno descubre belleza, matemática, precisión y profundidad. Todo lo que no encuentro en el relato de la Sra. Rasch y sobre todo en las divagaciones que escribe (con horrible estilo y más horrible gramática), en el Diario Austral.

~~~

Enviado por Nicolás Vega (Contacto, Página)
Fecha: 29 de Junio, 2007, 12:18

Acerca del “holocausto” de la Sra. Rasch.
Eso es lo que he dicho en dos comentarios, que no han sido publicados en “Pilaucoaldía”. No quiero prejuzgar y soy más bien optimista, por eso, he vuelto a escribir refiriéndome a los puntos mencionados y agregando algunas informaciones acerca de lo que fue el verdadero holocausto. No se puede jugar con ese concepto. Negarlo, como hecho histórico, en Alemania es causa de condena a prisión. Los que lo niegan son los viejos nazis y los neonazis. Pero cuando lo hacen en público, son condenados a pasar un par de meses en la cárcel.

~~~

Enviado por Nicolás Vega (Contacto, Página)
Fecha: 29 de Junio, 2007, 12:19

Le he dicho algunas verdades a la Sra. Rasch, en forma directa, asunto que no es costumbre en Chile. Ella se siente insultada por las verdades cuando le he dicho que divaga o disparatea. ¿Cómo quiere que se lo diga, si es así?. También le dije que no fuera tan soberbia y no tratara de compararse con Ana Frank.
Es falta a la verdad cuando ella difunde que su “libro” está siendo difundido en Europa. Acá en Alemania, no se toman en cuenta ese tipo de folletines. Es lo mismo que cuando el “chino” Rios, daba unos paletazos en alguna cancha de tenis. Eso no era acontecimiento en Europa; sin embargo en Chile poco menos que se decretaba feriado nacional y toda la juventud, usaba la “colita de caballo”.
Lo grave es que a la Sra. Rasch, frente a tanta adulación, se le han subido los humos a la cabeza, Dios nos libre, entonces de que cumpla con su amenaza de publicar la continuación.
Parafraseando el título del famoso cuento infantill “Des Kaisers neue Kleider“ (danés: „Keiserens Nye Klæder“) de Hans Christian Andersen, podríamos decir en este “affaire”: “Der Kaiserin Rasch neue Kleider”, “Los trajes nuevos de la emperadora Rasch”

~~~

Enviado por Nicolás Vega (Contacto, Página)
Fecha: 29 de Junio, 2007, 12:20

La historia es una fábula o apólogo con un mensaje de advertencia: Sólo porque todo el mundo crea que algo es verdad, no significa que lo sea.
La fábula: Hace muchos años vivía un rey que era muy austero en todo excepto en una cosa: se preocupaba mucho por su vestuario. Un día escuchó a dos charlatanes llamados Guido y Luigi Farabutto decir que podían fabricar la tela más suave y delicada que se pudiera imaginar. Esta prenda, añadieron, además tenía la especial capacidad de ser invisible para los tontos o incapaces para ejercer su cargo. Por supuesto, los carísmos textiles existían, pero los pícaros se los robaban y hacían ademanes de que trabajaban en la ropa. Sintiéndose algo nervioso acerca de si él mismo sería capaz de ver la prenda o no, el emperador envió primero a dos de sus hombres de confianza a verlo. Evidentemente, ninguno de los dos admitieron que eran incapaces de ver la prenda y

~~~

Enviado por Nicolás Vega (Contacto, Página)
Fecha: 29 de Junio, 2007, 12:21

comenzaron a alabar a la misma. Para no ser calificados de tontos, estúpidos o incapaces, los funcionarios que controlaban a los sastres, afirmaban ver los trajes que en realidad no existían.
Toda la ciudad había oído hablar del fabuloso traje y estaba deseando comprobar cuán estúpido era el vecino que no pudiera ver las hermosas vestiduras.
Los estafadores hicieron como que le ayudaban al Monarca a ponerse la inexistente prenda y éste salió a la calle sin aceptar que iba desnudo, para no ser calificado de tonto por sus vasallos.

~~~

Enviado por Nicolás Vega (Contacto, Página)
Fecha: 29 de Junio, 2007, 12:24

Toda la gente del pueblo alababa y aplaudía en forma entusiasta el supuesto traje, temerosos de que sus vecinos se dieran cuenta de que no podían verlo, hasta que un niño dijo: “El Monarca va en pelotas”. La gente empezó a cuchichear la frase hasta que toda la multitud gritó que el emperador iba desnudo. El emperador salió huyendo avergonzado y el desfile se acabó..
El grito del niño , despertó a los vasallos que desde allí aprendieron a confiar en su propio criterio y a no adoptar nunca más como verdades, los lugares comunes, los prejuicios o los fraudes comunicacionales.
Nicolás Vega.Berlin.

~~~

Enviado por sole_sol (Contacto, Página)
Fecha: 15 de Diciembre, 2007, 16:10

Sr. Vega: ¡Qué manera de llenar las páginas de un blog cultural! ¿ Tan importante encontró la aparición de mi libro " La última amapola", como para dedicarle páginas enteras comentándolo?
Lo de " holocausto", ese términó lo inventó un crítico. Mi libro nada tiene que ver con eso, tiene otras miras. Tengo la impresion que Usted. señor Vegas ni lo leyó. Jamás me comparé con Anne Frank, !qué ocurrencia! Para convencerse que mi libro se ofrece en al menos 30 librerías de Europa puede verificalo en http://www. bookbutler.com.de , ahí coloca el título y autora en el espacio que aparece y se puede percatar de la verdad. Incluso aquí en Chile se vende en varias ciudades en librerías grandes y de prestigio.
Mi libro lo he escrito yo, y nadie más que yo, sólo que un profesor de castellano ( también académico)lo revisó e hizo un mínimo de corecciones. Por lo demás: según la opinión de personas muy eruditas ( ¿vió el prólogo del Dr. Iván Carrasco? léalo y luego opine.
saludos Hildegard Rasch

~~~

Realiza un comentario

Regresar al artículo | Inicio
Blog alojado en ZoomBlog.com