Calendario

<<   Noviembre 2019    
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Categorías

Sindicación

MIS OTROS BLOGS

Alojado en
ZoomBlog
 

INVITACION... Ciné-France

Por Marisol Martinic - 9 de Junio, 2009, 2:01, Categoría: General

APRÈS
LA VIE...

cine para adultos!




--
Institut Culturel Alliance Française d'Osorno
Baquedano 804 - Osorno
Tel: 64 - 31.70.07
email: alliance.osorno@gmail.com

¿Quieres conocerte mejor? ¡Conoce lo que Windows Live tiene especialmente para ti!

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

10 nuevos articulos!!

Por loboveloz - 5 de Junio, 2009, 23:53, Categoría: General


Your FeedBlitz Updates

 

"LeerGratis.com" - 10 new articles

  1. ‘Ella, que lo tuvo todo’, de Ángela Becerra
  2. ‘Los borrachos de mi vida’, de Nuria Labari
  3. ‘El resto es silencio’, de Carla Guelfenbein
  4. ‘Hajime no Ippo’, de Jyoji Morikawa
  5. ‘Soul man’, de José María Mijangos
  6. ‘Pequeño hombre, ¿y ahora qué?’, de Hans Fallada
  7. ‘El puente de los judíos’ de Marti Gironell
  8. ‘Nadie debería matar en otoño’ de José Luis Ibáñez
  9. Mariano José de Larra
  10. La vid de la muerte, de Akiyuki Nosaka
  11. Search LeerGratis.com

‘Ella, que lo tuvo todo’, de Ángela Becerra


En este mundo deshumanizado en que vivimos, en el que cada uno va a su aire, es inevitable que el escritor reflexione sobre el discurrir de la vida, sobre los éxitos y los fracasos, y sobre el sentido de la existencia. Se trata de una nueva suerte de existencialismo no transcendente, sino cercano y asentado en el día a día.

Portada de la novela

Portada de la novela

La desazón ante una realidad vacía, la sensación de fracaso vital, el replanteamiento de los proyectos personales o la sensación de soledad llenan páginas y más páginas de los libros que hoy se editan.

Por este camino discurre, a nuestro modo de ver, ‘Ella, que lo tuvo todo’, de Ángela Becerra (Cali, Colombia, 1957). Publicista de éxito, Becerra decidió abandonar su trabajo en el año 2000, para dedicarse a su pasión: la escritura. Fruto de este valiente giro han sido ya varios libros de no escaso éxito, que le han proporcionado premios como el Azorín, en 2005, y el Iberoamericano Planeta-Casa de América de Narrativa, en 2009.

Desde el volumen de poemas ‘Alma abierta’ ha dado a la luz novelas como ‘De los amores negados’, ‘El penúltimo sueño’ y ‘Lo que le falta al tiempo’ y, ahora, aparece ‘Ella, que lo tuvo todo’ (Editorial Planeta, 2009).


Es éste un relato de cierta extensión -424 páginas- que nos presenta a una mujer, Ella, que se dedica a la literatura. Pero, tras sufrir un grave accidente, deja de escribir. En plena crisis de identidad, emprende un viaje a la ciudad del arte, a Florencia, en busca de una historia que le contó su padre y que ella espera le inspire una novela y le devuelva, así, su fuerza para escribir.

Una vista de Florencia

Una vista de Florencia

Allí trabaja restaurando libros y visita, cada tarde, una antigua librería en el Mercato Nuovo, donde se encuentra con su dependiente, un hombre tan solitario y misterioso como ella. Pero pocos saben que lleva una doble vida: en su afán por salir de su apatía vital, crea un personaje enigmático, una suerte de cortesana, ‘La Donna di Lacrima’, que recibe en un lujoso piso a hombres solitarios que le cuentan sus penas y buscan su cuerpo.

Como vemos, nos encontramos ante un personaje –desconocemos si autobiográfico- que ha perdido su camino vital y se halla desnortado en un mundo hostil. Por ello, busca encontrar el verdadero sentido de su vida y lucha por hallar la felicidad. Se trata, en suma, de un conmovedor relato cargado de sensualidad y bastante bien escrito, aunque, a nuestro juicio, demasiado extenso con relación a su argumento.

Fotos: Portada: tomada de la librería on line de El Corte Inglés | Florencia: Shizhao en Wikipedia



‘Los borrachos de mi vida’, de Nuria Labari


Cada vez es mayor el número de jóvenes que se lanzan al mundo de la literatura. Y, como es lógico, escriben sobre lo que mejor conocen, que es su vida cotidiana, sus trabajos en precario, sus hipotecas, sus relaciones sociales, sus salidas nocturnas y sus pequeños o grandes vicios. En resumen, su supervivencia en un mundo al que acaban de incorporarse y que no es nada fácil.

Nuria Labari

Nuria Labari

Por este camino discurre ‘Los borrachos de mi vida’, de Nuria Labari (Santander, 1979). Licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad del País Vasco, estudió también Relaciones Institucionales en el Instituto Universitario Ortega y Gasset y Creación Literaria en la Escuela Contemporánea de Humanidades, en Madrid. Como vemos,  al igual que tantos otros jóvenes de su generación, preparación no le falta. Se ha dedicado al periodismo, trabajando en la revista ‘Marie Claire’ y en la web de información de El Mundo. En la actualidad, es redactora jefe de ‘Telecinco.es’.

‘Los borrachos de mi vida’ es su primera obra publicada. Ha obtenido el VII Premio de Narrativa de Caja Madrid y ahora la Editorial Lengua de trapo la ha puesto en el mercado. Son 192 páginas que contienen relatos cortos.


En cada uno de ellos, se nos presenta a jóvenes que se enfrentan por vez primera a un mundo hostil que exige una dureza y una capacidad de respuesta que irán aprendiendo a golpes. Temas como la soledad, el desamor o la repetición de errores, de los que no se aprende, conforman su devenir, a la vez que los van convirtiendo en nuevos supervivientes de esta sociedad que devora a sus criaturas a poco que se descuiden.

Portada del libro

Portada del libro

Cada relato es una suerte de problema vital al que los protagonistas tendrán que aprender a enfrentarse y a superarlo, a riesgo de que, de no hacerlo, las heridas de la batalla terminen por aniquilarlos. No obstante, no se hallan exentos de ternura y de una humanidad comprensiva.

Para los más jóvenes, este libro será un manual -no exento de humor- y un aviso para navegantes de lo que les espera. Y, para los más mayores, su lectura supondrá un ejercicio de memoria de lo que han vivido y, en muchos casos, disfrutado o sufrido.

Sin duda, a la autora no le faltan cualidades narrativas y sentido literario. En un estilo fresco y suave, va narrando las peripecias de estos jóvenes aprendices. Para ser su primera publicación, emana una cierta voz propia y cualidades para la literatura.

Fotos: tomadas de la web de la editorial.



‘El resto es silencio’, de Carla Guelfenbein


"El resto es silencio (2008)"

"El resto es silencio (2008)"

La escritora chilena Carla Guelfenbein (Santiago de Chile, 1959) ha publicado tres novelas para Editorial Planeta, la más reciente se titula ‘El resto es silencio’(2008) y se encuentra publicitada en el portal de novedades de Planeta. Carla Guelfenbein es bióloga de la universidad de Essex y diseñadora de School of Arts de Londres, pero en entrevistas se ve que en su propio país tiene que defenderse de las acusaciones de tener un mal estilo, hacer sub literatura, proclamar que sus obras son best sellers, y que su narrativa es muy sentimental, hasta superficial.

Este tiempo editorial es de apertura para muchos autores que tienen la disposición a la escritura como oficio, sean o no consagrados. Esta novela trata de una familia sumida en un proceso de incomunicación, a saber Juan, viudo, vuelto a casar, cirujano exitoso que tiene responsabilidad en el suicidio de su primera esposa, ha mentido a su hijo Tommy de 12 años, enfermo del corazón quien descubre que su madre no murió por una enfermedad y este hallazgo lo hará más larvado y traumatizado, completa el trío Alma, la madrastra adúltera.


La debilidad de las personalidades sume a los personajes en la incomunicación

"Carla Guelfenbein"

"Carla Guelfenbein"

Juan es el personaje con mayor responsabilidad en el conflicto, al punto de sufrir la sanción del relato de ser engañado por Alma, con un antiguo amor, Leo. En este punto hay cierta conexión con el ginocentrismo o celebración de la mujer que no tolera soportar a un hombre que no la complace afectivamente y opta por la solución de seguir viviendo a cualquier precio. El medio cotidiano es una pantalla al enfriamiento del vínculo entre este trío de personajes, del cual Tommy es el mayor perjudicado, quien tiene que manejar el nuevo hallazgo de la verdad.

Habría cierta cosmovisión femenista al presentar a un protagonista frágil, no por un prejuicio sexista, sino por una mayor identificación con la mujer, Tommy es delicado, su falta de vitalidad lo hace introvertido, por ello su punto de vista, más reflexivo, a pesar de su edad, será el privilegiado en la narración. Tommy tiene que averiguar sobre la responsabilidad de su padre en el suicidio de su madre, ese último conocimiento será el que deteriore más la relación con su progenitor, hasta quedar ellos en un silencio intolerable y dañino.

Conclusión
Esta novela recrea las complicaciones que pueden haber en conflictos de forma doméstica y cotidiana pero que adquieren más profundidad porque llevan a la base de las relaciones humanas que cuando poseen fisuras, encierran el potencial para quebrar el orden de un núcleo familiar y el peligro de resentir irreconciliablemente a sus miembros.

Imágenes:

El resto es silencio en Buscalibros

Carla Guelfenbein en Saborizante



‘Hajime no Ippo’, de Jyoji Morikawa


"Hajime no Ippo, número 1 (1989)"

"Hajime no Ippo, número 1 (1989)"

El manga japonés ha creado interesantes historias de adolescentes con una vida complicada, atribulados por la presión de un grupo social inflexible, que será el inicio de una motivación a un cambio trascendental en sus ocupaciones. ‘Hajime no Ippo‘ es un manga que aparece en 1989, del autor Jyoji Morikawa, quien además de ilustrador es manager de boxeo. Este cómic continúa hasta la fecha publicado por Shonen magazines. Los 7 primeros capítulos son formativos e ilustran la entrada al boxeo del tímido Ippo Makunoichi para cambiar su destino.

Ippo es golpeado por unos matones que se burlan de su oficio de vendedor de artículos para la pesca como gusanos y hielo, con lo que ayuda a su madre. Es pequeño pero tiene una buena estructura muscular, esto lo descubre Takamura San, su primer entrenador de boxeo, que lo conoce al salvarlo de los matones a la salida de su colegio. Takamura le da un reto: coger 10 hojas en la mano mientras golpea frente a un árbol, le enseña, pero a su pedido de querer ser un profesional como el mismo, lo llevará a la escuela de boxeadores del anciano Kamogawa.


Una andanada de golpes como ceremonia de iniciación
Cuando Takamura lleva a Ippo a la escuela de profesionales, Kamogawa propone que pelee con otro chico de 16 años, como Ippo, pero más grande y fuerte, Ichirou Miyata. Ippo llegará hasta el último round inspirado en la leyenda de Mike Tyson, pero perderá a pesar de las instrucciones de Takamura, aunque no en vano porque los maestros del lugar lo aceptan como pupilo con la esperanza de que obtenga su licencia profesional a los 17 años de edad. En ese tiempo de entrenamiento llegará a hacerse amigo de Ichirou y sintonizar con los otros chicos.

Esta historieta ha impactado por el deseo de superación del protagonista, sus imágenes bien delineadas muestran la agresividad y acción del boxeo con brazos pasados surcando el aire o puños remeciendo al rival, gestos de tensión, ira o frustración, hay humor también; las bocas ampliamente abiertas del manga para dar énfasis a las líneas de los personajes y un acertado empleo del blanco y negro. Este podría ser un cómic de aprendizaje donde a Ippo le cuesta adquirir la agresividad necesaria pero empeñará hasta la última gota de sudor en llegar a campeón.

"Ichirou Miyata derrota a Ippo"

"Ichirou Miyata derrota a Ippo"

Conclusión
El inicio de l adolescente Ippo es narrado como una aventura épica, sin descuidar el humor. Bajo su apariencia de niño inofensivo, guarda el potencial de campeón, una pegada y técnica por depurar y trabajar cual diamente en bruto. Este cómic ha pasado de los 800 números hoy en día.

Lectura del cómic | ‘Hajime no Ippo’, de Jyoji Morikawa en Onemanga

Imágenes:

Hajime no Ippo número 1 en Onemanga

Ichirou versus Ippo en Onemanga



‘Soul man’, de José María Mijangos


Si hay una aportación destacable al género novelístico por parte de la literatura española –en tanto género literario, no nos referimos a los grandes narradores que nuestras letras han dado-, ésta es, sin duda, la creación de la novela picaresca. En efecto, la tradición picaresca es puramente autóctona y, desde el ‘Lazarillo de Tormes’ han sido muchos los pícaros que la narrativa española ha aportado.

Portada de 'Soul man'

Portada de 'Soul man'

Bien es verdad que –hoy día- ya no se trata de aquellos individuos que vivían al borde del delito, cuando no plenamente dentro de él, sirviendo a amos explotadores. En buena lógica, pues la sociedad ha evolucionado, los pícaros actuales son personajes que malviven desempeñando míseros trabajos y al margen de la sociedad, son perdedores cuya vida ha ido de fracaso en fracaso. Por poner algún ejemplo, podríamos citar al Pascual Duarte de Cela o al Onofre Bouvila –en los años de su llegada a Barcelona- de ‘La ciudad de los prodigios’, de Eduardo Mendoza.

Sin duda, esta tradición pervive hoy y uno de sus principales cultivadores es José María Mijangos, novelista aún no muy conocido pero que, probablemente, lo será a no mucho tardar. Mijangos (Barcelona, 1965) ha trabajado como redactor de novelas románticas para editoriales populares, lo cual ha curtido su técnica narrativa de modo importante. Además, ha trabajado como guionista ocasional para una productora.

Su primera novela fue ‘El rey de la prosperidad’ (1999), a la que siguieron ‘Curso de asesinos por correspondencia’ (2003) y ‘Braille para sordos’ (2006). Ésta última, subtitulada ‘La vida de Edelmiro Esteban, escritor por encargo’, cuenta el encuentro del narrador, Martín, un autor plagiario que malvive como dependiente en una librería de segunda, con Edelmiro –o ‘Edel Stephen’- un escritor de novelas policiacas baratas que ha gozado de cierto prestigio en el pasado. Pero, sobre todo, es un retrato costumbrista de la España de los años cincuenta, cargada de bohemia y picaresca.


‘Soul man’ (2009) es su última entrega. En ella, nos presenta a un americano –Cleophus Brown- que aterrizó en España en los años sesenta y creó un grupo musical de algún éxito, aunque efímero, y que ahora sobrevive como reponedor de supermercado. Al escuchar una de sus canciones en el hilo musical, se propone reverdecer viejos laureles, pero se encuentra con un mundo musical corrupto que le ha robado los derechos de autor y que coarta toda independencia al artista.

Actuación de un grupo musical

Actuación de un grupo musical

El relato presenta un humor brutal, desternillante en ocasiones, pero que trasluce la tragedia de un perdedor. El autor muestra preferencia por estos personajes que han perdido su tren y malviven en cualquier empleo. La prosa es, con frecuencia, no menos sarcástica y dura. Además, la obra trae consigo un regalo para los nostálgicos de los sesenta, pues realiza un recorrido por todos aquellos grupos musicales de pioneros.

Fotos: Portada de ‘Soul man’: Tomada de la web de Lenoir | Grupo musical: Sacavem 1 en Wikimedia



‘Pequeño hombre, ¿y ahora qué?’, de Hans Fallada


Hans Fallada es uno de los principales narradores alemanes de los convulsos principios del siglo XX, junto a Thomas Mann, su hermano Heirich, Herman Hesse y unos pocos autores más. Su obra ‘Pequeño hombre, ¿y ahora qué?’ es considerada por la crítica un clásico de la literatura alemana del siglo XX y recientemente se ha reeditado en castellano.

Portada de una edición de la obra

Portada de una edición de la obra

Fallada, cuyo verdadero nombre era Rudolf Friedrich Wilhelm Ditzen, tomo su pseudónimo de los cuentos de los hermanos Grimm. Nacido en Greifswald, en 1893, fue una personalidad  problemática: aunque provenía de una familia de clase alta -su padre era juez del Tribunal Supremo-, arrastró durante toda su vida la adicción a las drogas y visitó más de una vez centros psiquiátricos e incluso la cárcel.

Por si ello fuera poco y, aunque en principio no fue visto con buenos ojos por los jerifaltes nazis, que prohibieron sus obras, posteriormente fue admirado por el mismísimo Goebbels, quién le encargó una obra que exaltase a la nación alemana y a la raza aria.

Como después abominó del nazismo, con el fin de la guerra y la caída del régimen, Fallada fue aclamado como un héroe y nombrado Alcalde interino de la ciudad de Feldberg. Personalmente, aunque comprendemos que el miedo es muy humano, despreciamos a quienes cambian oportunamente de bando según les convenga, sobre todo, habida cuenta de que otros muchos, por no hacerlo, se convierten en víctimas.


‘Hombre pequeño, ¿y ahora qué?’ fue publicada por vez primera en 1932, un año antes de la llegada de Hitler al poder y hoy es considerado un clásico. Cuenta la historia de Johannes y Emma, una joven pareja que, cuando ella se queda embarazada, deciden casarse. Él consigue un precario trabajo del que no tardan en despedirle. Entonces su madre promete ayudarles en Berlín, adonde se trasladan, pero ésta no cumple su palabra y deben arreglárselas por sí mismos. Todo ello con el transfondo de la época de la República de Weimar, que el autor describe –sobre todo su caída- de forma pormenorizada.

Leipzig, donde Fallada residió desde 1909

Leipzig, donde Fallada residió desde 1909

Fallada es un gran escritor, de una prosa depurada y de excelente calidad, pero, a nuestro juicio, el gran mérito de esta novela es su carácter documental, pues nos muestra toda la enorme problemática que vivió Alemania tras la Primera Guerra Mundial y que permitió que emergiera y se consolidara el nazismo. Sin duda, su lectura nos permitirá comprender mejor las circunstancias que abocaron al país a un nuevo desastre.

Fotos: Portada: tomada de Editorial Maeva | Leipzig: Jan Arkestein en Wikipedia



‘El puente de los judíos’ de Marti Gironell


"El puente de los judíos"

"El puente de los judíos"

Marti Gironell (Besalú, 1971) da protagonismo a su ciudad natal en la historia de la construcción de un puente que servirá de defensa y asegurará el futuro del comercio de la ciudad en 1301. Muchas familias necesitan que sea viable su construcción como la del rico y próspero pañero Ramón de Roure, a punto de casar a su hija Agnes. El puente cuenta con el privilegio real de Jaime II, es encargado por el conde Berncot II de Tallaferro al maestro constructor de Perpignan Primo Lombardo, quien recibirá el apoyo de los judíos en su obra.

El conde de Ampurdin, rival del de Besalú se opondrá a la construcción y hasta se organizarán conjuros de magia negra para desgraciar la empresa. En un ambiente donde los judiós no eran bien vistos y oscilaban entre la traición y la fidelidad a la ciudad en esa etapa de conflicto; el romance entre la bella judía Jezabel y el hijo del maestro constructor Ítram Lombardo terminar de ganar las simpatías de esta etnía para la construcción del puente, y salvan el futuro de la ciudad. Como en ‘La Venganza del Bandoler’, Gironell ha recurrido a la documentación histórica.


El protagonismo del puente y su constructor
La época del relato refiere un tiempo en que los ciudadanos podrían tener ingerencia en el progreso o estancamiento de las obras públicas. Para todo Besalú es conocida la rivalidad con el conde Hug, señor de Empúries, solo las rencillas con los judíos entorpecen la culminación del puente. Gironell fue guía turístico de Besalú, por ello conoce detalles que puede llevar a su narrativa para dotarla de interés y personificar en el puente el empeño de progreso y el deseo de supervivencia de la comunidad. Los judíos serán coprotagonistas por su participación decisiva.

En estos tiempos se recuerda con la narrativa la marca étnica que existía en España para con moros y judíos, lo que no era peyorativo, pero si una forma de mantener distancia y enfriar un proyecto de integración nacional y regional necesario. Recordemos que los judíos se han agrupado en los países que emigraron en juderías, dedicados al comercio y al préstamo, acatanado las leyes de los países que los recibían pero manteniendo una considerable independencia cultural, reforzada por la tendencia a la pureza etnica con la endogamia.

"Marti Gironell frente al puente de los judíos."

"Marti Gironell frente al puente de los judíos."

Conclusión
Marti Gironell ha logrado aciertos en la novela histórica, llevando personajes a contextos de tensión social donde siempre hay un grupo importante que oscila entre dos bandos. Esta novela tiene a varios personajes cuyo futuro y prestigio dependen de la realización del puente, que compartirá protagonismo con la etnia que ayuda a su construcción.

Imágenes:

El puente de los judíos en Libreriasnobel

Marti frente a puente en Manelharo.blogspot



‘Nadie debería matar en otoño’ de José Luis Ibáñez


"Nadie debería matar en otoño (2007)"

"Nadie debería matar en otoño (2007)"

José Luis Ibáñez (Barcelona, 1961) resultó finalista del premio Juan Tigre en 2008 por su novela ‘Nadie debería matar en otoño’, relato policial situado en Barcelona de 1936, que plantea la investigación de la tortura y muerte de tres anarquistas, encargada por el dirigente anarquista Juan García Olivares al detective Toni Ferrer, personaje que hace su primera aparición en la ficción. Las aventuras de Ferrer continúan en ‘También mueren ángeles en primavera’ (2009) y deja abierta la posibilidad de una tetralogía con una novela situada en verano y en invierno.

Esta novela está ambientada en tiempos de agitación política para España, son los inicios de la dictadura de Franco, y los disturbios donde se ven implicados anarquistas, comunistas y las fuerzas armadas para reprimir a los revoltosos. Los lectores de esta primera entrega leen con mucho interés la segunda aventura de Toni Ferrer, quien debe mostrar sus credenciales como detective eficaz, demostrarse implacable con funcionarios  corruptos y criminales, junto a la función de hacer participar a la ciudad de Barcelona de sus hazañas y darle protagonismo.


Los crímenes son consecuencia de la guerra civil
La novela negra muestra crímenes como eje de atracción al lector, y la documentación sobre la guerra  le da más interés por tener que competir con un fondo histórico conocido, donde no se puede cambiar lo sustancial, sino usarlo de contexto. El líder anarquista llegará a ser ministro de justicia, este evento abre las posibilidades de infiltración de este personaje y su bando en la derecha gobernante, por causas tan oscuras como las razones del asesinato de los tres anarquistas en otoño. Ferrer debe proseguir la investigación superando la distracción del amor.

A Toni Ferrer se le presentará una antigua enamorada, Regina, quien coadyuvará a mostrar el lado humano del detective, su impulso hacia el Eros en una actividad donde predomina la muerte. En esta investigación Ferrer se arriesga contra bandos enquistados en el poder, armados hasta los dientes y con influencias que le obligarán a hilar fino para resolver el caso. La complicación para un detective es la frustración, ya que como no es juez en lo civil, la corrupción del gobierno podría desbaratar su esfuerzo de ubicar y pelear contra los asesinos.

"José Luis Ibáñez"

"José Luis Ibáñez"

Conclusión
La historia puede competir con la ficción, cuando un relato deja su versión idealizada de los hechos y se hace canónica, pero también puede ayudarle a dar profundidad a eventos y personajes brindando un marco histórico conocido. En las dos aventuras de Toni Ferrer hay una interpretación de la historia, que otorga un fondo social y político capaz de complicar la misión del protagonista.

Imágenes:

Nadie debería matar en otoño en Mielibro

José Luis Ibáñez en Negraycriminal



Mariano José de Larra


El género periodístico, tal como lo entendemos hoy, se inicia a mediados del siglo XVIII, en Inglaterra y Francia. En nuestro país, aunque también tenemos ejemplos de esa época – con periódicos como “El Censor” y precursores como Rubín de Celis y Nipho - , los principios de un periodismo profesional, con fines mercantiles, se da fundamentalmente a partir de 1.820.

Mariano José de Larra

Mariano José de Larra

Es, efectivamente, en esos años, cuando la prensa deja de ser sólo meramente informativa y añade a sus contenidos, el artículo de opinión, tan común en nuestros días en cualquier rotativo.

Y, en ese nacimiento ejerce papel fundamental un escritor que personifica como pocos el Romanticismo : Mariano José de Larra. Enfermo toda su vida de esa desazón tan característica del hombre de la época, el cual no encuentra su lugar en el mundo, acabará – como tantos otros jóvenes – suicidándose, aparte los motivos personales, como una última muestra de protesta ante su época.

Hijo de un médico afrancesado, nació Larra en Madrid, en 1.809. Con sólo cuatro años, hubo de exiliarse con su familia a Francia. Allí se educó y su formación en la cultura gala será una de las claves de su personalidad. Al regresar a España, en 1.821, tendrá que volver a aprender el castellano.


Su vida fue tan breve como intensa : viajes al extranjero, participación en política, estrenos teatrales, polémicas con otros escritores, su matrimonio fracasado con Pepita Wettoret y sus relaciones con Dolores Armijo, cuya definitiva ruptura fue la gota que colmó el vaso de su desesperación y el detonante del pistoletazo que acabó con su vida.

De ideas progresistas, escribió mucho y bien sobre política, atacando al carlismo y a los liberales moderados desde la prensa. En este sentido, puede ser considerado el primer periodista profesional de nuestro país, pues, durante una época, cobro muy bien sus artículos.

Romántico a fin de cuentas, no dejó de publicar versos, que no pasan de ser ensayos de circunstancias, algún que otro drama – “No más mostrador” y “Macías” – y una novela histórica – “El doncel de don Enrique el Doliente”-. Pero la gran contribución de Larra a las letras castellanas son, sin duda, sus artículos de costumbres, que inauguran el género, desde una perspectiva moderna en España.

Debemos precisar que, en esos mismos años, también publica sus “escenas”

José de Espronceda

José de Espronceda

Mesonero Romanos, pero éste es un costumbrista puro, en el sentido de mostrar de forma realista un cuadro de época, al modo de un fotógrafo ; en tanto que Larra alcanza una mayor profundidad : el cuadro de época que presenta le sirve como excusa para volcar sobre él su subjetividad y sus opiniones, las más de las veces satíricas.

Qué mejor ejemplo de lo que decimos que las palabras que su amigo Mariano Roca de Togores escribió en “El Español” como necrológica del escritor : “ Cada uno de esos artículos que el público lee con carcajadas eran otros tantos gemidos de desesperación que lanzaba a una sociedad corrompida y estúpida que no sabía comprenderle”.

O aquellas otras palabras que él mismo puso al final de su artículo “El día de difuntos” : “El frío de la noche helaba mis venas. Quise salir violentamente del horrible cementerio. Quise refugiarme en mi propio corazón, lleno no ha mucho de vida, de ilusiones, de deseos. ¡Santo cielo! También otro cementerio. Mi corazón no es más que otro sepulcro, ¿Qué dice? Leamos. ¿Quién ha muerto en él? ¡Espantoso letrero! “¡Aquí yace la esperanza!” ¡Silencio, silencio!”.

Pero no todo lo escrito por “Fígaro” – su seudónimo más popular – es tan triste. Existen artículos en que se ríe de la burocracia española, de los petimetres, de los falsos intelectuales (se ve que ya abundaban de aquélla, como hoy, aunque entonces seguramente habría menos) y de muchas otras figuras.

Pero siempre está presente en sus artículos esa visión pesimista que revela tristeza ante la situación del país. En este sentido, no nos resistimos a mostrar otro ejemplo. Se trata de un fragmento del artículo “Vuelva usted mañana”, en el que fustiga la pereza de los españoles y, sobre todo, a la burocracia de la administración.

Para ello, se inventa Larra a un amigo francés, monsieur Sans-délai, que ha venido a nuestro país a proponer una idea muy ventajosa para España. Para no hacer excesivamente larga la cita, la abreviaremos :

Estatua de Larra en Madrid

Estatua de Larra en Madrid

“ Para las proposiciones que acerca de varios establecimientos y empresas utilísimas pensaba hacer, había sido preciso buscar un traductor ; por los mismos pasos que el genealogista nos hizo pasar el traductor ; de mañana en mañana, nos llevó hasta fin de mes. Averiguamos que necesitaba dinero diariamente para comer, con la mayor urgencia ; sin embargo, nunca encontraba momento oportuno para trabajar.

El escribiente hizo otro tanto después con las copias, sobre llenarlas de mentiras, porque un escribiente que sepa escribir no le (sic) hay en este país”. No paró aquí ; un sastre tardó veinte días en hacerle un frac, que le había mandado llevarle en veinticuatro horas (…..) Sus conocidos y amigos no le asistían a una sola cita, ni avisaban cuando faltaban, ni respondían a sus esquelas. ¡Qué formalidad y qué exactitud!

Presentóse, con todo, yendo y viniendo días, una proposición de mejoras para un ramo que no citaré, quedando recomendada eficacísimamente.

A los cuatro días volvimos a saber el éxito de nuestra pretensión.

- Vuelva usted mañana – nos dijo el portero - . El oficial de la mesa no ha venido hoy.

- Grande causa le habrá detenido – dije yo entre mí. Fuimos a dar un paseo y nos encontramos, ¡qué casualidad!, al oficial de la mesa en el Retiro, ocupadísimo en dar una vuelta con su señora al hermoso sol de los inviernos claros de Madrid.

Martes era el día siguiente y nos dijo el portero :

- Vuelva usted mañana, porque el señor oficial de la mesa no da audiencia.

- Grandes negocios habrán cargado sobre él – dije yo.

Como soy el diablo y aún he sido duende, busqué ocasión de echar una ojeada por el agujero de la cerradura. Su señoría estaba echando un cigarrito al brasero, y con una charada del “Correo” entre manos que le debía de costar trabajo el acertar.

José Zorrilla

José Zorrilla

- Es imposible verle hoy – le dije a mi compañero - ; su señoría está en efecto ocupadísimo.”

Como hemos podido apreciar, Larra satiriza la situación, pero en el fondo no dejamos de apreciar una tristeza que podríamos llamar patriótica, en lo que critica.

Curiosamente, el funeral del periodista sirvió para dar a conocer a otro fenómeno de las letras hispanas, José Zorrilla, que leyó unos versos ante su tumba. De cualquier modo, la fama de Larra perduró y perdura. La generación del noventa y ocho lo convirtió en su guía y no es de extrañar : comparten la misma pasión española, el mismo descontento ante la situación del país e idéntico afán de renovación. Y, hoy en día, cualquiera que pretenda dedicarse al periodismo, no puede dejar de leer los escritos del romántico.

Imagen Larra: Joseluis bn en Wikipedia
Imagen Espronceda: Joseluis bn en Wikipedia
Imagen Estatua: Ecemaml en Wikipedia
Imagen Zorrilla: Joseluis bn en Wikipedia



La vid de la muerte, de Akiyuki Nosaka


Honegami Toge Hotoke-Kazura es el título de la obra que hoy nos acompaña; podríamos traducirla como La vid de la muerte, un cuento de Akiyuki Nosaka, alguien que escribe desde la amargura. Hijo adoptivo de una familia de la ciudad de Kobe, pasó su infancia bajo los bombardeos, que en 1945 mataron a su padre adoptivo. Sus hermanas murieron, una enferma y otra de malnutrición. Ingresó en un orfanato. La experiencia de la guerra, la miseria de la posguerra, y la desorientación de la sociedad japonesa ante los cambios sufridos a continuación marcan toda su obra, que suele contener elementos autobiográficos. Una de sus obras más conocidas, “La tumba de las luciérnagas”, es una novela que recibió una adaptación en forma de anime y que tiene mucho de autobiografía: ¿no os acordáis de la historia de dos niños huérfanos (chico y chica) que intentan sobrevivir en un Japón de 1945 cubierto de escombros? Sin duda un realto mágico.

Con la obra que hoy nos ocupa, Nosaka firma un texto a la vez fascinante y lleno de creatividad. La historia es un largo flash-back que comienza con la descripción de una mina de carbón, campamentos, barracas y la fauna que se encuentra en un pueblo minero de Japón. Una joven muchacha, hija del dueño de la mina, siente una admiración casi enfermiza por las flores que crecen sobre las tumbas. Rápidamente piensa que esta vid se alimenta con la carne y con la sangre de los muertos. Con su hermano, va a intentar un acto desesperado para que nazcan otras flores; harán el amor en el cementerio, después de esto, el hermano decide morir por amor. Una espléndida flor crecerá tras su defunción…

Este es el primer escándalo del libro: una relación incestuosa entre hermanos… Cada vez más fascinada por esa flor, la niña se convertirá en una mujer oscura y loca que forzará al pueblo entero a copular en el cementerio para sacrificar a los recién nacidos nueve meses después sobre las tumbas… un espléndido jardín nace después de este hecho en la siguiente primavera.



Akiyuki Nosaka

Akiyuki Nosaka

Como muchos novelistas japoneses, Nosaka mezcla la muerte y sexualidad sin pudor alguno. Esta lectura puede causar un bastante malestar en el lector pero la escritura es pura poesía barroca que nos envuelve en la locura de sus personajes.

Para los interesados en leer este libro, decir, que hay una traducción al francés titulada: “La vigne des morts sur le col des dieux décharnés” y al que acompaña “La pequeña vendedora de fósforos”; salido de la re-escritura en tono erótico del cuento de Andersen “La cerillera”. Una joven muchacha se prosituye las noches de invierno; en la oscuridad muestra a los adultos sus partes encendiendo una cerilla en la oscuridad. Secretamente está buscando a su padre…

En definitiva, estamos ante dos cuentos sórdidos que son fundamentales para los enamorados de la literatura japonesa.





Click here to safely unsubscribe now from "LeerGratis.com" or change your subscription or subscribe

 
Unsubscribe from all current and future newsletters powered by FeedBlitz
Your requested content delivery powered by FeedBlitz, LLC, 9 Thoreau Way, Sudbury, MA 01776, USA. +1.978.776.9498

 



¡Obtén la mejor experiencia en la web!
Descarga gratis el nuevo Internet Explorer 8
http://downloads.yahoo.com/ieak8/?l=e1

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

VICTOR JARA... en la ULA...

Por raúl - 4 de Junio, 2009, 22:32, Categoría: General



Meta llegar a los 10.000 miembros

Daniel Morales:
LA ESTACION U.L.A. PARA VICTOR JARA!!.
----------------
Amigos, nos sigue sorprendiendo la recepción de todos ustedes en esta causa.
Hemos demostrado que podemos generar un gran movimiento a través de la red.

Y porque queremos que esta actividad pase a ser una realidad concreta tenemos
que seguir reclutando gente. Mientras más usuarios seamos no nos podrán ignorar.
Inviten a todos sus amigos a esta causa y lograremos que el Metro cambie el nombre
de la estación ULA.

Necesitamos llegar a los 10.000 miembros y con podremos presionar a Metro
para que sea una realidad.

Estación ULA para Victor Jara!!!!
----------------
View Announcement - Invite Friens


Tus elecciones hablan por ti. ¡Conoce quién eres realmente!

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Encuentro de Flautas 2009

Por raúl - 3 de Junio, 2009, 1:05, Categoría: General

VIII ENCUENTRO
DE FLAUTAS DEL SUR
DEL MUNDO

Si no puede ver este mensaje haga clic aqui



Este mensaje se envía en base al art. 28b de la ley 19.955 que reforma la ley de derechos del consumidor, y los artículos 2 y 4 de la ley 19.628 sobre protección de la vida privada o datos de carácter personal, todo esto en conformidad a los numerales 4 y 12 de la constitución política. Su dirección ha sido extraída manualmente por personal de nuestra compañía desde su sitio Web en Internet, o ha sido introducida por usted al aceptar el envío de mensajes publicitarios al inscribirse en alguno de los sitios o foros de nuestra Red de trabajo.
Para ser removido y no recibir nuevamente información responda este mail con el asunto "Remover".

Este correo electrónico ha sido enviado a rauleme@hotmail.com
Para modificar su suscripción, haga click aquí | Para anular su suscripción, haga click aquí


Este correo electrónico fue enviado a través de MasterBase®ST por Transoceanica
©2009 Derechos Reservados




Tus elecciones hablan por ti. ¡Conoce quién eres realmente!

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Articulo... del PAIS del domingo.

Por Sandra Rios.... desde España. - 1 de Junio, 2009, 16:58, Categoría: General



REPORTAJE: Primer plano
Adios, clase media, adios!
La recesión golpea con dureza al principal sustento del Estado de bienestar

RAMÃ"N MUÃ"OZ 31/05/2009

Ridiculizada por poetas y libertinos; idolatrada por moralistas; destinataria de los discursos de políticos, papas, popes y cuantos se suben alguna vez a un púlpito en busca de votantes o de adeptos; adulada por anunciantes; recelosa de heterodoxias y huidiza de revoluciones; pilar de familias y comunidades; principal sustento de las Haciendas públicas y garante del Estado de bienestar. La clase media es el verdadero rostro de la sociedad occidental. En un mundo globalizado, en el que hasta en el más mísero país siempre se puede encontrar a alguien con suficientes medios para darse un paseo espacial, sólo la preeminencia de la clase media distingue los Estados llamados desarrollados del resto. Los países dejan de ser pobres no por el puesto que ocupan sus millonarios en el ranking de los más ricos -de ser así, México o la India estarían a la cabeza del mundo dada la fortuna de sus potentados-, sino por la extensión de su clase media.

Pero parece que la clase media está en peligro o, al menos, en franca decadencia. Eso piensan muchos sociólogos, economistas, periodistas y, lo que es más grave, cada vez más estadísticos. Como los dinosaurios, esta "clase social de tenderos" -como la calificaban despectivamente los aristócratas de principios de siglo XX- aún domina la sociedad, pero la actual recesión puede ser el meteorito que la borre de la faz de la Tierra. Siguiendo con la metáfora, el proceso no será instantáneo sino prolongado en el tiempo, pero inevitable. La nueva clase dominante que la sustituya bien pudieran ser los pujantes mileuristas, los que ganan mil euros al mes. Tal y como sucedió cuando los mamíferos sustituyeron a sus gigantes antecesores, los mileuristas tienen una mayor capacidad de adaptación a circunstancias difíciles. También se adaptan los pobres, pero no dejan de ser excluidos, mientras que los mileuristas son integradores de la masa social. Por eso se están extendiendo por todas las sociedades desarrolladas.

El mileurismo -un término inventando por la estudiante Carolina Alguacil, que escribió una carta al director de EL PAÍS en agosto de 2005 para quejarse de su situación laboral- ha dejado de ser un terreno exclusivo para jóvenes universitarios recién licenciados que tienen que aceptar bajos salarios para hacerse con un currículo laboral. En los últimos años ha incorporado a obreros cualificados, parados de larga duración, inmigrantes, empleados, cuarentones expulsados del mercado laboral y hasta prejubilados. Se estima que en España pueden alcanzar en torno a los doce millones de personas.

Su popularidad es tan creciente que ya hay varios libros dedicados exclusivamente a los mileuristas, tienen web propia y hasta película. Se llama Generazione 1.000 euro, una producción italiana que se acaba de estrenar. Cuenta la historia de un joven licenciado en matemáticas que malvive en una empresa de mercadotecnia y se enamora de otra mileurista. Basa su argumento en el libro con el mismo título que triunfó gracias a las descargas gratuitas de Internet (la gratuidad de la Red es una de las pocas válvulas de escape de los mileuristas).

Hasta los políticos comienzan a mirar hacia ellos. Las medidas anunciadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el debate del estado de la nación, aunque luego descafeinadas, parecen ser las primeras especialmente diseñadas para mileuristas: equiparar las ayudas al alquiler, eliminar para las rentas medias la desgravación de la vivienda (¡el pisito, icono de la clase media española!), bonos de transportes desgravables y, sobre todo, máster gratis sin límite para graduados en paro. Másteres, estudios de posgrado, doctorados, idiomas..., el signo de identidad de esta generación Peter Pan, dicen que la mejor preparada de la historia pero cuya edad media de emancipación del hogar familiar está a punto de alcanzar los 30 años.

La estadística da cuenta cada vez de forma más fehaciente de la pujanza del mileurismo frente a la bendita clase media. Uno de los datos más reveladores se encuentra en la Encuesta de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE), un informe cuatrienal pero que desnuda la realidad sociolaboral como ninguna otra. Según la misma, el sueldo medio en España en 2006 (última vez que se realizó) era de 19.680 euros al año. Cuatro años antes, en 2002, era de 19.802 euros. Es decir, que en el periodo de mayor bonanza de la economía española, los sueldos no sólo no crecieron, sino que cayeron, más aún si se tiene en cuenta la inflación.

Si nos remontamos a 1995, la primera vez que se llevó a cabo la encuesta, la comparación es aún más desoladora. El salario medio en 1995 era de 16.762 euros, por lo que para adecuarse a la subida de precios experimentada en la última década, ahora tendría que situarse en torno a los 24.000 euros. Se trata del sueldo medio, que incluye el de los que más ganan. Por eso convendría tener en cuenta otro dato más esclarecedor: la mitad de los españoles gana menos de 15.760 euros al año, es decir, son mileuristas.

Los sueldos se han desplomado pese a la prosperidad económica e independientemente del signo político del partido en el poder en los últimos años (desde 1995 han gobernado sucesivamente PSOE, PP y nuevamente PSOE). La riqueza creada en todos esos años ha ido a incrementar principalmente las llamadas rentas del capital.

Algunos dan definitivamente por muerta la clase media. Es el caso del periodista Massimo Gaggi y del economista Eduardo Narduzzi, que en su libro El fin de la clase media y el nacimiento de la sociedad de bajo coste (Lengua de Trapo) vaticinaban la aparición de un nuevo sistema social polarizado, con una clase tecnócrata reducida y crecientemente más rica en un extremo, y en el otro un "magma social" desclasado en que se confunden las antiguas clases media y baja, definidas por una capacidad de consumo muy limitado, a imagen y semejanza de los productos y servicios que les ofrecen las compañías low cost (bajo coste) como Ikea, Ryanair, Mc Donald's, Zara o Skype.

"Nosotros hablábamos de la aparición de una clase de la masa, es decir, de una dimensión social sin clasificación que de hecho contiene todas las categorías, con excepción de los pobres, que están excluidos, y de los nuevos aristócratas. La clase media era la accionista de financiación del Estado de bienestar, y su desaparición implica la crisis del welfare state, porque la clase de la masa ya no tiene interés en permitir impuestos elevados como contrapartida política que hay que conceder a la clase obrera, que también se ha visto en buena parte absorbida por la clase de la masa. La sociedad que surge es menos estable y, como denunciábamos, potencialmente más atraída por las alarmas políticas reaccionarias capaces de intercambiar mayor bienestar por menos democracia. También es una sociedad sin una clara identidad de valores compartidos, por lo tanto, es oportunista, consumista y sin proyectos a largo plazo", señalan los autores a EL PAÍS.

El declive de la clase media se extiende por todo el mundo desarrollado. En Alemania, por ejemplo, un informe de McKinsey publicado en mayo del año pasado, cuando lo peor de la crisis estaba aún por llegar, revelaba que la clase media -definida por todos aquellos que ganan entre el 70% y el 150% de la media de ingresos del país- había pasado de representar el 62% de la población en 2000 al 54%, y estimaba que para 2020 estaría muy por debajo del 50%.

En Francia, donde los mileuristas se denominan babylosers (bebés perdedores), el paro entre los licenciados universitarios ha pasado del 6% en 1973 al 30% actual. Y les separa un abismo salarial respecto a la generación de Mayo del 68, la que hizo la revolución: los jóvenes trabajadores que tiraban adoquines y contaban entonces con 30 años o menos sólo ganaban un 14% menos que sus compañeros de 50 años; ahora, la diferencia es del 40%. En Grecia, los mileuristas están aún peor, ya que su poder adquisitivo sólo alcanza para que les llamen "la generación de los 700 euros".

En Estados Unidos, el fenómeno se asocia metafóricamente a Wal-Mart, la mayor cadena de distribución comercial del mundo, que da empleo a 1,3 millones de personas, aplicando una política de bajos precios a costa de salarios ínfimos -la hora se paga un 65% por debajo de la media del país-, sin apenas beneficios sociales y con importaciones masivas de productos extranjeros baratos procedentes de mercados emergentes, que están hundiendo la industria nacional. La walmartización de Estados Unidos ha sido denunciada en la anterior campaña presidencial tanto por los demócratas como por los republicanos. El presidente Barak Obama creó por decreto la Middle Class Task Force, el grupo de trabajo de la clase media, que integra a varias agencias federales con el objeto de aliviar la situación de un grupo social al que dicen pertenecer el 78% de los estadounidenses. El grupo tiene su propia página web y su lema: "Una clase media fuerte es una América fuerte".

Hacen falta más que lemas para salir de la espiral que ha creado la recesión y que arrastra en su vórtice a una clase media debilitada hacia el mileurismo o tal vez más abajo. En Nueva York, 1,3 millones de personas se apuntaron a la sopa boba de los comedores sociales en 2007. Apenas un año después, tres millones de neoyorquinos eran oficialmente pobres. Los pobres limpios, como se denomina a los que han descendido desde la clase media, también comienzan a saturar los servicios sociales en España. Las peticiones de ayuda en Cáritas han aumentado un 40%, y el perfil social del demandante empieza a cambiar: padre de familia, varón, en paro, 40 años, con hipoteca, que vive al día y que ha agotado las prestaciones familiares.

Con el propósito de tranquilizar a la población, los dirigentes han comenzado a hablar de "brotes verdes" para designar los primeros signos de recuperación. Pero ésta no es una crisis cualquiera. Howard Davidowitz, economista y presidente de una exitosa consultora, se ha convertido en una estrella mediática en Estados Unidos al fustigar sin piedad el optimismo de la Administración de Obama. "Estamos hechos un lío y el consumidor es lo suficientemente listo para saberlo. Con este panorama económico, el consumidor que no se haya petrificado es que es un maldito idiota. Esta crisis hará retroceder al país al menos diez años y la calidad de la vida nunca volverá a ser la misma".

La marcada frontera que separaba la clase media de la exclusión y de los pobres se está derrumbando a golpes de pica como lo hizo el muro de Berlín, y algunos se preguntan si tal vez la caída del telón de acero no haya marcado el inicio del fin de conquistas sociales y laborales que costaron siglos (y tanta sangre), una vez que el capitalismo se encontró de repente sin enemigo.

Al margen de especulaciones históricas, lo cierto es que la desigualdad crece. En España, la Encuesta de Condiciones de Vida, realizada en 2007 por el INE, señalaba que casi 20 de cada 100 personas estaban por debajo del umbral de la pobreza. El último informe FOESSA sobre exclusión y desarrollo social en España, de Cáritas, resaltaba que hay un 12,2% de hogares "pobres integrados", esto es, sectores integrados socialmente pero con ingresos insuficientes y con alto riesgo de engrosar las listas de la exclusión. Su futuro es más incierto que nunca, y muchos hablan de un lento proceso de desintegración del actual Estado de bienestar.

Otros expertos son mucho más optimistas y descartan que se pueda hablar del fin de clase media. "Es una afirmación excesivamente simplista que obvia algunos de los grandes avances que ha registrado la sociedad española en el largo plazo. Las crisis comienzan perjudicando a los hogares con menores ingresos y menor nivel formativo, para extender posteriormente sus efectos al resto de grupos. Y aunque mantenemos niveles de desigualdad considerablemente elevados en el contexto europeo estamos todavía lejos de ser una sociedad dual", señala Luis Ayala, profesor de Economía Aplicada de la Universidad Rey Juan Carlos y uno de los autores del informe FOESSA.

El catedrático de Estructura Económica Santiago Niño Becerra ha saltado a la fama editorial por su libro El crash de 2010 (Los Libros del Lince), en el que afirma que la crisis no ha hecho más que empezar y que será larga y dura. A la pregunta de cómo va a afectar esta debacle a la clase media, contesta: "El modelo de protección social que hemos conocido tiende a menos-menos porque ya ha dejado de ser necesario, al igual que lo ha dejado de ser la clase media: ambos han cumplido su función. La clase media actual fue inventada tras la II Guerra Mundial en un entorno posbélico, con la memoria aún muy fresca de la miseria vivida durante la Gran Depresión y con una Europa deshecha y con 50 millones de desplazados, y lo más importante: con un modelo prometiendo el paraíso desde la otra orilla del Elba. La respuesta del capitalismo fue muy inteligente (en realidad fue la única posible, como suele suceder): el Estado se metió en la economía, se propició el pleno empleo de los factores productivos, la población se puso a consumir, a ahorrar y, ¡tachín!, apareció la clase media, que empezó a votar lo correcto: una socialdemocracia light y una democracia cristiana conveniente; para acabar de completar la jugada, esa gente tenía que sentirse segura, de modo que no desease más de lo que se le diese pero de forma que eso fuese mucho en comparación con lo que había tenido: sanidad, pensiones, enseñanza, gasto social... que financiaban con sus impuestos y con la pequeña parte que pagaban los ricos (para ellos se inventaron los paraísos fiscales). Todo eso ya no es necesario: ni nadie promete nada desde la otra orilla del Elba, ni hay que convencer a nadie de nada, ni hay que proteger a la población de nada: hay lo que hay y habrá lo que habrá, y punto. Por eso tampoco son ya necesarios los paraísos fiscales: ¿qué impuestos directos van a tener que dejar de pagar los ricos si muchos de ellos van a desaparecer y si la mayoría de los impuestos de los que quieren escapar van a ser sustituidos por gravámenes indirectos?".

Y es que frente a la extendida idea de que la mejor forma de favorecer el bienestar es conseguir altas tasas de crecimiento y de creación de empleo, en los momentos de máxima creación de empleo la desigualdad no disminuyó. Al contrario, desde el primer tercio de los años noventa la pobreza no ha decrecido. Los salarios crecen menos que el PIB per cápita. El último informe mundial de salarios de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) destaca que entre 2001 y 2007 crecieron menos del 1,9% en la mitad de los países. En España, el aumento real fue casi cero, como en Japón y Estados Unidos. Para 2009, la OIT pronostica que los salarios crecerán sólo un 0,5%.

En España hay un dato aún más revelador del vértigo que siente la clase media cuando se asoma al abismo de inseguridad que le ofrece esta nueva etapa del capitalismo. El número de familias que tiene a todos sus miembros en paro ha sobrepasado el millón. Y peor aún, la tasa de paro de la persona de referencia del hogar -la que aporta más fondos y tiene el trabajo más estable- está ya en el 14,5%, muy similar a la del cónyuge o pareja (14,4%), cuyo sueldo se toma como un ingreso extra, mientras que la de los hijos se ha disparado cinco puntos en el primer trimestre y está en el 26,8%.

Luis Ayala constata que, por primera vez desde mediados de los años noventa, al inicio de esta crisis hemos asistido a tres cambios claramente diferenciales respecto al modelo distributivo en vigor en las tres décadas anteriores: la desigualdad y la pobreza dejaron de reducirse (aunque no aumentaron) por primera vez desde los años sesenta; por primera vez en muchos años la desigualdad no disminuyó en un contexto de crecimiento económico, y a diferencia de lo que sucedió con la mayoría de los indicadores macroeconómicos (PIB per cápita, déficit público, desempleo, etcétera), durante este periodo se amplió el diferencial con la UE desde el punto de vista de desigualad.

"Si en un tiempo de mareas altas no disminuyó la desigualdad, cabe contemplar con certeza su posible aumento en un periodo de mareas bajas. La evidencia que muestran varios estudios de cierta conexión entre determinadas manifestaciones del desempleo y la desigualdad y la pobreza obligan, inevitablemente, a pensar en un rápido aumento de la desigualdad y de las necesidades sociales. Así, tanto el número de hogares en los que todos los activos están en paro como la tasa de paro de la persona principal del hogar son variables más relacionadas con la desigualdad que los cambios en las cifras agregadas de empleo. La información más reciente que ofrece la EPA deja pocas dudas: en ninguno de los episodios recesivos anteriores crecieron tan rápido ambos indicadores, por lo que cabe pensar en aumentos de la desigualdad y de la pobreza monetaria muy superiores a los de cualquier otro momento del periodo democrático", afirma Ayala.

En efecto, estos datos demolen en parte el viejo bastión español frente a la crisis: el colchón familiar. ¿Cómo van a ayudar los padres a los hijos si comienzan a ser los grandes protagonistas del drama del desempleo? El profesor Josep Pijoan-Mas, del Centro de Estudios Monetarios y Financieros (CEMFI), en el artículo Recesión y crisis (EL PAÍS, 15 de marzo), observaba una preocupante similitud entre esta recesión y la de 1991-1994, cuando el paro trepó hasta el 24%. "Los datos muestran que el aumento de la desigualdad en el ámbito individual se amplifica cuando agrupamos los datos por hogares. Esto sugiere que, contrariamente a la creencia popular, la familia no es un buen mecanismo de seguro en España: cuando un miembro del hogar experimenta descensos de renta, lo mismo sucede al resto de miembros del hogar", indica.

Afirmar a simple vista que, por primera vez desde la II Guerra Mundial (la Guerra Civil en España), las nuevas generaciones vivirán peor que la de sus padres puede parecer osado. Nunca tantos jóvenes estudiaron en el extranjero (gracias a las becas Erasmus), viajaron tanto (gracias a las aerolíneas low cost) o prolongaron tanto su formación. Pero se trata de una sensación de riqueza ilusoria, apegada al parasitismo familiar. El número de jóvenes españoles que dispone de una independencia económica plena disminuyó desde el 24% en 2004 al 21% en 2008, según el último informe del Instituto de la Juventud (Injuve). El proceso es general en toda Europa. El número de "viejos estudiantes" ha crecido a un ritmo vertiginoso en los últimos años. Así, el 15% del total de estudiantes de la Unión Europea (entendiendo por tales los que dedican todo su tiempo a la formación) tiene ya más de 30 años, según el Informe de la Juventud de la Comisión Europea de abril pasado.

Cuando esos maduros estudiantes se incorporan al mercado laboral les esperan contratos temporales, tal vez para siempre. Y es que según el informe de la UE, el porcentaje de personas que tenía un contrato temporal y no podía encontrar uno fijo se incrementa con la edad. Del 37%, entre los 15 a los 24 años, hasta el 65%, entre los 25 los 29. Atrapados en la temporalidad de por vida, van desengañándose de encontrar algo mejor a medida que envejecen. Muchos cuando rondan la treintena ya están resignados a su suerte.

"Desde luego es la generación que menos periodos de adultez va a tener. Pueden entrar en el mercado laboral a los 33 años y encontrarse con un ERE a los 50 o directamente con la prejubilación. El problema es que ofertamos puestos de trabajo que puede hacer cualquiera. Por eso, curiosamente, los jóvenes van a responder a la crisis dependiendo de las posibilidades que tengan de esperar y formarse adecuadamente. Y en eso es decisivo el poder adquisitivo de los padres y su nivel educativo", señala el sociólogo Andreu López, uno de los autores del último informe de Injuve.

El drama laboral no sólo lo sufren los jóvenes. Puede que los miles de trabajadores que están perdiendo su empleo vuelvan al mercado laboral cuando la crisis escampe, pero no con las mismas condiciones. Por ejemplo, la ingente masa laboral de la construcción que ha sostenido la economía española deberá ocuparse en otros sectores. "Todo lo que aprendieron a hacer trabajando en los últimos años les valdrá de poco o nada. Por tanto, no es de esperar que sus salarios sean muy altos cuando encuentren nuevos empleos. De hecho, la evidencia empírica disponible para Estados Unidos muestra que los desempleados ganan menos cuando salen de un periodo de desempleo y que dicha pérdida salarial es mayor cuanto más largo ha sido el periodo de desempleo", indicaba el profesor Pijoan-Mas.

Los gobernantes han encontrado un bálsamo de Fierabrás contra el paro y la precariedad laboral: innovación y ecología. Los empleos que nos sacarán de la crisis estarán basados en el I+D+i. Es lo que Zapatero ha llamado el nuevo modelo productivo. Sin contar con que los sectores tecnológicos no son muy intensivos en mano de obra, la premisa parte en cierta forma de una falacia: la de pensar que los países emergentes se quedaran parados mientras convertimos los cortijos andaluces en factorías de chips ultraconductores y laboratorios genéticos.

La globalización también ha llegado al I+D+i. La India, por ejemplo, produce 350.000 ingenieros al año (los mejores en software de todo el mundo), anglófonos y con un salario medio de 15.000 dólares al año, frente a los 90.000 que ganan en Estados Unidos. Por su parte, China está a punto de convertirse en el segundo inversor mundial en I+D. "Cuando despertemos de la crisis en Europa, descubriremos que en la India y en China producen muchas más cosas que antes", avisa Michele Boldrin, catedrático de la Washington University.

Ante este clima de inseguridad y falta de perspectivas, no es de extrañar que el 45,8% de los parados esté considerando opositar y el 14,6% ya esté preparando los exámenes, según una encuesta de Adecco. Ser funcionario se ha convertido en el sueño laboral de cualquier español, y puede ser el último reducto de la clase media. El único peligro es que su factura es crecientemente alta para un país en el que se desploman los ingresos por cotizaciones sociales y por impuestos ligados a la actividad y a la renta. La última EPA refleja que los asalariados públicos han crecido en un año en 116.200 personas, sobrepasando por primera vez la cifra de tres millones.

El coste total de sus salarios alcanzará este año los 103.285 millones de euros, según datos del Ministerio de Política Territorial. Cada funcionario le cuesta a cada habitante 2.400 euros, el doble si consideramos sólo a los asalariados. ¿Puede permitirse una economía tan maltrecha una nómina pública que consume el equivalente al 10% de la riqueza nacional en un año?

Un panorama tan sombrío para amplias capas de la población puede sugerir que pronto se vivirán enormes convulsiones sociales. Algunos advierten de un resurgimiento de movimientos radicales, como el neofascismo. Por el momento, nada de eso se ha producido. Las huelgas generales convocadas por los sindicatos tradicionales en países como Francia o Italia no han tenido consecuencia alguna, porque los más damnificados -parados y mileuristas- no se sienten representados por ellos.

En España, ni siquiera se han convocado paros. Y los llamados sindicatos de clase van de la mano del Gobierno al Primero de Mayo e invitan al líder de la oposición a sus congresos. Un marco demasiado amigable con el poder político teniendo detrás cuatro millones de parados y casi un tercio de los asalariados con contrato temporal.

Puede que no sea muy romántico advertir de que, tampoco esta vez, seremos testigos de una revolución, pero es muy probable que la caída del bienestar se acepte con resignación, sin grandes algaradas, ante la indiferencia del poder político, que llevará sus pasos hacia la política-espectáculo, muy en la línea de algunas apariciones de Silvio Berlusconi o Nicolas Sarkozy, cuya vida social tiene más protagonismo en los medios de comunicación que las medidas que adoptan como responsables de Gobierno.

En esa línea, Santiago Niño Becerra considera que hoy por hoy "la ideología prácticamente ha muerto", y gradualmente, evolucionaremos hacia un sistema político en el que un grupo de técnicos tomará las decisiones y "la gente, la población, cada vez tendrá menos protagonismo.

"Conceptos como funcionarios, jubilados, desempleados, subempleados, mileuristas, undermileuristas irán perdiendo significado. Con bastante aceleración se irá formando un grupo de personas necesarias que contribuirán a la generación de un PIB cuyo volumen total decrecerá en relación al momento actual, personas con una muy alta productividad y una elevada remuneración (razón por la cual su PIB per cápita será mucho más elevado que el actual), y el resto, un resto bastante homogéneo, con empleos temporales cuando sean necesarios, dotados de un subsidio de subsistencia (el nombre poco importa) que cubra sus necesidades mínimas a fin de complementar sus ingresos laborales. La recuperación vendrá por el lado de la productividad, de la eficiencia, de la tecnología necesaria; pero en ese trinomio muy poco factor trabajo es preciso. Pienso que la sociedad post crash será una sociedad de insiders y outsiders: de quienes son necesarios para generar PIB y de quienes son complementarios o innecesarios".

Una impresión bastante similar a la de los italianos Gaggi y Narduzzi que, en su último libro, El pleno desempleo (Lengua de Trapo, 2009), dibujan un marco sociolaboral sin beneficios contractuales, baby boomers (la generación que ahora tiene entre 40 y 60 años) resistiéndose a jubilarse, contratos temporales de servicios y autónomos sin seguridad. Y pese a todo, una masa social amorfa y resignada.

"La masa del siglo XXI es una forma social figurada no material en el sentido de que no es fácil ver las concretas manifestaciones políticas o sociales en la calle, mientras que es normal identificar conductas o comportamientos masificados como la utilización de Google o la pasión por el iPhone. Esto significa que cuatro millones de desempleados son hoy menos peligrosos de lo que lo eran en 1929, porque no hay una ideología política que contextualmente cohesione y aglutine el malestar y la disensión. Y también los sindicatos se han debilitado. La crisis actual rechaza amablemente lo que decíamos en nuestro ensayo del año pasado: el mercado de trabajo se desestructura y se flexibiliza hasta el punto de que aparecen como desocupados de hecho la mayoría de los trabajadores. Es el triunfo del factor de la producción capital, que aparentemente está en crisis, pero que en realidad se aprovecha de la crisis para dar el empujón final a las últimas, y pocas, certezas de los trabajadores", señalan.

Hace cuatro años, Carolina Alguacil hizo una definición precisa y certera cuando acuñó el término de mileurista. "Es aquel joven licenciado, con idiomas, posgrados, másteres y cursillos (...) que no gana más de mil euros. Gasta más de un tercio de su sueldo en alquiler, porque le gusta la ciudad. No ahorra, no tiene casa, no tiene coche, no tiene hijos, vive al día... A veces es divertido, pero ya cansa". Si hubiera que reescribir ahora esa definición sólo habría que añadir: "El mileurista ha dejado de tener edad. Gana mil euros, no ahorra, vive al día de trabajos esporádicos o de subsidios y, pese a todo, no se rebela".
Objetivo: la 'generación tapón'

Internacionalmente se les conoce como baby boomers. En España, le llaman generación tapón y abarca a los nacidos en las décadas de los cincuenta y sesenta, coincidiendo con un boom de la natalidad. Acaparan casi todos los puestos de responsabilidad en la política, los negocios e, incluso, la vida cultural, taponando el acceso a las nuevas generaciones, se supone que mejor formadas.

En el plano laboral, ocupan los trabajos fijos, mejor pagados, protegidos por derechos laborales y sindicatos poderosos, mientras los mileuristas sufren la precariedad y la temporalidad. Los trabajadores con un contrato temporal tuvieron un salario medio anual inferior en un 32,6% al de los indefinidos (Encuesta Estructura Salarial 2006).

Pero no todos los cuarentones son triunfadores o acomodados padres de familia. También ellos sufren su propia dualidad. Los salarios entre ejecutivos y empleados se han agrandado en los últimos años. El salario anual de los directores de empresas de más de diez trabajadores fue superior en un 206,6% al salario medio en 2006.

En tiempos de recesión, los ojos se vuelven hacia ellos. Además de ser el objetivo de los ERE, bajadas de salarios o el recorte de prestaciones, los baby boomers serán los principales paganos con sus impuestos del creciente endeudamiento que están acometiendo los Estados para sortear la crisis. Y eso sin contar la amenaza de la inviabilidad de sus pensiones cuando lleguen a la edad de jubilación, de la que no paran de advertir los malos augures como el FMI. Pero además de una carga laboral son también el principal sostén del consumo. Así que cuidado con quitar el tapón, no vaya a ser que se vaya el gas.



--
Lo esencial es invisible a los ojos.
El principito



Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Invitación

Por Viejo Zorro - 30 de Mayo, 2009, 17:18, Categoría: General








--
Institut Culturel Alliance Française d'Osorno
Baquedano 804 - Osorno
Tel: 64 - 31.70.07
email: alliance.osorno@gmail.com

Tus elecciones hablan por ti. ¡Conoce quién eres realmente!

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

LeerGratis.com - 9 new articles

Por loboveloz - 29 de Mayo, 2009, 21:07, Categoría: General


Your FeedBlitz Updates

 

Your email updates, powered by FeedBlitz

"LeerGratis.com" - 9 new articles

  1. El Anular, Yoko Ogawa
  2. Coin locker babies, de Murakami Riu
  3. La importancia literaria de aprender inglés
  4. La poesía de Miguel Hernández
  5. ‘También mueren ángeles en primavera’, de José Luis Ibáñez
  6. Julián Sorel, la juventud napoleónica
  7. ‘Tamatea, novia del otoño’, de Luis Berenguer
  8. Mario Benedetti
  9. “La perla”, de John Steinbeck
  10. More Recent Articles
  11. Search LeerGratis.com

El Anular, Yoko Ogawa


Yoko Ogawa, nacida en 1962, es una de las figuras principales la literatura japonesa contemporánea con Murakami Riu y Haruku Murakami.

Es el principal valedor de lo inconstatable, de lo extraño y del hechizo; sus novelas están basadas en el regusto por lo morboso y fascinación por el mal.

La joven protagonista de “El anular” se hiere en el dedo en la fábrica donde trabaja; el resultado es que finalmente perderá el dedo, como consecuencia de esto tiene que dejar el trabajo en la fábrica y comienza a trabajar para un extraño doctor taxidermista que es capaz de inmortalizar los recuerdos de sus clientes. Pero sus especimenes se parecen demasiado a sus clientes, es algo extraño… la heroína de nuestra historia se encarga de clasificarlos. La única condición para llevar a cabo el trabajo es que no puede entrar nunca en la cueva secreta del médico. Se verá totalmente fascinada por ese extraño científico que parece ejercer sobre ella un poder hipnótico.

Yoko Ogawa, una de las mejores novelistas japonesas de todos los tiempos

Yoko Ogawa, una de las mejores novelistas japonesas de todos los tiempos

Ogawa lanza un grito literario magnífico sobre las relaciones entre dominantes y dominados: la relación entre ambas personas parece borrarse poco a poco a causa de la fascinación que causa en nosotros el “extraño”.

En ningún caso, esperéis leer una novela cerrada sobre el tema que aporta una solución definitiva. Todo el encanto de Ogwa reside precisamente en la persistencia del misterio una vez hemos pasado la última página del libro. El lector seguirá planteándose mientras apoya su cabeza en la cama numerosas cuestiones sobre la fascinante historia que acaba de leer.



Os regalamos un fragmento de la novela (que todavía no ha sido publicada en España):

“Se busca oficinista sexo femenino
ayuda en la fabrica de especimenes
cualquier experiencia o edad
llamar aquí”

Como no había nada entre nosotros dos, ni una taza de café ni tampoco un cenicero, algún encendedor o algún material para escribir…
él, estaba totalmente apartado de todo
Nosotros guardamos y conservamos cuidadosamente todos los especimenes. Es la regla. Desde luego nuestros clientes pueden visitarlos, cuando así lo deseen. Pero la mayor parte de la gente nunca regresa…encerrar, separar y acabar. Nadie trae objetos para recordarlos una y otra vez con nostalgia.
¿Yo también puedo convertirme en uno de los especimenes que te confían?
El líquido de conservación debía estar tibio y tranquilo…Yo estaría totalmente inmersa en su mirada. Sus ojos vistos a través del líquido de conservación, serían seguramente aún más límpidos…”

Sobre el mismo tema, Yoko Ogwa tiene escrito otro libro que os recomendamos: The Museum of Silence, cuyo título original es Chinmoku hakubutsukan y que puede encontrarse tanto en francés como en alemán.

Un museógrafo recibe un extraño encargo de manos de un coleccionista: reunir los recuerdos de personas, objetos que lleven encima, exactamente después de su muerte…

El hombre va pues a encargarse de situar esta colección morbosa sin necesidad de enriquecerla demasiado; sin embargo, entrará en una espiral peligrosa que le va a obligar a realizar un acto irreparable

Ogawa firma un auténtico thriller: los recuerdos de las muertes son cada vez más morbosos a medida que la novela avanza. Cada vez, el museógrafo da un nuevo paso hacia la ilegalidad, llegando a convertirse en cómplice de ciertos actos de su cliente (pero lo mejor es que lo leáis vosotros).

Si no tienen miedo de las novelas de terror japonés ambos libros son muy recomendables. A ver si alguna editorial se anima a publicarlo en español.



Coin locker babies, de Murakami Riu


Portada en inglés de Coin Locker Babies

Portada en inglés de Coin Locker Babies

Murakami Riû es uno los más grandes escritores japoneses contemporáneos de los que podemos disfrutar en estos momentos, digamos que el trío esencial que explica la literatura en Japón de principios de siglo está compuesta por Murakami Riû, Haruku Murakami y Yoko Ogawa.

Pero vamos con el escritor que nos interesa que es Murakami Riû, que se caracteriza por dotar a sus libros de una mirada muy pesimista con respecto a la sociedad japonesa; sus novelas están plagadas de sexo, droga y violencia.

Como bien señala el título del libro, nos cuenta la historia de dos gemelos que han sido abandonados el día de su nacimiento por su madre en una consigna automática. Salvados in extremis y de casualidad, serán criados en un orfanato hasta que son adoptados. Traumatizados por su experiencia original, sufren alucinaciones que tratan de curar mediante hipnosis. Sin embargo, su destino parece marcado para siempre: uno de ellos se convertirá en estrella de la música, realmente intenta encontrar la voz que oía en el vientre materno. Para llegar a su objetivo se automutila continuamente y se verá hundido en el mundo de la prostitución… El otro hermano es un campeón en su deporte favorito y descubrirá una droga alucinógena: la datura “la berenjena que te vuelve loco” y que puede llevar a promover el asesinato entre quienes la consumen.

La obra termina en un Apocalipsis que os dejo que descubráis por vosotros mismos…



Murakami Riü nos hunde en un mundo enfermo donde el mínimo atisbo de esperanza a desaparecido: violencia y autodestrucción son sus principales palabras. Muchas de las situaciones de la novela entran en el género trash, pero a la vez generan cierta simpatía en el lector que ve como las víctimas del destino con las que comienza la novela se convierten en los peores verdugos que podamos imaginar.

Se puede encontrar en esta novela cierta inspiración del género manga o de cine animado japonés: su escritura fluída y ritmo frenético hace que avancemos en la novela a un ritmo brutal. De hecho, se está preparando una película sobre el libro que será protagonizada por Val Kilmer, Tadanobu Asano y Asia Argento. El guión ha sido trabajado por Jordan Galland, Peter Kline y Sean Lennon

Ni que decir tiene que desaconsejamos la lectura de esta obra a personas sensibles; merece la pena acercarse a la obra para descubrir una pluma japonesa de lo más extraña: Murakami Riü.



La importancia literaria de aprender inglés


¿Nos sirve realmente saber inglés para poder disfrutar mucho mas de la literatura? Esa es una pregunta muy frecuente que cada breve período de tiempo me surge, como debe pasar con muchos de vosotros. Y lo cierto es que sí, nos sirve y mucho.

¿Por qué? Para poder manejarnos directamente con las fuentes originales en muchos casos pues no es lo mismo el libro escrito en su idioma original que sus traducciones al español. Si bien muchas veces no incide demasiado, en varias ocasiones los términos se pueden confundir y de ese modo cambia el sentido del texto.

Aprender inglés en el extranjero con aulainglés

Aprender inglés en el extranjero con aulainglés

Por ello es conveniente aprender inglés, aunque motivos para conocer ese idioma tenemos miles, como puede ser el turismo o simplemente la navegación en Internet donde millones de páginas son mejores en ese idioma, cuando no, más completas.

Pero volvamos estrictamente a la relación con la literatura para no desviarnos demasiado. Muchos de los autores famosos de hoy en día, son ingleses o norteamericanos por lo que el valor de conocer el idioma ya de por sí merece la pena.

Libros como Ángeles y Demonios o la saga de Harry Potter son diferentes cuando los leemos en su lengua original y los que hayáis hecho la prueba, podréis confirmar esto es cierto pues el sentido de lo que allí se expresa es diferente, dándonos una lectura más amena que en español.

¿Por qué va esto? Pues porque nunca está de más recomendar algún curso de inglés pero no cualquiera, sino uno que podamos hacer en el extranjero como el que nos ofrece aula inglés, donde viajaremos a un destino de habla inglesa (Inglaterra) con el fin de aprender y sobre todo, asimilar mucho mejor el idioma.

No es lo mismo estar en un aula unas horas por semana, a vivir en un sitio donde se hable ese idioma. Definitivamente las posibilidades de aprender en con la segunda opción aumentan en varias centenas si hablamos de porcentajes y la oportunidad no la deberíamos desaprovechar.

La ciudad nueva y la ciudad vieja de Edimburgo

La ciudad nueva y la ciudad vieja de Edimburgo

¿Para una simple comprensión lectora, debemos hacer eso? Esta pregunta la podréis plantear en este mismo momento y respuestas hay varias. Ya que vais a estudiar, ¿por qué no hacerlo de la forma más completa posible? Pero existe otra aún más contundente y es el aprovechar par aprender inglés en un período relativamente corto de tiempo, en lugar de años como nos puede llevar por otro medio.

Ahora bien, ¿cuál es la mejor edad para aprender inglés en el extranjero? Sin dudas cuando somos pequeños y aunque parezca un poco inhumano enviarlos solos a un país en el extranjero, es lo mejor pues aprenderán mucho más rápido que de grandes. La niñez es el momento donde más cosas asimilamos, no olvidéis eso ;)

Y no es tan inhumano pues no los dejaréis a la deriva en medio de Inglaterra, esto no es así, sino que con aula inglés serán enviados primero, a ciudades muy pequeñas donde el ambiente es totalmente hogareño.

Edimburgo, destino para aprender inglés

Edimburgo, destino para aprender inglés

Segundo, porque serán enviados no a un hotel ni nada extraño, sino que se alojarán en una casa de familia previamente seleccionada pues son muy estrictos en ese sentido y no cualquiera puede alojar a un extranjero, sino que en su haber poseen a las mejores, brindando así un alto nivel de calidad.

El alojamiento y la comida serán en un ambiente totalmente cálido donde el estudiante extranjero será muy bien recibido y sobre todo, se le tendrá paciencia pues estaréis dando los primeros pasos en el idioma (o no, depende el nivel con el que contáis) y eso es algo muy importante pues se estará completamente contenido en ese sitio.

Miles de dudas nos pueden surgir si vamos a vivir esta experiencia o haremos que la vivan nuestros hijos, pero para despejar las dudas lo mejor no es que escriba lo que pienso, sino que lo veáis vosotros mismos en el apartado consejos para padres donde encontraréis respuestas a todas las dudas.

Claro que nosotros mismos tendremos muchas incógnitas por resolver antes de decidirnos a hacer un viaje de estos y por ello también poseen un apartado de consejos para estudiantes, con el fin de procurar responder las dudas más frecuentes como pueden ser cómo hacer nuevos amigos, por qué nos conviene hacer un curso de inglés en el extranjero o simplemente, qué haremos los fines de semana ;)

De todos modos quiero hacer especial hincapié en algo mencionado en párrafos anteriores, sobre vivir esta experiencia. Ese es el mejor título que le podemos dar a estudiar inglés en el extranjero pues no sólo estaremos aprendiendo de la mejor forma y la más rápida, sino que lo haremos mientras conocemos.

Si, descubriremos un mundo nuevo para nosotros, más si aún no habéis viajado a las ciudades donde se imparten los cursos como lo son Edimburgo, Milton Keynes, Southend-On-Sea o Northampton, disfrutando de cada rincón de estos destinos al máximo.

Waddesdon Manor

Waddesdon Manor

Si me apetecería dar una última respuesta dentro del conjunto de grandes dudas que pueden surgir. ¿Es confiable aula inglés? Pues sí y mucho. Desde antes de hacer el viaje los tendremos encima nuestro con todos los detalles, no por ser molestos, sino por brindar una atención que sin dudas nos merecemos.

Todo estará “bajo control” desde el momento que deseamos vivir esta experiencia y el respaldo que nos brindarán en ese momento es sencillamente, genial. Claro que luego no nos dejarán a la deriva sino que durante el viaje y posterior al mismo, seguiremos notando su presencia pues lo que verdaderamente importa es que estemos contentos con la calidad del servicio. Y creedme que merece cinco estrellas por ello.

Nunca es tarde para aprender inglés en el extranjero pues también hay cursos para adultos que son igual de formidables. Un servicio completo como pocos y con alta calidad para que aprender inglés sea un placer y por supuesto, podamos disfrutar la mejor literatura sin inconvenientes por el idioma.

Imagen ciudad nueva y vieja de Edimburgo: Pschemp en Wikipedia
Imagen Edimburgo: Steff en Wikipedia
Imagen Waddesdon Manor: Magnus Manske en Wikipedia



La poesía de Miguel Hernández


A lo largo de la Historia de la Literatura, nos encontramos autores de difícil clasificación, tanto por presentar un estilo personalísimo, como por hallarse, por nacimiento, entre el fin de una generación y el principio de otra.

Miguel Hernández

Miguel Hernández

Este es el caso de Miguel Hernández, cuya obra sirve de puente entre el “grupo poético del 27” y la “generación de 1.936”. Su precocidad y relaciones con los primeros hacen que Dámaso Alonso le llamara “genial epígono” de estos poetas ; pero, por edad, se le suele incluir entre los segundos (Rosales, Gabriel Celaya, etc).

Hernández (Orihuela, 1.910 – 1.942), de familia pobre, fue de niño pastor de cabras, pero su ansia de conocimiento le llevó a formarse de manera autodidacta, a través de abundantes lecturas, y, ya a los dieciséis años, escribía versos y participaba en las tertulias literarias locales, junto a su gran amigo Ramón Sijé. En 1.934, se traslada a Madrid, donde pronto es conocido y admirado. Su amistad con Pablo Neruda influirá poderosamente en sus ideas y, al estallar la guerra, se alista como voluntario del lado republicano. Sus últimos años son trágicos. Casado durante la contienda, muere su primer hijo, y, al poco de nacer el segundo, es encarcelado en Alicante. Allí morirá de tuberculosis.

Poeta excepcionalmente dotado, no por ello desdeña la técnica aprendida : sabe sintetizar de modo perfecto la inspiración con el arte más riguroso, y, como ocurriera con García Lorca, combina excepcionalmente la vena popular con la tradición culta. Su palabra arrebatada sabe envasarse en formas rigurosas – sobre todo sonetos – , combinación que proporciona a sus creaciones un pasmoso equilibrio entre emoción y contención y una fuerte densidad expresiva. Igualmente extraordinarios son sus progresos en el campo de la metáfora.


Aunque su trayectoria poética es forzosamente breve, presenta una evolución desde los primeros poemas hasta los desgarrados de los últimos tiempos.

Una primera etapa de su creación responde a la moda gongorina, tan propia del “grupo del 27”. A ella pertenecen las cuarenta y dos octavas reales de “Perito en lunas” (1.934), obra en la que objetos corrientes son sometidos a una deslumbrante elaboración metafórica. Pero, junto a este ejercicio de estilo, ya se encuentran otros poemas de lenguaje más suelto y cordial, que preludian etapas posteriores. Entre éstos podemos mencionar el “Silbo de afirmación en la aldea”, de carácter popular.

Hacia 1.936 nos encontramos con el poeta en su plenitud. Ese año publica “El rayo que no cesa”, en el que ya aparece su gran tríptico temático : la vida, el amor y la muerte. Pero, sobre todo, el amor, vitalista y que se estrella contra las barreras que se alzan a su paso. Ese “rayo” alude a una pena que se clava en su corazón con presagios de muerte. El molde para estos temas es, principalmente, el soneto, elaborado de forma tan perfecta que la técnica queda oculta. A ojos del lector parece brotar espontáneamente la palabra. Al libro pertenece asímismo la “Elegía a Ramón Sijé”, en tercetos encadenados y que constituye una de las más impresionantes de la lírica castellana, por la fuerza de la amistad que emana.

Pablo Neruda, su gran influencia

Pablo Neruda, su gran influencia

En esta misma fase de su producción apreciamos el impacto del Surrealismo en dos nuevas elegías a Vicente Aleixandre y a Pablo Neruda.

Entonces llega la guerra y el poeta inicia una etapa de poesía comprometida y de circunstancias, con el lógico menoscabo de la calidad. Aparecen “Viento del pueblo” – en el que se incluye el popularísimo “Aceituneros” (“Andaluces de Jaen….”) – y “El hombre acecha”. Hernández declara al principio de primero : “Los poetas somos viento del pueblo : nacemos para pasar soplando a través de sus poros y conducir sus ojos y sus sentimientos hacia las cumbres más hermosas”. Pero el segundo de estos libros es ya menos pródigo en arengas políticas ; predomina en él un acento de dolor por la tragedia de la guerra. Con todo, a pesar de la menor preocupación estética, no escasean los logros artísticos.

La guerra ha terminado y el poeta se encuentra en la cárcel. Allí compone la mayor parte de su “Cancionero y romancero de ausencias”. En él, vuelve a sus temas de siempre y, sobre todo, al amor, en este caso a la esposa y al hijo, un amor triste por la separación. Junto a él, aparece su situación de prisionero y el tema de la guerra y sus consecuencias. Formalmente, se inspira ahora en la lírica popular. Y esta sencillez unida a la índole del contenido dan por resultado un libro conmovedor.

A esta época pertenecen también otros poemas. Es imprescindible reseñar las “Nanas de la cebolla”, estremecedor poema a su hijo, en el que el autor aún saca fuerzas para pedirle que sonría.

Autógrafo con dedicatoria de Miguel Hernández

Autógrafo con dedicatoria de Miguel Hernández

También cultivó el poeta el teatro en verso. En conjunto son piezas interesantes, pero lo que destaca de ellas es, precisamente, la brillantez de sus versos.

Hemos intentado mostrar, a lo largo de estas lineas cómo la trayectoria de Miguel Hernández es representativa del devenir poético de aquellos años : es afín a los poetas del 27 en algunas tendencias, pero, a la vez, se aleja definitivamente del arte “deshumanizado” propio de las primeras vanguardias. Y, por su fuerza emotiva y, por otra parte, su contribución a la poesía social, abrió el camino a los poetas de posguerra, entre los que su magisterio, junto al de Machado, será decisivo. Sin duda, hoy es un clásico y su altura no ha vuelto, de momento, a ser alcanzada.

Nos resistimos a terminar este acercamiento a la figura del excepcional poeta sin añadir unos breves fragmentos de su obra. El primero corresponde al breve poema “Menos tu vientre” :

“Menos tu vientre todo es confuso.
Menos tu vientre
todo es futuro
fugaz, pasado
baldío, turbio.
Menos tu vientre
todo es oculto,
menos tu vientre
todo inseguro,
todo postrero
polvo del mundo.
Menos tu vientre
todo es oscuro,
menos tu vientre
claro y profundo”.

El segundo es un fragmento de las famosas “Nanas de la cebolla”, dedicadas a su hijo recién nacido :

“La cebolla es escarcha
cerrada y pobre.
Escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla,
hielo negro y escarcha
grande y redonda.

En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarcha de azúcar
cebolla y hambre.

Una mujer morena
resuelta en lunas
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete niño
que te traigo la luna
cuando es preciso”.

Imagen Hernández: Aleposta en Wikimedia
Imagen Neruda: Cantus en Wikipedia
Imagen Autógrafo: Serg!o en Wikipedia



‘También mueren ángeles en primavera’, de José Luis Ibáñez


"También mueren ángeles en primavera (2009)"

"También mueren ángeles en primavera (2009)"

José Luis Ibañez (Rubí, Barcelona, 1961) periodista y escritor ha presentado y firmado ejemplares de su reciente
novela negra policial ‘También mueren ángeles en primavera’ (2009) una novela que toma por contexto los sucesos de mayo de 1937 en una Barcelona, agitada por las disputas entre comunistas, socialistas y anarquistas, más la represión del gobierno de la generalitat que había prohibido los desfiles del 1 de mayo para evitar disturbios. En esta época Franco ya era jefe de estado de España y combatiría brutalmente a los obreros.

Como ‘La sombra del viento’ de Carlos Ruíz Zafón, esta obra tiene por protagonista a la ciudad de Barcelona de la guerra civil, incluso actuarán agentes rusos e italinaos infiltrados en los distintos bandos. En este clima de inestabilidad social, un asesino en serie asesinará auna inocente niña de 12 años, quizá el criminal tiene influencias en el partido de gobierno y por ello la policía no quiere saber nada del caso. En estas circunstancias sale a luz el detective Toni Ferrer, quien se mostrará implacable con la corrupción, sin descanso para dar con el criminal.


Detectives anti corrupción

"Eliot Ness, ícono cultural del detective contra el crimen organizado."

"Eliot Ness, ícono cultural del detective contra el crimen organizado."

El ethos de Toni Ferrer es el de un detective obsesionado por hacer justicia, es un hombre que ama el combate, valiente y arriesgado, que se enfrentará personalmente contra los asesinos y corruptos en tiroteos, persecusiones y cuerpo a cuerpo. Estos requisitos son básicos para la novela negra que mezcla violencia y terror. En la historia de la literatura están recogidos estos tipos de detectives, algunos de carne y hueso como Eliot Ness (Chicago, 1903-1957), el hombre que ganó el mérito de destruir las redes de operaciones de Al Capone y fue líder del equipo llamado Los Intocables.

Otro de los detectives duros, de ficción es el personaje de cómic Dick Tracy, creado en 1931 por Chester Gould, su cierre de tiraje ocurrió en 1972, pero fue vuelto a editar en 1990. Toni Ferrer es un héroe de acción, inteligente sí, pero distinto a los personajes más parsimoniosos y cerebrales como Sherlock Holmes de Sir Arthur Conan Doyle o Hércules Poirot de Agata Christie. El trailer del lanzamiento de esta novela puede visionarse en youtube. Este reclame destaca el ambiente convulsionado de las protestas callejeras de socialistas y obreros.

La corrupción es un tema que aflora en las novelas de memoria histórica sobre la dictadura del general Francisco Franco, de quien también se están escribiendo ensayos sobre los efectos y consecuencias de su política y gobierno. Todos estos detectives anti corrupción tienen la virtud de actuar en representación de la ciudadanía, cuando el grueso de la policía se desentiende de investigar por considerar aquellos crímenes casos perdidos, de poca importancia o de nula retribución económica para ellos. La complicación está en la guerra de agentes y agitadores.

Una niña angelical, símbolo de la inocenciaLa corrupción atrae a los degenarados a participar de un gobierno de irrespeto a las normas establecidas, además estos delincuentes, mezclados en bandos políticos del estado, toman licencias para cometer violaciones de derechos humanos. La niña asesinada en primavera, una estación que refleja su lozanía y juventud, es una víctima inocente e indefensa, por ello Toni Ferrer, a nombre de la ciudad, carga con el peso de la investigación y el deseo de hacer justicia, pues los ciudadanos esperan que alguien pare a este asesino, que pone a todos en peligro.

"José Luis Ibáñez"

"José Luis Ibáñez"

El asesino se ceba en el futuro de Barcelona, sus niñas, en una demencial espiral de odio que acrecienta la peligrocidad de la ciudad en tiempos de disturbios políticos y sociales. Tener un asesino como estos en la urbe es estar con la ciudad enferma, en estos casos, los detectives como Toni Ferrer se propoenen extirpar el mal desde su raíz. Generalmente, los civiles no pueden enfrentarse a estos peligrosos criminales pero los detectives de novela tienen la receta para combatirlos, devolviéndoles balas, puñetazos, patadas y emboscadas a nombre de la ciudad.

Las niñas angelicales y la belleza en la literatura se representan como bien escaso, casi por lo común son objeto de contemplación y deleite visual de la gente buena que les tutela y protege. El daño del criminal consiste en socavar las bases de la familia, aniquilando a las portadoras de su futuro. En la novela negra se describen los detalles de estos crímenes que motivarán el castigo para el asesino de manos de Toni Ferrer. Es una época de reclamos sociales y exigencias de seguridad, las últimas recreadas de inmediata necesidad.

Un único remedio: acabar con el asesino
Los asesinos en serie son problemas de interés público, ocupan primeras planas de los diarios mientras van generando una psicosis colectiva y miedo que les sirve de escudo contra los civiles. Los detectives honrados actuarán como vigilantes y justicieros para sanar a la ciudad de este cáncer social, su acción se justifica por el estado de emergencia y la necesidad de tutelar los bienes de terceros que no tienen como defenderlos. En muchos países, estos asesinos son condenados a pena de muerte, pero el proceso puede enfríar la fuerza de la sentencia.

En una novela sobre un enfrentamiento frontal con un demente criminal, en tiempos de corrupción y agitación, con el agravante de tener asesinos coludidos con el sistema de represión, la única fórmula viable que queda es ajusticiarles en combate, en estas peleas se mide la calidad del narrador para recrearlas con fluidez y credibilidad, también para aplicar la sanción del relato a un personaje negativo que ha venido cometiendo crímenes y vicios que la justifican. La novela negra policial no puede carecer de acción y esta la tiene en justa medida.

Conclusión
Toni Ferrer es un personaje que en esta novela aparece en su segunda aventura, como toda buena narración, no sería raro ver la versión cinematográfica en un futuro cercano. En estas páginas el asesino está a sus anchas ante un grueso de la policía indolente y despreocupado, las circunstancias de espacio y tiempo justifican la actuación de Toni Ferrer, con su fórmula de violencia contra la maldad que parece no tener freno. Ferrer se tomará personalmente el propósito de curar a Barcelona de un mal antes de que se vuelva epidemia.

Imágenes:

mueren ángeles en Estudioenescarlata

Eliot Ness: Beschreibung en Wikipedia

José Luis Ibáñez en Gobiernodecanarias



Julián Sorel, la juventud napoleónica


Rojo y Negro de Stendhal

Rojo y Negro de Stendhal

En 1.830 se publicaba una novela que presentaba a un joven ambicioso, arquetipo de la juventud del Imperio napoleónico. La obra se titulaba “Rojo y negro”, su autor era Henri-Marie Beyle, más conocido como “Stendhal”, y estaba destinada a pasar a los anales de la historia de la literatura.

“Stendhal” ( Grenoble, 1.783 – 1.842) fue un hombre singular. Militar a las órdenes de Napoleón en su campaña italiana, jamás dejó de admirar al Emperador. Pero si hubo algo que admiró en su vida, ello fue Italia. El país transalpino enamoró de tal manera al escritor que en su lápida hizo poner “Henri Beyle, milanés, escribió, amó, vivió”.

Consideraba Milán como la ciudad más bella del mundo e Italia como la tierra de la libertad y de la dicha, y allí vivió varios años, dedicando libros a estudiar sus monumentos y obras artísticas. Hasta tal punto llegó su identificación que hoy conocemos como el “Síndrome de Stendhal” a esa extraña enfermedad constituida por mareos y desorientación que sufren los visitantes de aquel país tras contemplar tanta maravilla arquitectónica, escultórica y pictórica..

Incansable viajero, Beyle es uno de los grandes creadores del realismo francés y “Rojo y negro”- publicada en 1.830 -  una de las más brillantes muestras del mismo. La obra cuenta la vida del joven Julián Sorel, que es una muestra evidente del tipo de muchacho convertido en hombre durante el apogeo y caída del Primer Imperio francés.


Julián es un carácter completo, perfectamente delineado en sus rasgos morales, psicológicos y sociales. Es un hombre de humilde cuna que se rebela contra la sociedad que le impide elevarse y prosperar. Él mismo lo dice en la obra: “ No tengo el honor de pertenecer a vuestra clase ; no veis en mí más que a un campesino que se ha rebelado contra la bajeza de su fortuna y quereis castigar en mí y desanimar para siempre a ese tipo de jóvenes que, nacidos en una clase inferior y en cierto modo oprimida por la pobreza, tienen la suerte de proporcionarse una buena educación y la audacia de mezclarse en eso que el orgullo de la gente con dinero llama “sociedad””.

Stendhal

Stendhal

Hijo de campesinos, como él mismo dice, rebelde e inagotable, inteligente y convencido de poseer carácter de dirigente en una sociedad de mediocres, Sorel se educará de modo autodidacta a través de abundantes lecturas. Gran admirador de Bonaparte, como su creador, una vez se considera preparado, se lanza al asalto de la sociedad con la misma determinación con que su ídolo se lanzó a la conquista de Europa.

La época del Imperio fue un periodo dorado para los jóvenes ambiciosos como éste. Muchos llegaron a generales, mariscales, príncipes e, incluso en algunos casos, a reyes. Con la caída de Bonaparte y la llegada de la Restauración, las oportunidades se redujeron, pero siguieron existiendo.

Con todo su pertrecho de educación y cultura adquiridos aquí y allí, cargado de energía, Julián entra en casa del señor de Rènal como preceptor, pero seduce a su esposa y es expulsado de ella, lo que aumenta su rencor hacia los pudientes. Decide entonces ingresar en el seminario, pues la carrera eclesiástica le parece excelente vía para lograr el éxito social. Pero, amigo de los goces mundanos, la abandona .

Hay que señalar, a modo de inciso, que el título de la obra alude al color de la casaca del ejército napoleónico (rojo) y al vestido del clero (negro). Julián entra entonces como secretario del marqués de La Mole, a cuya hija seduce también. Su ascensión social se ve interrumpida por una carta de Madame de Rènal, en la que lo acusa de intrigante, hipócrita y peligroso.

El joven, quizá por resentimiento, quizá por complejo de clase, o quizá por celos, dispara contra su amante en una iglesia, aunque sólo la hiere, en una reacción poco acorde con los escasos afectos del personaje. Sorel, entonces, es detenido y condenado a muerte. Sube heroicamente al cadalso, donde se le ajusticia. La señorita de La Mole y Madame de Rènal continúan amándole, pero él sólo ha amado a la segunda.

Efigie de Stendhal

Efigie de Stendhal

La crítica ha señalado que Julián es el prototipo de la juventud de la época, que, al margen de su origen social, se creía llamada a los destinos napoleónicos y que obraba bajo este influjo. Las nuevas ideologías y los cambios en la sociedad, provocados por la Revolución y el Imperio, habían puesto en movimiento energías ascensionales : la ilusión de la igualdad y las conquistas napoleónicas habían generado un clima en la juventud francesa que la hacía pensar que todo podía ser logrado, con mayor o menor esfuerzo, incluso partiendo de posiciones humildes.

Pero con la Restauración de los Borbones estas ambiciones se verían refrenadas por las estructuras sociales antiguas, todavía lo bastante fuertes como para pararlas aunque no para asfixiarlas. Y, a nuestro juicio, éste es el sentido último de la obra.

Tumba de Stendhal

Tumba de Stendhal

Indudablemente y con todas las precauciones, es inevitable considerar a Sorel un trasunto de su autor, hombre frío, egocéntrico y calculador, cuya juventud se desarrolló por los mismos años. No es injustificado tacharlo de ello, ya que él mismo consideraba el amor como un acceso, una victoria, jamás un enriquecimiento personal.

En lo referente a su autoestima, baste citar estas palabras suyas : “Cuando se tiene la desgracia de no parecerse a la mayoría de los seres humanos, es preciso considerarles como gente a quienes se ha ofendido mortalmente, y que sólo os toleran porque ignoran la ofensa que les habeis inferido : una sola palabra, la menor cosa os puede traicionar”.

Añadámosle que se consideraba un incomprendido y que vaticinó que el éxito le llegaría más tarde, cuando la gente fuese más capaz (él creía que sería hacia 1.900).

Pero, realmente, Julián Sorel, despojado de sus condicionantes de época, bien podría ser cualquier persona de las que circulan hoy por nuestras calles, para los que el ascenso social es la única meta y que no se preocupan en absoluto de prepararse para conseguirlo. No hay más que encender la televisión y ver “Gran hermano” y tanto programa rosa como ensucia nuestras pantallas y, lo que es peor, nuestras inteligencias

Imagen Libro: Libreria Luces
Imagen Stendhal: Phrood en Wikipedia
Imagen Efigie: Sebastian Wallroth en Wikipedia
Imagen Tumba: Sebastian Wallroth en Wikipedia



‘Tamatea, novia del otoño’, de Luis Berenguer


"Tamatea, novia del otoño"

"Tamatea, novia del otoño"

Luis Berenguer (Ferrol, la Coruña, 1923-1979) fue un ingeniero naval que se dedicó también a la literatura. Su
lenguaje es ágil, enérgico y lúdico, mezcla la sorna con un aire contestatario a las formalidades del buen vivir, desafía convenciones y hace del relato de acciones un suceso sorprendente por su creatividad y originalidad. ‘Tamatea, novia del otoño’ es la historia de Cayetano, un médico cercano a los 60 años, casado con Eulalia, padre de Laly, casada con Jaime, quien se enamora de Tamatea una mujer joven que le hará desear rejuvenecer.

En su vida de hombre rico tiene todas las comodidades deseables pero mantiene una distancia especial para juzgar a la crema y nata de la sociedad por sus hábitos consumistas. Parte de su fortuna proviene de la venta de un terreno de playa que fue dedicado a un campo de golf por inversionistas que se lo compraron, y lo que más pena le dio fue deshacerse de los tres leones que criaba en ese espacio, a los que alimentaba con el cruel oficio de matar perros, acción que lo tenía bastante ocupado, esta conducta genera el aire de extrañeza en el relato.


Lo extraño, la burla y la rabia

"Luis Berenguer"

"Luis Berenguer"

Cayetano es un personaje complicado, trata de darse una segunda oportunidad en el amor tarde en su vida. Vive marcado por actos que realizó o a los que accedió bajo presiones y circunstancias del momento. Podemos ver la ironía en su frase de reconocimiento de su ethos y de rotular a su nueva clase social, la del hombre de negocios emergente como ‘Somos la pura jeta del puro pedo de la mierda’, que implica un cinismo necesario para sobrevivir en el mundo que le ha tocado acceder por el éxito en los negocios y la necesidad de fuerzas para tolerarlo

En esta frase que es tan irónica y rabiosa, el narrador expresa su necesidad de sobrellevar el mundo de los snob, pues el proviene de las profesiones liberales que le han granjeado comodidad. En cierta forma el narrador protagonista se instala como conciencia suprasensible del relato y voz privilegiada para emitir juicios de valor, que comparte con su yerno Jaime, especie de voz coral de la voz de Cayetano. Por como construye la narración, nos parece que hay un lenguaje bastante peculiar, parecido al de las narraciones de Cronopios de Cortázar.

Por su ruptura con el discurso cotidiano, el lenguaje de Berenguer podría haber desembocado en el gíglico de la maga de Rayuela de Cortázar, pero salvando las diferencias entre ambos escritores, Cortázar si empleaba los neologismos de forma abundante, mientras que el personaje Cayetano recurre a la jerga para no perder su raigambre popular, y tener solvencia y presupuestos con que criticar a la burguesía acomodada con la que interactúa pero al mismo tiempo desea marcar una distancia que preserve su identidad primigenia de clase trabajadora.

El éxito impone el precio de negociar con los apegos

"Dale Carnegie"

"Dale Carnegie"

Cayetano ha perdido la casa de playa que le gustaba a él y su esposa Eulalia, ha tenido que ver a sus leones terminar en el zoológico, pero lo que más le extraña es que ellos no le hacen caso cuando los visita. Por otro lado se ha distanciado del pueblo con el que se rozaba en su etapa de médico trabajador, sin embargo cree encontrar su olor aún entre la burguesía, pues al conocerlos por interacción, clama el poder decodificarlos haciendo una taxonomía de ellos, ubicando a cualquier otro ciudadano emergente, quizá de origen más pobre que él mismo.

Otro apego castigado por el progreso es Eulalia, quien ha envejecido con Cayetano y es reemplazada por la sensual Tamatea, esta nueva mujer es un desafío a la vitalidad del protagonista narrador, quien enuncia su vida como un balance de ganancias y pérdidas. Cayetano se ha convertido a la lógica capitalista y busca el provecho de sus acciones, su ethos es de amante otoñal, como diría Bellatín en su novela ‘Flores’, quien tiene que exhibir su experiencia y su conocimiento de mundo para cautivar a una mujer mucho menor que él.

El éxito para Cayetano sigue los parámetros de la producción de bienes y la generación de rentas, asimilarse a este razonamiento le obliga a contemplar la pérdida de bienes que pueden ser reemplazados o actualizados, así siguiendo el libro de autoayuda de Dale Carnegie ‘Como suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vida’, cualquier hombre no sería plenamente feliz por cambiar a su mujer por otra que es simplemente más joven o más bonita, siempre hay un sacrificio de la relación cotidiana que implica seguridad por otra por construir.

El lenguaje denota el progreso material
Muchos adelantos técnicos como el cine technicolor, los autos de lujo, la moda, las comodidades de las casas ubicadas en balnearios, son mencionadas como lo nuevo cotidiano en el entorno de Cayetano. Este personaje tiene el orgullo del self made man, es ególatra, algo crítico consigo mismo pero más con la sociedad. El lenguaje de Cayetano instala una dicotomía de hombres avivados e ingenuos, por su autoestima, él se ubica en el primer grupo, pero para evitar presumir cuenta sus sufrimientos, pues su mérito tiene el balance del sacrificio.

Cayetano siempre buscó el progreso, desde que tenía los leones en su casa le servía para salir de lo común, para sentirse un tarzán con animales que había semidomesticado. Solo el sacrificio de los perros para alimentar a los leones contradice en Cayetano el deber ser del ethos del médico, quien más debería estar preocupado por la conservación de la vida en todas sus manifestaciones.  La representación más significativa del progreso es la segunda juventud que Cayetano quiere vivir con Tamatea, en una especie de mímesis generacional.

Conclusión
La obra comienza con un primer capítulo lleno de jerga española que por su variedad, malicia y picardía podría compararse al lunfardo argentino. Sin embargo no todo es violencia en el lenguaje de Cayetano, pues está dotado de gracia y si bien no hay neologismos como en el caso del giglico de Cortázar, hay un uso creativo de las expresiones populares que marcan una distancia con la burguesía pero aparte indican el cinismo con que el protagonista interactúa con esta clase social.

Lectura del primer capítulo | ‘Tamatea, novia del otoño’, de Luis Berenguer en Anaya

Imágenes:

Tamatea en Yuniku

Berenguer en Yuniku

Carnegie en Yeartosucces



Mario Benedetti


Hace unos días ha muerto Mario Benedetti, uno de los últimos intelectuales de verdad que quedaban. Hombre insobornable y coherente con sus ideas, durante toda su vida denunció lo que consideraba injusto sin importarle quién lo perpetrara.

Mario Benedetti

Mario Benedetti

De toda la vida, el pensador, el intelectual, ha sido la persona incómoda para el poder –fuese del color que fuese-, la conciencia que lo vigilaba y fiscalizaba sus pasos, denunciando las tropelías a que casi todos recurren. Era perseguido por unos y por otros, porque, aunque como persona tuviese unas ideas, cuando gobernaban los contrarios, era su enemigo y, cuando lo hacían los propios, los vigilaba con mayor motivo, dado su ascendiente sobre ellos.

Hoy día en que casi no existen, pues la mayoría de los que pasan por serlo son pesebreros del poder establecido, voceros a sueldo del que manda, para cantar sus glorias o tapar sus vergüenzas, figuras como la de Benedetti se aparecen como gigantes, como quijotes luchando contra molinos, en permanente vigilia para denunciar la injusticia.

Mario Benedetti había nacido en Paso de los Toros (Tacuarembó, Uruguay) en 1920, aunque ya con cuatro años se transladó con su familia a la ciudad a la que permanecería ligado durante toda su vida, Montevideo. Ejerció el periodismo, pero su gran labor fue la literatura. Poeta, ensayista, narrador y crítico literario, presenta una abundantísima obra, en la que destacan algunas creaciones maestras.


Como todo intelectual que se precie, fue perseguido y sufrió el exilio y el ‘desexilio’, como él bautizó su retorno, en 1983, a su tierra uruguaya. Fue también profesor y recibió numerosos doctorados ‘honoris causa’ por parte de distintas universidades.

Tacuarembó, ciudad donde Benedetti vivió entre los dos y los cuatro años

Tacuarembó, ciudad donde Benedetti vivió entre los dos y los cuatro años

Pertenecía a la llamada ‘Generación de 1945′, la misma de Idea Vilariño y otro grande de las letras uruguayas y universales, Juan Carlos Onetti. Hombre tímido y tranquilo, gustaba del whisky corriente con un poco de limón y era, como todo hombre culto, un excelente conversador. Quienes le conocieron hablan de la sempiterna maletita que lo acompañaba siempre, cargada de esbozos, poemas y otros escritos.

Dicen que un día se encontró en el aeropuerto de París con el cantautor Daniel Vigietti, quién le dijo: ‘Estoy haciendo música para sus poemas’; Benedetti respondió: ‘Y yo estoy haciendo poemas’, y se quedó pensativo, para a continuación apostillar: ‘Tenemos que hacer algo con esta casualidad’. De ahí surgió una gira de conciertos y un libro. Él, que era, como decíamos, un gran tímido, se vio convertido en estrella de la música.

Aunque tenía excelentes cualidades como poeta, género que cultivó con profusión, a nuestro juicio, donde Benedetti tiene mayor relieve es en la prosa. No obstante, algunos de sus libros de poemas son de gran calidad: ‘Poemas de la oficina’ (1956), ‘Contra los puentes levadizos’ (1966), o ‘La casa de ladrillo’ (1977), luego reunidos en ‘Inventario’ (1981).

Los temas de su poesía, como los de sus prosa, son universales: el amor, el compromiso, el ser del hombre. Y el lenguaje es sencillo, perfectamente inteligible por todos. Sin duda, era un poeta ‘a la inmensa mayoría’.

Montevideo, a la que Benedetti permanecerá siempre ligado

Montevideo, a la que Benedetti permanecerá siempre ligado

Como ensayista, abarcó desde la crítica literaria –tiene un excelente ensayo sobre Marcel Proust y un magnífico estudio sobre la literatura uruguaya del siglo XX- Hasta la sociología, pasando por la política, con títulos tan significativos como ‘El escritor latinoamericano y la revolución posible’. En todos ellos, su insobornable independencia queda de relieve, criticando todo lo criticable. Incluso reflexionó sobre el exiliado, un tema que tan bien conocía, en ‘El desexilio y otras conjeturas’ (1984).

Por otra parte, fue un excelente narrador. Un sin fin de cuentos y algunas obras extensas salieron de su pluma. Claro que éstas últimas tampoco son tan extensas, pues gustaba de novelas poco voluminosas. Y es que, para decir mucho, no hacen falta tantas páginas.

Probablemente, su obra maestra en este género sea la novela ‘La tregua’, escrita en 1960, que ha sido traducida a un sin fin de idiomas y vendida por todo el mundo. Narra la historia de Martín Santomé, un montevideano viudo. Vive su ocaso, pero, cuando conoce a Laura Avellaneda y se enamoran, todo cambia para él. Parece volver a la vida. Pero la joven muere y el vuelve a caer en la frustración, pero da gracias por la tregua que Dios y la vida le han dado.

Escrita en forma de diario íntimo, la novela resulta una lograda búsqueda interior de la persona. En 1974, fue llevada al cine por Sergio Renan, con Héctor Alterio en el papel de Martín. La película ganaría el Oscar a la mejor película de habla no inglesa en 1975.

Universidad de Alicante, una de las que otorgó el Doctorado 'Honoris Causa' a Benedetti

Universidad de Alicante, una de las que otorgó el Doctorado 'Honoris Causa' a Benedetti

Junto a esta obra maestra, presenta otras muy destacables. Por citar algunas, hablaremos de ‘Quién de nosotros’ (1953), su primera novela, en la que, a través de un triángulo amoroso, realiza un ejercicio de realismo psicológico del que se deduce la pregunta ‘¿Quién de nosotros juzga a quién?‘; ‘El cumpleaños de Juan Ángel’ (1971) y, muy especialmente, ‘Gracias por el fuego’ (1965), implacable crítica de la sociedad conformista que veía desarrollarse y de la que el hombre es, a un tiempo, víctima y parte, con un estilo incisivo, como para despertar conciencias. En ella armoniza, además, las técnicas del ‘nouveau roman francés’ con su innegable originalidad.

Entre sus volúmenes de cuentos, citaremos ‘Esta mañana’ (1949), ‘Montevideanos’ (1959), ‘La muerte y otras sorpresas’ (1968), o ‘Con y sin nostalgia’ (1977). De ellas, la más popular es ‘Montevideanos’, en el que presenta historias universales: un abandono conyugal, el noviazgo deseado que nunca llega, el suicidio que falla, los mirones que arriesgan su vida por ver desnuda a la vecina, e, incluso, un relato de hazañas futboleras que acaba con hospitalizados.

Como vemos, su obra es muy amplia, pero lo que destaca por encima de ella son cualidades muy poco comunes en estos tiempos corruptos: su honestidad, su insobornable independencia y su coherencia vital: Benedetti siempre tuvo las mismas ideas y siempre las defendió con buen criterio y respeto a los demás. Se puede estar de acuerdo con ellas o no, pero, en este mundo en que proliferan los chaqueteros, tránsfugas y demás ralea, esto es mucho.

Fotos: Mario Benedetti: Zeroth en Wikipedia | Tacuarembó: Tano 4595 en Wikimedia | Montevideo: Cecil en Wikimedia | Universidad de Alicante: JM Pérez en Wikipedia



“La perla”, de John Steinbeck


Steinbeck (Salinas, California,1.902 – Nueva York, 1.968) es uno de los más grandes narradores contemporáneos de Estados Unidos. Pertenece a la llamada “Generación perdida”, cuya máxima figura fue William Faulkner, y en la que se incluyen también Dos Passos, Hemingway, Scott Fitzgerald, etc.

John Steinbeck

John Steinbeck

Este grupo de novelistas, marcados por los horrores de la Guerra de 1.914 y lúcidos ante la crisis de su país, muestran su desengaño y su oposición rupturista ante su sociedad, y, a la vez, llevan a cabo una profunda renovación de la narrativa. En efecto, el siglo XX contempla una amplísima revolución de las técnicas novelísticas. La obra de Proust, Joyce, Kafka o el propio Faulkner son muestra de ello.

Los narradores renuncian a la omnisciencia reduciendo su punto de vista al de uno o varios de sus personajes; la anécdota se relega a un segundo plano y, a veces, no existe desenlace; se rompe el orden cronológico del relato con “saltos atrás” y otras técnicas; los personajes se someten a revisión, llegándose a la novela de personaje colectivo o incluso a la destrucción del personaje.

Los diálogos disminuyen su importancia para dar preeminencia al estilo “indirecto libre” y al llamado “monólogo interior” (reproducir los pensamientos de un personaje tal cual brotan en su conciencia, sin orden ni corrección sintáctica); la novela acoge elementos de otros géneros, como por ejemplo el ensayo o la poesía (a veces, puede hablarse de “prosa poética”).


Los narradores de la “generación perdida”, como hemos señalado, utilizan -  bajo el magisterio de Faulkner - muchas de estas técnicas. Y, aunque, a veces, fueron minusvalorados por su afición a la vida bohemia y al alcohol, es indudable que su contribución a la novela contemporánea es enorme.

En este contexto debemos situar a John Steinbeck. Su abundante producción muestra una fuerte preocupación por los problemas sociales y una gran curiosidad por la vida en la miseria, donde él encontraba una extraña ilusión y esperanza. De ello se deriva el mensaje de su obra : la vida merece la pena ser vivida. Además, sus novelas presentan una curiosa unidad, ya que componen un cuadro de “vicios y virtudes” coherente, en palabras del crítico Pérez Gallego.

Franz Kafka

Franz Kafka

A título informativo, podríamos citar algunas de sus mejores obras. “De ratones y hombres” cuenta la historia de George y el ingenuo Lennie, acusado injustamente de una violación, hecho que convertirá sus vidas en una continua huida. “Las uvas de la ira”, quizá su mejor novela, se centra en la peregrinación hacia California de unos humildes campesinos que buscan la “tierra prometida” y encontrarán algo mucho peor que lo que dejaron atrás : es una alegoría del destino del hombre : su imposible búsqueda de felicidad. “El omnibús perdido” es igualmente una imagen del mundo, donde conviven amor y odio. “Jueves, dulce día” cambia el pesimismo del autor, pues un hombre, Doc, se enamora y consigue la mujer que necesita…….

“La perla”, publicada en 1.947, es igualmente, uno de sus mejores relatos. Su argumento es sencillo : Quino, un pescador pobre del sur de California, y su esposa están desesperados buscando el modo de conseguir dinero para curar a su hijo, Coyotito, que ha sido mordido por un escorpión. Un día, mientras pesca, encuentra una perla de gran tamaño y muy hermosa. Quino ve en ella la posibilidad de salvar la vida de su hijo.

Pero esa joya, que debía traerles la felicidad será el motivo de su desgracia, pues da lugar a las más sucias ambiciones : primero la codicia se apoderará del médico y el cura, que intentan ganarse al pescador, y más tarde, los especuladores de objetos preciosos les harán la vida imposible.

Entrada a la Universidad de Stanford

Entrada a la Universidad de Stanford

Quino y su esposa huyen, después de que su casa sea quemada, y se refugian en las montañas ; pero hasta allí son perseguidos y su hijo asesinado. Entonces toman la decisión de volver a arrojar la perla, motivo de sus desgracias, al mar. El objeto que iba a traerles la felicidad sólo les ha traído desgracia. La moraleja no puede ser más obvia : no hay salvación posible para los humildes. Quino, su esposa y su hijo eran felices a su modo en su miseria y la aparición de la perla ha acabado con esa modesta felicidad.

Para algunos estudiosos, el mundo hostil que se abre ante el pescador tiene resonancias bíblicas. Con su fortuna, el pescador se ha convertido en enemigo de todos : “La noticia despertó algo infinitamente negro y malvado en la ciudad : el negro destilado era como el escorpión, como el hambre al olor de la comida, o como la soledad cuando el amor se le niega”. Parece como si la Naturaleza castigara a Quino por sustraerle la perla. Pero lo que realmente Steinbeck quiere mostrar es cómo la sociedad se alinea frente al pescador, cómo no tolera que ese hombre humilde se convierta de repente en un ciudadano acaudalado.

La perla es, en suma, el símbolo de la imposibilidad del pobre de alcanzar un puesto relevante en la sociedad. Con el precioso objeto, sus desgracias se multiplican, pero basta que lo restituya al mar para que el entorno se olvide de él, puesto que ya no supone un peligro, ya no será el usurpador que quiere incorporarse al mundo de los pudientes. Es en este sentido en el que discurre la simbología de la obra.

La influencia de Joyce se deja ver en este autor

La influencia de Joyce se deja ver en este autor

La misma descripción que hace Steinbeck de la devolución de la perla ya nos parece tranquilizadora : “Quino echó atrás el brazo y lanzó la perla con toda su fuerza. La vieron brillar unos instantes a la luz del sol y luego la salpicadura en el mar, a lo lejos. Permanecieron largo rato con la mirada puesta en el mismo punto”. Es como si nosotros también nos hubiésemos deshecho de un objeto comprometedor.

La novela, escrita en una prosa sencilla, pero excelente, nos ofrece una alegoría social. No hay grandes planteamientos ideológicos, sino una mera intención de que veamos cuál es la situación de los humildes en la sociedad californiana.

John Steinbeck fue Premio Pulitzer en 1.940 y Premio Nóbel en 1.962. Hoy es considerado uno de los grandes narradores del siglo XX y, junto con otros autores, como Jack London o Robinson Jeffers, el narrador de la vida californiana contemporánea.

Imagen John Steinbeck: venta de antiguedades
Imagen Kafka: LSDSL en Wikipedia
Imagen Universidad: Raystorm en Wikipedia
Imagen Joyce: Modra en Wikipedia



More Recent Articles



Click here to safely unsubscribe now from "LeerGratis.com" or change your subscription or subscribe

 
Unsubscribe from all current and future newsletters powered by FeedBlitz
Your requested content delivery powered by FeedBlitz, LLC, 9 Thoreau Way, Sudbury, MA 01776, USA. +1.978.776.9498

 



¡Obtén la mejor experiencia en la web!
Descarga gratis el nuevo Internet Explorer 8
http://downloads.yahoo.com/ieak8/?l=e1

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Mercado y Energía versus Hidro Aysén

Por Viejo Zorro - 26 de Mayo, 2009, 16:05, Categoría: General




Date: Mon, 25 May 2009 22:30:15 -0700
To: rauleme@hotmail.com
From: apps+kukm5km_@facebookappmail.com
Subject: Announcement: Mercado y Energía versus HidroAysén

Maria Elena Correa
Patagonia sin Represas.
----------------
El tema energético en nuestro país está cruzado por lo histórico, político, social, ecológico, económico y legislativo. En los años ’70 nuestro país fue el epicentro de la aplicación intensiva de las teorías ultra neo-liberales de Milton Friedman, de la Universidad de Chicago como lo señala la economista canadiense Naomi Klein en su obra “La Doctrina del Shock”. Fue justamente durante el régimen militar cuando se promulgaron la Constitución de 1980, el Código de Aguas de 1981 y la Ley General de Servicios Eléctricos de 1982, la astuta tríada jurídica que constituye el aval legislativo para que hoy empresas transnacionales tengan en su poder el control absoluto de los recursos hídricos de nuestro país.

El Director de Ecosistemas y el Coordinador Internacional del Consejo de Defensa de la Patagonia (CDP), Juan Pablo Orrego, expuso acerca de la realidad energética en Chile, realizando un análisis histórico de las principales normativas dictadas durante la dictadura y que configuran la situación actual.

En el año 1980 se promulga la Constitución, que en su artículo 19 inciso 24, consagra la propiedad privada de los derechos de agua. Inmediatamente al año siguiente, en 1981, es promulgado el Código de Aguas, calificado por expertos como uno de los más neoliberales del mundo, el que permitió registrar las aguas a perpetuidad, sin costo ni tener que justificar su uso eventual. A partir de este código se crean los derechos de agua no-consuntivos especiales para el desarrollo hidroeléctrico (significa que permite utilizar el agua ‘al pasar’, devolviéndola al cauce sin consumirla, tal como lo hace la agricultura, por ejemplo).

"Estos derechos de agua no-consuntivos dan un poder tremendo a los privados para intervenir los ríos y las cuencas, siendo el mejor ejemplo lo ocurrido en el río Biobío. Allí Endesa, solamente con dos derechos de agua pudo destruir 70 kilómetros del valle del Alto Bio Bío, inundar 4.000 hectáreas de la cuenca y prácticamente desmantelar 3 comunidades pehuenche", señaló Orrego.

Agrega: "La sorprendente seguidilla de leyes ultra-neo-liberales promulgadas durante la dictadura continúa el año inmediatamente siguiente, en 1982, con la Ley General de Servicios Eléctricos, que entrega desmedidas potestades a las empresas eléctricas, incluyendo servidumbres especiales para expropiar las tierras que éstas necesitan inundar para los embalses de sus proyecto hidroeléctrico", indicó

La historia continúa. En 1989, último año de la dictadura, funcionarios del régimen militar, con José Yuraszeck a la cabeza, privatizan el consorcio ENERSIS, creado por elos mismos, que controlaba cerca del 90% del mercado energético chileno en los años 90’, y que aglomeraba, bajo un solo paraguas corporativo, la generación (ENDESA), transmisión (TRANSELEC) y distribución (CHILECTRA). El consorcio fue comprado a un precio vil a través de una obscura operación que nunca ha sido investigada en forma exhaustiva.

Según un informe poco conocido de la Contraloría General de la República, Chile perdió cerca de US $ 1.000 millones de la época con esta transacción.

"Más chocante aún, simultáneo a este ‘robo’ del sector eléctrico nacional, se traspasaron, sin costo alguno, todos los derechos de agua que había registrado Endesa, siendo estatal, hasta la fecha, a manos chilenas privadas", sostuvo.

Orrego agrega que "justo un año después, en 1990, primer año de retorno a nuestra imperfecta democracia y, por lo tanto, sin que nadie se percatara los mismos- ahora ex funcionarios de Pinochet- registraron los derechos de agua de los ríos patagónicos, actualmente en el ojo del huracán debido a las intenciones de Colbún y ENDESA, hoy controlada por ENEL de Italia, de utilizar los derechos para su proyecto de 5 centrales hidroeléctricas que pretenden implementar en Aysén".

Siete años después, en 1997, los mismos personajes que privatizaron ENERSIS y los derechos de agua, vendieron el consorcio a ENDESA-España, que recién en febrero de este año, pasa a ser controlada en un 92% por la italiana ENEL.

Es así como hoy el 80% de los derechos de agua no consuntivos de Chile, y el 96% de los de la Región de Aysén, la región más rica en recursos hídricos de Chile, están en manos italianas.

Así llegamos a la actualidad, heredando las consecuencias de las políticas ultra-neoliberales aplicadas durante el régimen militar, y luego continuadas en democracia por la Concertación. Todo ello configura una realidad en que los chilenos y chilenas no tenemos derecho alguno sobre nuestras aguas, un recurso vital y estratégico, cuya tutela siempre debería estar en manos del Estado.

Concentración de riqueza y débil...
----------------
View Announcement - Invite Friends
Thanks,
The Causes Team
Stop receiving emails from this cause


---
Este correo electrónico ha sido enviado por Causes. Puedes desactivar correos electrónicos aquí.


Qué prefieres: ¿El día o la noche? ¿el verde o el rojo? ¡Descubre quién eres realmente!

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

La performance. Sus lìmites!!

Por Raúl - 26 de Mayo, 2009, 3:32, Categoría: General




03 Barcelona, mayo de 2009
enviar correo

Alberto Caballero / coordinador de GEIFC grupo de estudio e investigación de los fenómenos contemporáneos y de: Action Art magazine sobre la acción / publica: // Instalar...la acción // en Escáner Cultural desde el nº 77 www.escaner.cl / profesor de la asignatura "Introducción a las teorías contemporáneas" Máster en comisariado y prácticas culturales en arte y nuevos medios en MECAD\Media Centre d'Art i Disseny de la Escola Superior de Disseny ESDI y la Universitat Autònoma de Barcelona / miembro de AIAP Asociación de interacción Arte-Psicoanálisis Buenos Aires, Argentina




dos eventos internacionales ponen en debate
los límites de la performance

debate abierto en:

http://a-caballero.blogspot.com

Man on Wire, sobre la performance de Philippe Petit
Man on Wire
Año: 2008
Género: Películas documentales
Director: JAMES MARSH
Música: Michael Nyman
Fotografía: Igor Martinovic
Productora: WARNER BROS
Distribuida por: Vértigo Films

www.manonwire.es


El 7 de agosto de 1974, un joven francés llamado Philippe Petit, pisó un cable colgado ilegalmente entre las torres gemelas de Nueva York, entonces los edificios más altos del mundo. Tras una hora caminando por el cable, fue arrestado, examinado psicológicamente y encarcelado antes de ser finalmente liberado.

Tras seis años y medio soñando con las torres, Petit pasó ocho meses en Nueva York planeando la ejecución del "golpe". Ayudado por un equipo de amigos y cómplices, Petit se enfrentó a numerosos y extraordinarios desafíos: tuvo que encontrar la manera de burlar la seguridad del World Trade Center, colar el pesado cable de acero y el equipo necesario. Tender el cable entre los tejados de las dos torres, anclar el cable y tensionarlo para soportar los vientos y el movimiento de vaivén de los edificios. El tendido del cable se hizo de noche, en completo secreto. A las 7:15 AM, Philippe comenzó a pasear por el cable a más de 400 metros de altura por encima de las calles de Manhattan.

El documental de James Marsh da vida a la extraordinaria aventura de Petit a través del testimonio de Philippe y alguno de los conspiradores que le ayudaron a crear un espectáculo magnífico y único que se conoció como el "el crimen artístico del siglo".
En el arte también se trata de un crimen.

Lo que hizo Philippe Petit en las Torres Gemelas (1970), y que vemos ahora en este documental, también lo realizó Sterlac en los rascacielos de Nueva York (1980). Le antecede Ives Klein con una ficción de suicidio en los años sesenta: de tirarse al vacío a atravesar el vacío. ¿Qué significa esta cuerda que atraviesa el vacío?



Pasodoble, performance de Miquel Barceló y Joseph Nadj



8 de mayo,
Teatre Lliure, Barcelona

En el escenario del Lliure "(...) aparecen Barceló y Najd, trajeados, con aspecto de personajes becketianos o enterradores. Poco a poco se van manchando de lo lindo, primero los zapatos, luego, al arrodillarse o presionar contra el muro, todo el traje. A los 20 minutos ya están hechos unos zorros. Toman azadas y mazos y golpean la pasta ocre produciendo un golpeteo húmedo, como de palmetazo en las nalgas. Barceló salta contra la pared, dibuja líneas. Trepa, crea figuras; lanza bolas, desmocha, perfora. Trabaja más ensimismado que Nadj. El espectáculo, la ceremonia, va in crescendo. Barceló y Najd se encasquetan vasijas de cerámica fresca en las cabezas y las moldean hasta componer máscaras asombrosas, un embarrado bestiario. El estupor va deviniendo angustia y cuando Barceló convierte a Nadj en escultura viva, minotauro picassiano, y lo incrusta en el muro con maneras de sacrificador -le clava dos espátulas como banderillas-, en medio de una música ominosa, la escena se hace sobrecogedora. Un acto de destrucción y creación, que Barceló remata asperjando pintura blanca con una manguera. Él y Najd acaban dejándose tragar por el muro con un ruido de succión. En menos de una hora hemos viajado al otro lado de la realidad, el mundo de los sueños y las cosmogonías." Jacinto Antón, El País, 9/05/09

La action painting fue inventada por Jackson Pollock en los años sesenta, y retomada por algunos de los expresionistas americanos para poner la 'materia en acción'. No es la primacía de la materia, el caso de Tàpies, sino el artista puesto en acción por la materia, cosa que ya habían hecho los Accionistas Vieneses en los años cincuenta.



Si no desea recibir más información, envíe un email con el asunto "desuscripción" a
acaballero@geifco.org


Todos tus amigos, todos en Windows Live ¡Invítalos a todos con un clic!

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

LeerGratis.com - 7 artículos nuevos.

Por RAÚL - 24 de Mayo, 2009, 22:23, Categoría: General



Your email updates, powered by FeedBlitz

 

"LeerGratis.com" -

  1. ¿Existió realmente el rey Arturo?
  2. ‘Entonces te haré el amor’, de Valeria Constanza Martina
  3. El regreso del detective de la calle Baker
  4. Tristeza mundial por Mario Benedetti
  5. Primer Cómic de ‘Astérix el Galo’, de René Goscinny y Albert Uderzo
  6. Alfred de Musset, un “hijo del siglo”
  7. ‘Idilio sáfico’, de Liane de Pougy
  8. More Recent Articles
  9. Search LeerGratis.com

¿Existió realmente el rey Arturo?


Rey Arturo

Rey Arturo


La novela de caballerías tuvo enorme vigor e importancia en siglos pasados en toda Europa. Las hazañas de Roldán â€" o Roland - ,el Amadís, etc, ocuparon un sin fin de páginas. Tantas que un pobre recaudador de impuestos complutense escribió para parodiarlas una de las cumbres de la literatura universal : “Las aventuras del ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”, en cuyo capítulo XLIX de la primera parte, por cierto, dice el caballero loco : “Y si es mentira, también lo debe ser que no hubo Héctor, ni Aquiles, ni la guerra de Troya, ni los doce pares de Francia, ni el rey Artús de Inglaterra, que anda hasta ahora convertido en cuervo y lo esperan en su reino por momentos….”

Generalmente, estos libros se agrupaban por ciclos. Y, de entre ellos, quizá el que más fama haya alcanzado sea el “Ciclo Artúrico”, es decir, el que narra las aventuras del rey Arturo y sus “Caballeros de la Tabla Redonda” - con Lancelot a la cabeza -, acompañados por la reina Ginebra y protegidos por el mago Merlín. Pero, dando por sentado que sí existe una leyenda artúrica de donde proceden estos relatos, cabe preguntarse : ¿existió realmente el rey Arturo?

El conocido anuario autorizado de la nobleza británica titulado “Debrett´s Peerage” emparenta a la propia Reina de Inglaterra con el personaje. Por si esto fuera poco, los cuervos están especialmente protegidos en las islas, dado que existe la leyenda â€" que cita don Quijote -  de que el rey Arturo se convirtió en ese pájaro. Si visitamos la Torre de Londres veremos que allí abundan porque se les alimenta y cuida.

Apuntadas estas anécdotas, debemos apresurarnos a decir que estas son casi todas las “certezas” que tenemos de su existencia. Sí sabemos que, de haber transitado por este mundo, tuvo que hacerlo en fecha mucho más temprana de lo que cuentan sus narraciones. Nada por tanto de fastuosas cortes, caballeros magníficos y hermosas damas, como podría haber sucedido en los años finales de la Edad Media. La realidad es que su vida tuvo que desarrollarse en algún momento entre el año 450, en que los romanos abandonaron Britania y el siglo IX, en que aparece citado en un escrito y ya se le considera muy antiguo y difuso.


Pero las fuentes con que contamos hacen pensar, más bien, en un guerrero de estirpe romana â€" o celta vinculado a los romanos - , que habría luchado contra los sajones que por entonces invadían las islas, y que habría muerto en combate hacia el año 540, cuando los celtas, vencidos, se retiraban hacia Gales y Escocia. Su recuerdo, como héroe popular, se conservaría entre sus compatriotas, que le fueron añadiendo rasgos fantásticos.

El Cáliz

El Cáliz

El principal culpable de que la mitología artúrica se haya extendido es Geoffrey de Monmouth, quién, en su historia de los reyes de Britania, recoge antiguas leyendas y las mezcla con sus propias lucubraciones para contarnos que el mago Merlín ayudó al monarca británico Uther Pendragon a seducir a la esposa del duque de Cornualles, de cuya unión ilegítima nació Arturo, en el castillo de Titangel, supuestamente ubicado en la costa norte de la zona. Este Arturo fue coronado rey con quince años y, acompañado de su mágica espada “Excalibur” y de un selecto grupo de caballeros, conquistó cuanto quiso. Posteriormente, instaló su corte en el castillo de Caerleon, situado en Gales. En la batalla de Camblam, Arturo dio muerte a su hijo bastardo Morded, que se había sublevado contra él, quién, también herido, fue llevado a la isla de Avalon, donde se le perdió el rastro, bien sea porque se convirtió en cuervo, bien porque entró en un largo sueño, del que regresará para recobrar su reino.

Es indudable que el relato de Monmouth daba forma a leyendas de tradición oral y, por ello, alcanzó enorme fortuna y difusión por todo el occidente europeo. Además, pronto se le añadieron nuevos ornamentos. Quizá el más conocido sea que el rey mandó construir una mesa redonda para resolver los problemas de abolengo de sus caballeros, pues, al ser redonda, ninguno precedía a otro. Hoy, se conservan varias “tablas” redondas, ninguna de las cuales presenta el más mínimo rigor histórico.

Pero a quién se deben los mejores adornos a la leyenda artúrica es, curiosamente, a un francés del siglo XII, Chrétien de Troyes. Él vinculó al rey con el Santo Grial, al presentarlo como obcecado por encontrarlo, le dio el boato y pompa de una gran corte y lo rodeó de galantes caballeros, el más famoso de los cuales es, sin duda, Lancelot. Éste alcanzó casi tanta fama como el monarca, hasta el punto de que muchos lectores dieron ese nombre a sus hijos â€" de hecho, nuestra isla de Lanzarote se llama así por haber sido descubierta por el navegante Lanceloto Malocello.

Encuentro del Santo Grial

Encuentro del Santo Grial

En 1.485, Thomas Malory, hoy Sir, pero entonces un bellaco que estaba en la cárcel por delitos comunes, escribió la versión oficiosa de la fábula : “La morte d’Arthur”. Él fue quién le dio al legendario rey la imagen de haber pertenecido al siglo XIII o XIV.

De la obra de éste último deriva el ingente caudal de estudios arqueológicos y medievalistas que los ingleses, tan suyos, han realizado, empeñados en encontrar la tumba de Arturo y el castillo donde supuestamente vivió.

Rey Arturo

Rey Arturo

Tal fue el fervor en las islas británicas por el rey Arturo que Enrique VII puso este nombre a su primogénito, el cual está curiosamente relacionado con España, ya que contrajo matrimonio con la princesa Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos. Al poco, murió este Arturo y Catalina casó con el heredero, hermano del anterior, que fue, ni más ni menos, que el temible Enrique VIII. Esta unión tendría funestas consecuencias para la española, pero ese es otro tema.

Como quiera que sean las cosas, leyenda o realidad, el rey Arturo y sus camaradas Lancelot y los restantes caballeros de la tabla redonda, junto a Merlín y la reina Ginebra, han hecho pasar muy buenos momentos a generaciones enteras, primero en forma de libros y después en el cine, y, sólo por ello, merece nuestro respeto y admiración.

Imagen Rey Arturo: Liftarn en Wikipedia
Imagen Cáliz: FCPB en Wikipedia
Imagen Encuentro del Santo Grial: Cuchullain en Wikipedia
Imagen Arturo: PKM en Wikipedia



‘Entonces te haré el amor’, de Valeria Constanza Martina


"jóvenes enamorados"

"jóvenes enamorados"


Valeria Constanza Martina (Buenos Aires, 1988) es una joven poeta novel que ha colgado algunos textos en nuevosautores.googlepages, una web dedicada a la difusión de los poemas y cuentos de quienes buscan hacer carrera en el mundo literario.  La autora instala la voz masculina de un yo poético amante que ofrece el retorno de la guerra a su amada, en condiciones que él no se imagina, quizás herido, mutilado, confundido, trastornado por el horror de la muerte y la destrucción, pero manteniendo la dirección del amor hacia ella.

El yo se va despojando de sus atributos naturales, perderá el sentido de cotidianeidad ante su amada, pero estará dispuesto a hacerle el amor con lo que quede de él en tanto impulso vital, pues la guerra no podrá anular su Eros, contemplando la destrucción de su propio yo, en su ánimo y cuerpo ofrece matar de pena a su amada. Este poema, muy bien logrado, juega con la oposición de amor y guerra, como dos impulsos motores de la vida y del orden del mundo, son también dos agentes transformadores del carácter humano y del devenir de la sociedad.


Un yo mutilado ofrece volver y amar

"Film en el amor y en la guerra"

"Film en el amor y en la guerra"

La guerra se presenta como el evento funesto, contingente, irresistible e inevitable que el yo poético va a afrontar pronto. El poema puede leerse como una despedida con la esperanza de un reencuentro tras el conflicto, también expresa cierta premonición aciaga del yo, una videncia fatalista de lo que será su futuro, tal vez siendo un hombre acostumbrado a recrear el amor como Eros, el impulso del Tánatos de la guerra le resulta extraño, y piensa que por contrariar el anhelo de la reproducción de su deseo le irá mal, pero a fin de cuentas volverá.

El Eros del yo poético es muy fuerte, se enuncia a prueba de todos los cambios que puedan suceder por la destrucción y el sufrimiento de la guerra. El Eros del yo poético es un amor a prueba de balas, obuses y muletas, pues recurre a la hipérbole del deseo, adaptándose a la miseria física, propone abrazar a su mujer con las rodillas, no le importa perder todo elemento motriz del cuerpo, salvo su miembro viril, que es lo único que espera conservar intacto al volver del campo de batalla, retornar a la mujer es un reto a la imaginación de la sexualidad.

El poema ironizaría con el kamasutra pero de forma muy inteligente, pues a pesar del desafío a la imaginación hay el ofrecimiento de un amor que no se deja rebajar ante el peligro ni ante el daño posible que pueda sufrir el amante, más bien este mal potencial será un trofeo para ofrecerlo a la amada. En cuanto a la guerra en sí, no hay mayor voluntad en el yo poético de reproducirla, su discurso bien podría provenir de un joven reclutado para el servicio militar, también hay silencio sobre la preparación y la disposición del yo para pelear en esa guerra.

La guerra implica una suspensión del amor
Cuando nace Valeria Constanza Martina, la guerra de las Malvinas estaba aún reciente, desde 1982, un conflicto que duró poco por la ventaja en armamento de Reino Unido. La sombra de la guerra se extendía en Argentina, porque Chile apoyó a Inglaterra y con ese país siempre hay roces territoriales y una competencia armamentista que motiva tensión social. Muchos soldados se despiden de sus amadas en todo conflicto, la necesidad de placer sexual algunas veces es satisfecha con prostitutas que visitan los campamentos por breves temporadas.

Desde la segunda guerra mundial se habla de las muñecas inflables para los soldados, especie de maniquís algo burdos que mantenían los principales rasgos femeninos y principalmente podían ser penetradas. La evolución de estas muñecas a llegado a lo que en Japón se denomina Love Dolls, especie de muñecas muy realistas de un material plástico, más resistente y propenso al uso y su limpieza. La soledad del soldado se presta a especulaciones como la homosexualidad en los campamentos y la depresión grave por la abstinencia sexual.

Volviendo al contexto latinoamericano, está registrado en la historia de la guerra entre Perú y Chile, de 1879 a 1884, el caso de las rabonas  peruanas o mujeres de los soldados que los acompañaban al campamento y al campo de batalla para atenderles con comida, curaciones de sus heridas y satisfacerles sexualmente. La guerra altera el orden de cosas que propone el amor, al desunir a las parejas y ponerlas en zozobra. En el poema de Martina, la separación es inminente, tanto como la experiencia traumática que modificará el destino del amante.

"Pilotos argentinos en las Malvinas"

"Pilotos argentinos en las Malvinas"

Los residuos del amante pueden matar de pena pero seguirán amando
La constancia del amor está actualizada en hipérbole, pues se enuncia su continuidad frente a cualquier disminución física en el cuerpo del amante. El amor será para el amante el único impulso vital que le sobreviva al trauma, las mutilaciones y las heridas, pues ir a pelear se le presenta incómodo en alguien que preferiría estar con su pareja todo el tiempo a pasar el trance de vivir entre muerte y destrucción. El yo poético anuncia conservar su esencia, que no es otra que el amor carnal, la potencia de reproducción del Eros y la necesidad por la amada.

Volviendo mutilado de la guerra, quizás sin haber matado suficientes enemigos, su desgracia podrá matar a su amada, en ese momento confluirán los impulsos contradictorios de Eros y Tánatos, este último por inercia de la guerra que lo ha marcado, pero el Eros será el motivo predominante, ya que este amante está dispuesto a dar lo último de sí a su mujer, guardar su esencia de amante como el último regalo para ella, aunque la liquide en el final reto a la imaginación que supondrá la unión carnal de una mujer entera con un hombre mutilado.

Conclusión
Toda guerra tiene sobrevivientes, hombres militares o ciudadanos, de estos dos grupos, el poema coge como representantes a un soldado que teme regresará mutilado y a su mujer que como él sufrirá su ausencia. El retorno tras la desgracia de las heridas y la disminución física ilustra la esencia del amor, como un impulso que perdura en el deseo de unión carnal que no se apaga por la experiencia traumática.

Lectura del poema | ‘Entonces te haré el amor’, de Valeria Constanza Martina en Nuevosautores.googlepages

Imágenes:

Enamorados en dibujosfotoseimagenes.blogspot.com

En el amor y en la guerra en Cine25

Malvinas en Es.Geocities



El regreso del detective de la calle Baker


De la mano de editorial Everest, todos podremos disfrutar nuevamente del famoso detective de la calle Baker. Pues así es, retorna con una nueva saga el famoso Sherlock Holmes y promete nuevos misterios por resolver y muy interesantes pistas a seguir para develar cada uno de los casos.


Sherlock Holmes y los Irregulares de Baker Street

Sherlock Holmes y los Irregulares de Baker Street

El primer título de esta saga es Sherlock Holmes y los Irregulares de Baker Street donde nuestro detective deberá resolver el caso de tres funambulistas que mueren asesinadas en el circo para el cual trabajaban. Evidentemente, no fue un accidente por lo que Sherlock deberá entrar en acción para develar el misterio.

En esta contratará a los Irregulares, un grupo de chavales que viven en la calle Baker y pasan penurias de todo tipo, pero que aprendieron a vivir en comunidad y ayudándose unos a otros. Cuando los casos de Sherlock lo requieren suelen colaborar con él y esta no será la excepción.


A medida que transcurre el caso, los Irregulares le ceden las pistas para Sherlock lentamente arme el caso y es de resaltar lo que el detective les dice a los chicos “sois mis ojos y mis oídos, tenedlo en cuenta“, lo que demuestra la importancia y la confianza que en ellos deposita.

Pero si debo destacar algo más de esta nueva entrega de Sherlock Holmes es la promoción que de él se hace, sobre todo en la página web oficial donde podremos encontrar entre otras cosas, un muy divertido juego donde debemos agudizar un poco más nuestra vista.

Nueva saga de Sherlock Holmes

Nueva saga de Sherlock Holmes

El mismo consiste en develar un misterio a través de una serie de pistas por lo que debemos leer con atención para descubrir a los culpables (o el culpable, no hablaré de ello ahora xD) por lo que estaremos durante un buen tiempo bastante entretenidos jugando a ser por un momento, el propio Sherlock.

Esto es para destacar pues es una buena forma de promocionarlo aunque para ser sinceros, no necesita más presentación que su propio nombre ¿verdad?

El libro Sherlock Holmes y los Irregulares de Baker Street ya está disponible en todas las librerías y es una magnífica oportunidad de que todos aquellos fanáticos nos reencontremos con el famoso detective y al mismo tiempo, de que quienes aún no le conocéis os hagáis fanáticos de él pues seguramente os termine gustando este tipo de lectura.



Tristeza mundial por Mario Benedetti


Mario Benedetti

Mario Benedetti

En Uruguay y el mundo hoy es un día de duelo tras la muerte ayer del genial escritor uruguayo Mario Benedetti (14 de septiembre de de 1920 - 17 de mayo de 2009). En su casa pasadas las 16 hs dejó de existir uno de los máximos exponentes de la literatura perteneciente a la llamada Generación del 45´ a la cual pertenecían entre otros autores, Onetti.

El legado que deja es sorprendente siendo sus obras más conocidas “La Tregua” (1960) y “Gracias por el Fuego” (1965) entre los más de 80 títulos que ha escrito como la pieza teatral “Pedro y el Capitán” (1979) y poemas, cuentos y ensayos varios.

Entre sus premios ha obtenido el Reina Sofía, el Iberoamericano José Martí y otros tantos donde se incluye el Menéndez Pelayo, remarcando la trascendencia de esta autor a nivel internacional.


Una importancia que refleja José Saramago en su nota publicada en el diario Clarín de Argentina cuyo título es ni más ni menos “El dolor y la tristeza no se adormecerán pronto” y recalcando en sus líneas frases como “Mario perdió la batalla, nosotros, sus amigos, sus lectores, también“. Es de recordar que Saramago y Benedetti eran muy buenos amigos y Saramago le tenía un gran respeto, siendo admirador de su obra.

Su último libro fue lanzado en agosto pasado y se llama “Testigo de uno mismo“, libro que no pudo promocionar ni hablar personalmente de él debido a su mal estado de salud que lo llevó, a los 88 años, a quedar en el recuerdo de todos los que amamos la literatura.

Imagen Benedetti: Zeroth en Wikipedia



Primer Cómic de ‘Astérix el Galo’, de René Goscinny y Albert Uderzo


"Asterix el galo (1961)"

"Asterix el galo (1961)"

Astérix el galo es un personaje de historieta cómica francés que hace su primera aparición en la revista Pilote en 1959, es obra del editor René Goscinny (Paris, 1926-1977) y del dibujante Albert Uderzo (Fismes, Francia, 1927). El primer número  independiente de este héroe del humor y sus amigos apareció en 1961 con el título ‘Astérix el Galo’, sirvió para presentar al pequeño y astuto Astérix, al fuerte Obélix, al druida Panorámix y por el lado de los romanos al centurión Caius Bonus, quien buscaba la fórmula de súper fuerza para conquistar Roma.

El éxito de Astérix permitió estrenar la primera película de dibujos animados de este personaje en 1967 y hasta el 2008 se han dado adaptaciones con actores en el cine. En este primer número los galos custodian el secreto de su poción mágica gastando bromas a los romanos con pociones para la crecida rápida de la barba y el cabello, una ironía a la presentación de los soldados romanos correctamente afeitados. Al final llega el mismo Julio César al campamento Romano pues la historia pasa en 50 a.C., Astérix delata a Caius Bonus y el César lo libera.


Astérix, icono de la francofonía

"René Uderzo, dibujante de Astérix."

"Albert Uderzo, dibujante de Astérix."

París es la sede de Euro Disney desde 1987, pero los personajes de Walt Disney llegaron a competir con los de Astérix desde antes de esa fecha. Estos personajes que guardan la identidad histórica de los galos han motivado la aparición de souvenirs, juguetes y ferias con parques temáticos. Incluso en el aspecto cultural, la creación de Goscinny y Uderzo fue tomada con licencia para Clé International, la editora de libros de francés de la cadena de institutos de la Alliance Franςaise, que enseña el idioma francés por todo el mundo como lengua extranjera.

La historia de Astérix comienza con el referente de la entrega de armas de Vercengetórix a Julio César en Alesia, pero los galos de la aldea de Astérix, cuyo jefe es Abraracúrcix dirigirán la resistencia. Como signo de la identidad gala, los romanos y galos hablan en un idioma común, pero el latín es empleado como comentario meta literario para las situaciones más hilarantes.  Los galos no hablan latín, se entienden en su lengua, solo un espía tendría que hablar en latín. La cohesión de los galos, les permite descubrir al espía romano Calígula Minus en su aldea.

En posteriores cómics se interrelacionaran más las lenguas celtas con la romana, pues esta es una época de gestación de las lenguas romances. La resistencia a los romanos es una forma de ilustrar la resistencia del ethos francés y su lengua, pues incluso hubo una ley en Francia para que las marcas y nombres de lugares públicos no se escogieran en inglés, a fin de no disminuir protagonismo al idioma francés. Los rubicundos celtas se han reproducido en los galos, sus descendientes, el color de barbas, cabello y vestimenta los diferencia de los romanos.

La poción mágica que duplica la fuerza física

"René Goscinny, guionista de Astérix"

"René Goscinny, guionista de Astérix"

Todos los galos de la aldea de Astérix beben la poción mágica  a base de muérdago del bosque, que prepara el druida Panorámix para que puedan defenderse de los romanos con sus músculos, solo el grueso y fortachón Obélix no necesita tomar el brebaje porque de niño cayó en la marmita de la poción y su efecto fue permanente en él. La poción tiene una duración limitada, al cabo de un tiempo los galos vuelven a beber, cuando Panorámix los hace formar filas, a fin de que estén en condiciones de enfrentar las armas y huestes romanas.

Este cómic toma con humor la derrota de Vercingetórix y la vuelve una lección provechosa para un pueblo que resiste a la colonización. Como en las historias de Disney hay gags y golpes por montón y los efectos de una paliza causan estragos en los ridiculizados romanos que nada pueden evitar a pesar de las armaduras y escudos con que aparecen en la historieta. La violencia está banalizada como en el caso de los dibujos animados de Warner Brothers y Walt Disney, pues nadie muere cuando le caen rocas enormes ni sale despedido por los aires.

En este primer cómic se exhibe la lucha por la fuerza y la conquista de la fórmula mágica, como deben haber peleas hilarantes a lo largo de las viñetas, no aparecen personajes femeninos, ya que todavía tendría que expandirse el timeline de Astérix y sus amigos para mostrar su lado romántico. El personaje galo más fuerte es Obélix quien pasea cargando menhires cual Sísifo cómico, esto le servirá en futuros ejemplares de la historieta cuando use la inmensa roca para aplastar a soldados romanos, además su fortaleza se ilustra por su gusto del jabalí asado.

Una aldea independiente dentro del imperio más grande de la antigüedad
La aldea de Astérix mantiene su independencia por la poción mágica, los secretos arcanos del druida Panorámix y la astucia del protagonista. Una forma de recrear la independencia del pueblo galo es enunciar a la divinidad Tutatis para ellos, mientras que los romanos rinden culto a Júpiter y al panteón de origen greco latino. Roma tuvo periodos de tolerancia con ciertas religiones del paganismo germano, mientras su ideología no se enfrentase a su sistema de gobierno, por medio de impuestos algunos pueblos pudieron conservar sus propios cultos.

La aldea de Astérix está a cierta distancia del campamento romano situado en Petitbonum, un nombre que mezcla el francés con el latín en lo que podría ser una lengua de contacto o pidgin, de cierta forma el cruce lingüístico tiene que recurrir al francés para privilegiar el punto de vista de los galos, quienes se están defendiendo de la ocupación y del asedio del numeroso ejército romano. Solo queda añadir que Astérix es la historieta de humor más celebrada y representativa de Francia, pues hace de la antigüedad un tiempo ideal para la magia y acción.

Conclusión
El primer número de Astérix como revista independiente enfrenta a los resistentes galos frente al disciplinado ejército romano, en una lucha donde la poción mágica de Panorámix duplica la fuerza de su pueblo y los compensa de la falta de pertrechos de guerra. El secreto de la fórmula queda celosamente guardado luego de que AstérIx y el druida vencen a los romanos con sus brebajes y su valor. El final feliz permite continuar con la comedia en sus sucesivos episodios.

Lectura del cómic | ‘Astérix el Galo’, de René Goscinny y Albert Uderzo en Scribd

Imágenes:

Astérix el galo en Caesarium

Uderzo: Christian Koehn en Wikipedia

Goscinny en Rosaspage



Alfred de Musset, un “hijo del siglo”


Alfred de Musset

Alfred de Musset

Por todos es conocido el hecho de que las filosofías irracionalistas de principios del siglo XIX condujeron al Romanticismo. Éste exaltaba el sentimiento sobre la razón y consecuencia de ello es el prototipo de “romántico” : la persona que se siente al margen de una sociedad prosáica que no le satisface, en la que se encuentra fuera de lugar, angustiado ante las obligaciones que ésta le impone, y de la que busca evadirse.

Muchos son los poetas que podrían citarse aquí como ejemplos. Sólo centrándonos en la literatura francesa, encontramos a Lamartine, Vigny, Hugo, Béranger, Nerval….. Pero nosotros nos ocuparemos de Musset, poeta que encarna como pocos lo han hecho la figura del escritor romántico.

Nació Alfred de Musset en París en 1.810, en una familia de posición acomodada. Estudiante destacado, no por ello dejó de ser un tanto “enfant terrible”: sus años juveniles son los de un dandy que frecuenta los salones y busca su vocación probando a estudiar Medicina, Derecho, y otras disciplinas y que busca impactar con su irreverente forma de ser.

Curiosamente, Musset se dedicó a la poesía por casualidad. Un compañero de colegio, Paul Foucher, cuñado de Victor Hugo, le introdujo en la tertulia literaria de “El Cenáculo”, en la que participaban todos los que tenían algo que decir en la literatura de la época.


En estas fechas empieza a publicar poemas iniciáticos. Se le considera un carácter superficial y feliz, que vive con tranquilidad, escribe por gusto y no se preocupa de política, religión o ética. De hecho, su obra no se toma muy en serio. Aparecen hacia 1.830 sus “Cuentos de España y de Italia”, con la que desplaza el estilo de los “sensibleros y llorones”, con aplauso del público e incluso de sus colegas. Dos años después, ven la luz sus “Espectáculos desde un sillón”.

Contra lo que se piensa, Musset ya se toma su oficio muy en serio. En la dedicatoria de “La copa y el vino”- primero de los “Espectáculos” â€" dice : “Al consagrarse al trabajo, cada fibra y cada nervio se estremece como un laud que se acaba de templar, no se escribe una palabra sin que vibre el ser entero”.

George Sand

George Sand

Esta identificación entre el poeta y su obra, esta autenticidad, se incrementará aún más a partir de 1.833, cuando inicia sus relaciones con “George Sand”. Esta mujer, auténtica “rompecorazones” de la Francia de entonces, será la musa que hará de la poesía de Musset un dechado de hondura humana, sin caer en las los excesos de otros contemporáneos. Sand era una avanzada de su tiempo, que asumió la responsabilidad de vivir como quería, en una sociedad que cortaba las alas a las mujeres, y, por ello, no se comprometía más de lo necesario en sus relaciones. Así, de ésta, que duró dos años, se fue en busca de otros hombres, dejando al pobre Musset sumido en una desesperación terrible.

Desde entonces, su poesía â€" como decíamos â€" se aleja de la despreocupación que había presidido sus obras iniciales, alcanzando una profunda autenticidad. Será el poeta que canta al amor sin las estridencias ni las tronantes manifestaciones a que tan dado era el Romanticismo.

Pero también ahogará su desesperación en el alcohol y las relaciones fáciles con actrices y poetisas. Es un marginal por voluntad propia, aunque se hace elegir miembro de la Academia. A la vez, multiplica sus obras. Su espectro se amplía al teatro y la narrativa.

Entre las obras pertenecientes a la segunda, destaca “Las confesiones de un hijo del siglo”, publicada en 1.836. Novela claramente autobiográfica, presenta a un joven libertino que cree encontrar la felicidad en el amor, pero que, al no abandonar sus antiguas costumbres, pierde a su amada. Nos encontramos, claramente, ante el relato de su relación con la Sand y su doloroso fracaso, pero la obra es mucho más que eso. Nos habla un alma atormentada, que explica sus inquietudes y frustraciones.

Es la expresión de un romántico que contempla su época y encuentra a una juventud desengañada, en la que está incluido, que siente “en el fondo del alma una miseria insoportable”. Es el famoso “mal del siglo”, con el que los escritores reflejan su malestar ante la realidad y la pérdida de sus ilusiones. Las corrientes idealistas precedentes se habían visto frustradas por la realidad y el poeta se siente desplazado en un mundo que no es el que anhelaba. Tal es su angustia que en muchos casos llegarán al suicidio.

También Musset escribió para el teatro ; o, por mejor decir, escribió dramas, pues nunca pensó que serían representados y, de hecho, su puesta en escena no resultaba sencilla. Los mejores de ellos son, sin duda, “No se juega con el amor”, “Un capricho”, “El candelabro” y, quizá, sobre todas, “Lorenzaccio”.

Éste último, que â€" para algunos â€" es el más conseguido drama romántico,

Víctor Hugo

Víctor Hugo

expresa el “mal” a que nos acabamos de referir. Ambientado en la Florencia de 1.537, muestra la reacción de esa ciudad ante la tiranía de Alejandro ; pero ello no es más que una transposición de la situación de la Francia de 1.830. Por tanto, la crítica política está muy presente.

De otra parte, Lorenzaccio, el protagonista, es una personificación del héroe romántico : ilustra la dualidad del ser humano que expresaba Hugo en su prefacio al “Cronwell” y que no es otra que su tendencia tanto a la virtud como al vicio. Este joven, que ha asumido el papel de depravado para lograr la liberación de su pueblo, siente que ese “traje se le ha mudado en piel”: cuando quiere desasirse de él, ya no puede.

Musset, desengañado del hombre, muestra así la tesis principal de la obra: la propensión natural de la humanidad a la corrupción : el héroe pasa de la pureza al vicio fingido y de éste, al asumido.

De ahí la afirmación -  que citábamos anteriormente -  de un sector de la crítica, en el sentido de que estamos ante el más logrado drama romántico : lo es en tanto que presenta el desgarro de una personalidad desde la ambivalencia. Ni más ni menos que les ocurría a sus autores.

Musset no vivió mucho. Al margen de relaciones, murió el dos de mayo de 1.857.

Imagen Musset: Phrood en Wikipedia
Imagen Sand: Maksim en Wikipedia
Imagen Víctor Hugo: APPER en Wikipedia



‘Idilio sáfico’, de Liane de Pougy


El periodo histórico que abarca desde, aproximadamente, 1870 hasta la Primera Guerra Mundial es conocido en Europa como la ‘Belle epoque’. Durante esta larga etapa de paz, la ciencia avanzó de forma muy notable, se encadenaron muchos de los inventos técnicos que hoy conocemos, las condiciones laborales se racionalizaron y la economía vivió un periodo de prosperidad.

Liane de Pougy

Liane de Pougy

Por otra parte, las corrientes filosóficas imperantes propugnaban el progreso y la ciencia como impulsores de la felicidad humana y como explicación para todos los fenómenos. Este materialismo, que hacía pensar que el hombre había llegado a poder explicarlo todo, y, a la vez, con sus hallazgos, facilitaba y hacía más cómoda la vida, propició, además, una relajación de las costumbres.

El resultado de todo ello es una época optimista, de goce de los placeres mundanos, sin trabas, y de prosperidad. Las personas disfrutaban de la vida y veían el futuro esperanzados. Tristemente, la Primera Guerra Mundial destrozó todas estas expectativas y las devolvió a la realidad. Pero ya antes había comenzado una corriente intelectual de desazón ante un mundo excesivamente materialista y dominado por la técnica que se conoce como la ‘Crisis de fin de siglo’.

En este contexto histórico-social se desenvolvió Liane de Pougy, nacida Anne Marie Chassaigne (Región del Loira, 1869-1950), cuya vida, como la de otras mujeres de su época, daría para una larga novela. Educada en un estricto colegio religioso, se casó muy joven con un militar amigo de la familia. El matrimonio duró poco pues el marido la maltrataba.



Pougy huyó entonces a París, ejerciendo como ‘demi-mondaine’, que era el nombre que recibían las bailarinas que se dejaban ‘proteger’ por ricos caballeros. Convertida en estrella del Follies Bergère, su lista de amantes â€"de ambos sexos- incluye a figuras como el Príncipe de Gales, el Rey de Portugal y Maurice Rothschild, entre otros muchos, junto a intelectuales como Gabriele D’Annunzio.

La 'Belle epoque' fue una etapa de optimismo

La 'Belle epoque' fue una etapa de optimismo

Amadrinada por Valtesse de la Bigne -una destacada cortesana del Segundo Imperio que había sido amante de Napoleón III y había inspirado a Zola el personaje de Nana- Pougy se convirtió en icono de la ‘Belle epoque’, incluso por delante de otras dos figuras de la época: la española Carolina Otero â€"conocida como ‘la bella Otero’- y Emilienne d’Alençon, quién, además, fue su amante.

En la cúspide de su carrera â€"y de sus escándalos- conoció a la caprichosa multimillonaria estadounidense Natalie Clifford Barney, de la que se enamoró. El idilio duró poco más de un año, pero quedó fielmente plasmado en ‘Idilio sáfico’, sobre la que volveremos.

Posteriormente contrajo matrimonio con el príncipe rumano Georges Ghika, al cual su familia desheredó por ello. Convertida en princesa, la inquieta Pougy sentó la cabeza y la pareja duró hasta la muerte de Ghika. Tras enviudar, la ex-cortesana tomó los hábitos de la Orden Terciaria de las Dominicas y dedicó el resto de su vida a la oración, adoptando el nombre de Ana María de la Penitencia. Sentimos habernos demorado tanto en apuntar sus rasgos biográficos pero, realmente, éstos resultan dignos de una película y son, casi, más interesantes que su obra.

Natalie Clifford Barney

Natalie Clifford Barney

Cuando estaba en la cima de su carrera, Pougy decidió escribir novelas. Como en ellas mostraba sus inclinaciones sexuales y mezclaba habladurías y realidad â€"el morbo siempre vende- su éxito fue fulminante y le proporcionó una aureola legendaria.

En éstas se encontraba cuando apareció por París una hermosa joven de veintitrés años, multimillonaria, caprichosa y liberal, que entretenía sus ocios en viajar y escribir: Natalie Barney. No es de extrañar que la bisexual Pougy, que entonces contaba ya treinta años, y la veleidosa joven comenzaran un idilio que escandalizó a toda la sociedad parisina, pues no se recataban en mostrar su afecto en público y, aunque aquella época era más liberal que otras posteriores, no estaba preparada para sensaciones tan fuertes.

La joven americana, también bisexual, se había instalado en París y abierto salón, cosa muy común en la alta sociedad de entonces, rodeándose de una cohorte de mujeres que, como ella, no hacían ascos a ningún sexo, y de hombres â€"éstos sí- abiertamente homosexuales. Convertida en sacerdotisa del placer, sus amantes de uno y otro género se sucedieron a ritmo vertiginoso, en una vida consagrada por igual a la intelectualidad y al erotismo. Y, en su honor, debemos decir que a muchos de ellos los ayudó económicamente o los protegió como mecenas de sus obras.

Así se encontraron estas dos divas que â€"por fuerza- tenían, o bien que chocar, o bien que enamorarse. El resultado fue el segundo y su romance, como decíamos, duró algo más de un año.

Fruto de éste ha quedado la novela ‘Idilio sáfico’, no publicada hasta ahora en España, y que, por tanto, cuenta la historia de estas dos mujeres, ocultas bajo los seudónimos de Flossie y Annhine, su enamoramiento y sus arrebatos de sensualidad. Pero también es un excelente retrato de la ‘Belle epoque’ y una visión del París elegante y refinado de fin de siglo, capaz de todos los excesos pero también de geniales obras de arte. En la obra se suceden intrigas, amantes, infidelidades, riqueza y, al fin, el ‘mal del siglo’, esa decadente languidez tan extraordinariamente plasmada por autores como Proust.

Retrato de la época

Retrato de la época

Formalmente, la novela, que no carece de cualidades literarias, se enmarca en la estética modernista. Una bella prosa, repleta de imágenes refinadas e inteligentes, y que no desdeña una evidente sensualidad e incluso un velado erotismo.

La novela resulta interesante, por tanto, como retrato de una época, al margen de que se compartan los gustos de Pougy o no. En este sentido, que nadie espere pornografía. Estamos hablando de una época en que la elegancia era una máxima. Por cierto, qué distinta a la actual, bastante soez y chabacana, en la que fulanas, chulos, violadores y demás ralea se pasean como figuras de mérito por los platós de televisión.

Fotos: Liane de Pougy: G: Dallorto en Wikipedia | ‘Belle epoque’: PKM en Wikimedia | Natalie Barney: G. Dallorto en Wikipedia | Retrato de la época: Infrogmation en Wikimedia



More Recent Articles



Click here to safely unsubscribe now from "LeerGratis.com" or change your subscription or subscribe

 
Unsubscribe from all current and future newsletters powered by FeedBlitz
Your requested content delivery powered by FeedBlitz, LLC, 9 Thoreau Way, Sudbury, MA 01776, USA. +1.978.776.9498

 



¡Obtén la mejor experiencia en la web!
Descarga gratis el nuevo Internet Explorer 8
http://downloads.yahoo.com/ieak8/?l=e1

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com